• Familiares de María José Zambra exigen justicia en una manifestación en el puente El Libertador de La Serena.
  • La PDI realiza indagaciones para esclarecer las circunstancias en que murió María José.
Crédito fotografía: 
El Día / Cedida
La joven madre estuvo desaparecida por 50 días, hasta que fue encontrada sin vida en Las Compañías. La familia ha acusado un lento desarrollo de las investigaciones y para hoy esperan una nueva reunión con la PDI.

Mañana se cumple el primer mes en uno de los casos más complejos que han investigado en el último tiempo en la Región de Coquimbo. El sábado 19 de octubre fueron encontrados los restos de María José Zambra, mujer y madre serenense que estaba desaparecida desde el 29 de agosto y cuya causa de muerte aún es un misterio.

Para la mañana de hoy quedó fijada una reunión entre los familiares y los detectives de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), quienes indagan el hecho, según confirmó a El Día Leidy Zambra, hermana de María José. El movimiento podría ser para la familia la posibilidad de acercarse  a algún avance concreto, que mantenga la esperanza para encontrar la justicia que tanto buscan.

Tan complejo es, que el fiscal regional Adrián Vega se encuentra investigando con una dotación de funcionarios dedicados preferentemente al caso y junto a la fiscal Fabiola Celis tienen la responsabilidad de esclarecer un homicidio que además de crudo, deja un montón de interrogantes y encontrar a un sospechoso no ha sido una tarea fácil.

El calvario

María José fue vista por última vez el 29 de agosto, cuando fue a dejar a sus dos hijos al colegio. Era un día como cualquier otro, pero la mujer no volvió a casa. Sus familiares la esperaron toda la noche y hasta la fecha no han podido dormir tranquilos.

No era común que se fuera sin avisar a nadie, su casa y su familia eran su vida entera, por lo que al día siguiente de su desaparición pusieron una denuncia por presunta desgracia. Los días pasaron y comenzó una búsqueda incansable por toda la comuna y con poca confianza en los movimientos que realizaba la policía para encontrarla.

50 días permaneció desaparecida María José Zambra, joven madre serenense que fue encontrada muerta en Las Compañías.

Pasó septiembre y la desesperación crecía, las búsquedas se ampliaron al litoral y a la comuna de Coquimbo, pero no hubo resultados, hasta el 19 de octubre.

Ese día, las hermanas de María José se enteraron que habían encontrado restos humanos bajo el Puente El Libertador, de Las Compañías, y de inmediato pensaron que se podía tratar de ella. Llegaron al lugar, pero no pudieron confirmar nada, hasta que en redes sociales comenzó a circular una imagen del cuerpo y Leidy reconoció el tatuaje que se habían hecho juntas. Luego vino la confirmación oficial, con las pericias realizadas a los restos.

Hermetismo y movimientos de la Fiscalía

El impacto fue total. Nadie del entorno de María José encuentra explicaciones para lo que sucedió para la Fiscalía tampoco parece no ser un caso fácil de esclarecer y desde la familia han criticado el “lento accionar de la policía” tanto en su búsqueda como en las indagaciones por el homicidio.

Desde la Fiscalía indican que “se está investigando”, pero aún no se han reportado avances concretos, por lo que el caso estaría lejos de resolverse. Según informaciones entregadas por cercanos a la víctima, las labores de los persecutores durante los primeros días se han orientado a acotar el universo de sospechosos, ante los nulos indicios en pericias que permitan tener a un mes, un imputado claro.

Redes sociales para verificar los últimos contactos de Zambra fueron los primeros movimientos, desde donde se podrían sacar pistas importantes. A eso les han seguido las interrogaciones a su círculo de contacto y habría una lista de personas que habría comprado bolsas de basura en el sector donde se encontraron sus restos, para encontrar nuevas líneas de investigación.

Las esperanzas de la familia ahora se concentran en la reunión de hoy, en la que esperan poder evidenciar avances y no dejar no dejar pasar otro mes más sin respuestas.

Madre, seria y reservada

Sus familiares la describen como “seria y reservada, pero alegre y muy unida con sus familiares”. El día de su desaparición había ido a dejar a sus hijos al colegio. “Hablaba poco y no tenía problemas con nadie”, además de ser “tranquila” y sin vicios, indican, por lo que se hace aún más difícil de comprender por qué murió en tan duras circunstancias. Vivía con sus padres y sus dos hijos, de 7 y 11 años de edad.

En el sector del puente El Libertador, sus familiares levantaron un tótem en el cual escribieron que “Esta lucha también es por ti”, en el contexto de las protestas que se extienden también por un mes en todo el país. “Estado negligente y patriarcal”, se lee en la parte baja de la estructura, en medio de un ambiente en que se han agrupado un sinfín de demandas sociales de todo tipo.

Anteriormente, familiares y vecinos ya se habían tomado el puente para exigir justicia, apoyados por agrupaciones feministas y ahora buscan que el Estado no deje impune su muerte.

 

CRONOLOGÍA

29 de agosto / María José Zambra (30) fue vista por última vez cuando salió a dejar a sus dos hijos al colegio. No volvió a su casa, lo que motivó a su familia a poner una denuncia por presunta desgracia.

19 de octubre / Transeúntes encuentran restos humanos en al interior de bolsas de basura en el puente El Libertador de Las Compañías. Las pericias determinaron que se trataba de María José Zambra.

24 de octubre / Familiares, amigos y vecinos, apoyados por agrupaciones feministas se tomaron el puente en protesta por el “lento actuar de las policías” y para pedir que se haga justicia por la muerte de María José.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día