• El general de Carabineros, Jorge Tobar, espera que el Plebiscito se realice sin mayores inconvenientes.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El alto oficial señaló que la planificación para el plebiscito está lista hace semanas y que el objetivo es que la gente se movilice y pueda votar segura y tranquila. También aseguró que en los nuevos protocolos se estaría aplicando el diálogo antes de actuar.

El general de Carabineros, Jorge Tobar, en entrevista con El Día, explicó el actuar de la institución en las últimas manifestaciones y recordó que, en primera instancia, están buscando el diálogo antes que los enfrentamientos.

-¿Cuál es el balance que hace de las manifestaciones del 18 de octubre?

“Hubo 31 detenidos a nivel regional, en su gran mayoría corresponde a los controles que se efectuaron en los procedimientos anteriores al nacimiento de las marchas o manifestaciones, van en la vía del no cumplimiento de las restricciones del artículo 318 del Código Penal respecto de los temas sanitarios que hasta el día de ayer (anteayer) imperaban dentro del marco jurídico, ahora ya no, porque estamos en fase tres”.

-¿La situación que se dio fue como ustedes esperaban  o fue más allá?

“Siempre nosotros planificamos todo teniendo en cuenta los peores escenarios, pero siempre con la actitud y el ánimo de esperar lo mejor de la gente. A pesar de que estábamos muy bien preparados, teníamos el optimismo de que todo iba a transcurrir bien, tranquilamente, entendiendo que la gente tiene el derecho humano de manifestarse y los Carabineros no solo reconocemos ese derecho, sino que también lo protegemos como garantes de los derechos humanos que somos, pero lamentablemente no sucedió así, no hubo el ánimo propiamente de manifestarse, porque lo que vimos, a pesar que había unas pocas personas para manifestarse pacíficamente, fue una fuerza arrolladora de una actitud contraria a lo pacífico, de una actitud destructora de los bienes públicos y privados, un comportamiento que en algunas ocasiones rayó en lo criminal al atacar a Carabineros, sin ninguna motivación mediante, pero también debemos entender que el despliegue que tuvimos fue bastante exitoso en el sentido de que logramos contener en el mismo lugar geográfico donde nacen las marchas estos movimientos, sin que lograran, a través de marchas por las comunas, un circuito de destrucción”.

-¿Plantea que los que marcharon pacíficamente fueron bastante inferiores a los que salieron a destruir?

“Sí, porque definitivamente ni siquiera hubo una marcha, ni siquiera lograron, quienes querían expresarse pacíficamente, llevar a cabo una marcha pacífica, una marcha en que se dieran a conocer sus preferencias o lo que quisieran expresar en el espacio público. Eso no ocurrió, porque hubo una situación mucho mayor que planificó completamente lo contrario”.

-¿Según las redes sociales podría haber manifestaciones en estos días nuevamente, están preparados para distribuir de manera distinta el personal?

“Siempre nosotros tenemos el deber de prestar el mejor servicio a la comunidad, con un servicio de calidad y este servicio de calidad siempre está basado en la innovación. Nosotros sometimos a evaluación todo lo que hicimos ayer (anteayer), nos reunimos y ciertamente que va a haber innovaciones respecto del despliegue, única y exclusivamente en beneficio de la protección de la comunidad”

-¿Y acá en la zona pasó como lo que ocurrió en Santiago y como dijo el director general de Carabineros que quedaba claro quiénes eran los agresores y quiénes eran los pacíficos?

“Por supuesto que sí,  aquí se notaron claramente las diferencias. Yo creo que ese síndrome fue nacional y fue percibido por todos”

-Pero en Santiago fue minoría los que se enfrentaron violentamente, lo mayor fueron dos barras que se enfrentaron, usted dice que acá la mayoría fueron violentos.

“Por lo que pude ver en las noticias de Santiago hubo dos iglesias quemadas y bastantes saqueos. No estuve en Santiago, pero por lo que percibo de los medios de comunicación, fue bastante violento. Aquí ocurrió que quienes se quisieron manifestar fueron dañados por quienes quisieron violentar la ciudad”.

-¿Para el plebiscito tienen preparado un plan especial?

“La planificación para el plebiscito ya está lista, su proceso de diseño terminó hace un par de semanas. Se construyó la planificación, se consensuó, se dio a conocer a todos los involucrados y responsables, tenemos el equipamiento para llevarlo a cabo. Hay una gestión de conocimiento de entregarle a cada uno de los Carabineros cuál es su misión y objetivos que deben perseguir, así que eso ya está andando. Como toda planificación que tiene una propiedad de flexibilidad a medida que van aconteciendo algunos hechos vamos implementando o aplicando modificaciones”.

-¿Ustedes están aplicando un nuevo protocolo, cómo ha sido?

“El diálogo es un protocolo dentro de los otros que existen con respecto al orden público, que responde a los primeros pasos con que Carabineros debe actuar al momento de enfrentarse a una manifestación. Si esta manifestación está conculcando derechos constitucionales de terceros, ciertamente que Carabineros tiene que comenzar un diálogo tratando de acercar posiciones para lograr que esto no siga progresando y eso se está aplicando”.

-¿Y cómo pueden aplicar este protocolo cuando hay personas violentas?

“Ese es un tema complejo, porque los Carabineros se ven sometidos a enormes presiones que van en sentido contrario a su propia seguridad personal. Los Carabineros al momento de dialogar están enfrentando graves peligros, pero lo estamos haciendo y existen distintos métodos. Hay dos acontecimientos que hablan muy bien del uso del diálogo, por ejemplo, lo que ocurrió en el mercado de Coquimbo cuando fue tomado, se aplicó el diálogo por personal territorial y fue exitoso, y lo que ocurrió en Huachalalume con las barricadas de personas que viven en el contorno a la cárcel y concurrieron para manifestar un malestar que tenían por situaciones que ellos dicen no han sido cumplidas. Ahí también hubo un diálogo donde se logró conciliar posiciones y que terminara pacíficamente”.

-¿Algunos colegas dicen haber tenido la percepción que el gas que se arrojó sería bastante más fuerte que el que se usa habitualmente, qué puede decir de eso?

“El gas que se utilizó es el mismo de siempre y es el que cumple la norma internacional. Carabineros en el orden público tiene que cumplir estándares de derechos humanos y esos estándares implican que todos los elementos que utilice para el restablecimiento del orden público tiene que cumplir ciertos requerimientos técnicos”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día