• En el servicentro Shell de Cuatro Esquinas con Balmaceda terminó el vehículo en que se movilizaba un solitario asaltante que se dedicó al robo de estos locales la noche del miércoles.
Crédito fotografía: 
Cedida
Su botín fue dinero, líquido de frenos, agua destilada, cigarrillos e incluso galletas y chocolates. Al ser detenido por funcionarios de Carabineros, les dijo que había cometido los delitos para llamar la atención. No tenía antecedentes delictuales y el vehículo en que se movilizaba no tenía encargo por robo.

Hasta los funcionarios policiales quedaron sorprendidos por el actuar del detenido, quien no contaba con antecedentes policiales y que cuchillo en mano asaltó y robó en seis servicentros, desde donde sustrajo cosas tan inesperadas como líquido de frenos.

El periplo lo inició este sujeto cuando eran pasadas las 20:50 horas del miércoles, movilizándose en un automóvil  marca Chevrolet y premunido de un cuchillo. Así llegó hasta la Copec de Avenida Colo Colo, desde donde se llevó una magra suma de dinero.

Testigos señalan que actuó de manera violenta y que no se le vio muy seguro ni con claridad de lo que buscaba, pero una vez cometido el delito, huyó raudamente del lugar a bordo del automóvil en el que se movilizaba.

Como no quedó conforme con el primer botín, aproximadamente una hora después, llegó al servicentro Copec de calle Gabriel González Videla, donde obtuvo algo de dinero y se llevó algunos productos que no fueron especificados.

Continúa la carrera

Pero la carrera no terminó allí, puesto que posteriormente se le vería en la estación de servicios Shell ubicada en la Ruta D-43 con Amanecer, donde procedió con el mismo modus operandis, pero era grabado por las cámaras de seguridad.

También actuó rápido y amenazando a los trabajadores con el cuchillo que portaba, para posteriormente retirarse.

A estas alturas, Carabineros ya había sido alertado de los asaltos anteriores y buscaba afanosamente un vehículo marca Chevrotet de color oscuro del tipo city car.

Según el prefecto de Carabineros Carlos Rojas, habrían sido fundamentales los datos entregados por los afectados que aportaron con las características del asaltante y del automóvil en el cual se movilizaba.

“Fue la propia gente afectada la que fue dando las características de este sujeto y también las del vehículo en el cual se movilizaba. Por lo tanto, desde el primer robo que ocurrió a las 20:50 horas, dimos cuenta al fiscal del Ministerio Público, quien en esta oportunidad entregó los antecedentes investigativos a la SIP de Carabineros, que se empezó a efectuar el encargo de este vehículo sin la patente, porque no la teníamos en ese minuto, pero después se revisaron las cámaras y pudimos obtenerlas y alertar a los distintos dispositivos”, narró el coronel.

La cuarta estación en esta ruta del asalto fue la bencinera Copec de calle Talca con Alessandri. A estas alturas el antisocial había recaudado dinero, algunos productos para vehículos, como líquido de frenos, agua destilada y también algunos comestibles como galletas y chocolates.

Una vez cometido este cuarto delito, ya cerca de las 23:00 horas, se le volvió a perder la pista, aunque los funcionarios de Carabineros ya tenían plenamente identificado el vehículo y lo buscaban por distintas partes de la comuna, principalmente donde hay estaciones de servicio.

Así fue como cerca de las 12 de la noche, llegó hasta la Copec de calle Balmaceda, a la altura del paradero 12, donde incluso rompió un vidrio del Punto Copec, desde donde sacó dinero, cigarrillos y algunos productos comestibles, para salir rápidamente por calle Balmaceda hacia el norte. Esta vez, hacia el servicentro Shell de calle Balmaceda con Cuatro Esquinas, donde fue avistado por funcionarios policiales y se inició una persecución.

En esta huida, el sujeto perdió el control del automóvil que conducía y quedó a escasos centímetros de los dispensadores de bencina del lugar.

Fue reducido y trasladado al cuartel policial, terminando así su periplo delictivo de la noche.

“Lo que más nos llama la atención es que fueron delitos bastante particulares, porque generalmente el delincuente tiene un objetivo. Por ejemplo, dinero o especies de fácil reducción. En este caso es distinto, porque en algunos eventos roba dinero, en otros roba cigarros y en uno de los servicentros líquido de frenos, agua destilada para vehículos, por lo que el modus operandis es bastante inusual”, señala el coronel Carlos Rojas.

Otro hecho que sorprendió a los funcionarios policiales, es que tras ser detenido les declaró que había cometido estos delitos solo para llamar la atención, por lo que lo convierten en un delincuente bastante sui generis.

Durante el día jueves, pasó a control de detención, en tanto que el propietario del vehículo fue ubicado por funcionarios policiales.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día