Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Tras conocerse las denuncias de vecinos de la población Francisco de Aguirre, nuevas versiones han surgido, pues hay quienes afirman que esta sensación de inseguridad se ha hecho permanente y existen nuevos focos. Asimismo, hay otros sectores de la ciudad donde el comercio sexual intenta huir de las manos de la acción de las autoridades.

Tras conocerse de voz de vecinos del sector de calle Benavente de lo que estaría sucediendo en un edificio de departamentos en la población Francisco de Aguirre, en que se estaría ejerciendo el comercio sexual -aparejando otras situaciones como el tráfico de drogas y la entrada y salida de personas que no son habituales- se han abierto opiniones más en concreto de una problemática que es completamente nueva en este barrio.

Sin embargo, nuevos testimonios refuerzan estas denuncias, lo que por cierto preocupa a las autoridades y a las policías, aunque es evidente que la muerte del cirujano Marcelo Caqueo Urizar, kinesiólogo y cirujano dentista originario de Iquique, abrió la “caja de pandora” en torno a lo que sucede en la población Francisco de Aguirre y lugares aledaños. Si bien es cierto los vecinos del sector se han contactado con las autoridades frente a este materia, los residentes reconocen que el ambiente se ha hecho cada vez más tenso en el lugar.

De acuerdo a un vecino que vive a pocas cuadras del lugar, y que pidió conversar con nosotros en “off”, estas problemáticas no sólo tienen lugar entre los departamentos de calle Benavente, sino que también se repiten en otros puntos del barrio. “En efecto, desde hace meses que el sector no es el mismo, porque no solamente en ese edificio hay problemas. También se ven muchas situaciones cerca de una botillería y grupos de personas en los alrededores quienes, se nota, andan buscando droga o están dedicados al tráfico. Incluso, se les ve en lugares y plazas cercanas después del toque de queda, lo que resulta bastante contradictorio y peligroso”, señaló este lugareño.

A su vez, insistió en que “se ve mucho movimiento de vehículos, donde incluso mujeres entran y salen de éstos”, lo que se suma a la denuncia de otros vecinos publicada por diario El Día en su edición de ayer martes, quienes ratifican que incluso en viviendas particulares se han visto eventos de estas características.

Asimismo, reconoció que en casas ubicadas más hacia el oriente se han oído algunas “fiestas” en viviendas, con presencia de muchos extranjeros, las que se desarrollaron por largas horas, incluso en el fin de semana del 21 de mayo pasado, donde apareció muerto tras ser herido el profesional ariqueño, sin necesariamente atribuir una relación con el deceso de Caqueo, cuyo cuerpo fue precisamente encontrado en las afueras de una botillería del barrio, misma zona protagonista de estas “singulares” festividades.

“Son hechos que se repiten, a lo que se suma, según mi opinión, un menor control de las policías y militares durante la noche por ese sector”, confidenció el vecino, que asegura estar viviendo hace muchos años en ese barrio y haber notado “un cambio total”.

 

Realidad que no quieren repetir

Si bien se tratan de hechos “en embrión” los que tienen lugar en la población Francisco de Aguirre, sus vecinos esperan sean abordados antes que sea demasiado tarde.

Misma problemática que por años han enfrentado vecinos del casco histórico, que recordemos a fines del 2020 se alegraban por el cierre de la “Casa Rosada” en calle Lautaro en pleno centro de La Serena. Sin embargo, según informaciones entregadas por vecinos del sector, señalan que el comercio sexual se ha seguido ejerciendo de forma solapada en algunas casas, discretamente. “En efecto, se sabe que la Casa Rosada se cambió cerca de Cantournet”, confidenció una vecina.

Al respecto, las autoridades y las policías señalan que han existido labores de coordinación, aunque mantienen la reserva del detalle de sus investigaciones, para no dar ningún margen a las acciones de grupos ilícitos.

Sin embargo, el gobernador de la Ptovincia de Elqui, Marcelo Gutiérrez, aseguró a El Día que “nos hemos reunido con las distintas autoridades de seguridad pública, de Carabineros y la PDI, además de nuestro coordinador regional de Seguridad Pública, Rolando Casanueva. Esto con el objetivo de enfrentar la prostitución en el sector de calle Benavente y en la zona céntrica de la Serena. Para eso hemos establecido una mesa contra el trabajo sexual, y esperamos en el breve plazo tener como resultado el cierre de nuevos prostíbulos. Estamos trabajando con rondas extraordinarias”.

En tanto, el prefecto de Coquimbo, coronel Carlos Rojas, señala que “en el caso particular de calle Benavente realizamos la denuncia en el Ministerio Público por lo ocurrido el pasado 21 de mayo. Señalar que hay una investigación respecto a ese hecho, no me referiré en lo puntual pero queremos reiterar que los servicios policiales siguen siendo permanentes y los locales que están desarrollando actividades fuera de la norma están siendo controlados por Carabineros”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X