Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Un individuo de 28 años fue baleado junto a un amigo mientras se encontraba estacionado en el sector de las parcelas del lugar. Él falleció en el hospital de La Serena, mientras su acompañante –hasta el cierre de esta edición- estaba siendo tratado en el recinto San Pablo de Coquimbo. Todavía no se conocen los motivos de lo sucedido pero los vecinos sospechan que se trató de “un tema de drogas”, ya que aseguran que desde hace al menos tres años, el tráfico, fundamentalmente de pasta base, ha penetrado fuertemente en la juventud.

En la multicancha de la Caleta San Pedro, la señora Sandra y sus hijos Carlos y Alonso aprovechan la mañana, ya que saben que durante la tarde no podrán ocuparla. Aseguran que desde hace un tiempo aquel recinto habilitado para el deporte y la recreación, se rodea de sujetos que transan y consumen droga “a diestra y siniestra”, algo que tendría al otrora tranquilo sector serenense convertido en “nido de narcos”. 

Crónica de una muerte anunciada

“Esto iba a pasar  en cualquier momento. Cuando está el vicio metido, cuando está la plata, siempre termina corriendo sangre”. Con esta decidora frase, Sandra describe el hecho que ocurrió la tarde del miércoles en la intersección de Las Dunas con San Pedro, en el sector de las parcelas de Caleta. En ese lugar, pasadas las 19:00 horas, un individuo recibió 15 impactos de bala en diferentes partes de su cuerpo, mientras se encontraba al interior de un automóvil estacionado junto a otro sujeto que también resultó herido. Tras recibir el ataque ambos llegaron por sus propios medios al hospital San Juan de Dios de La Serena donde fueron intervenidos. 

No corrieron la misma suerte. Mientras J.D.C.N de 35 años logró zafar y al cierre de esta edición se encontraba fuera de riesgo vital siendo tratado en el hospital de San Pablo de Coquimbo hasta donde debió ser trasladado, el menor de los involucrados C.P.E.P (28) falleció debido a la gravedad de sus heridas. 

Hermetismo en la PDI

Desde la PDI no entregaron mayores antecedentes y sólo señalaron que estaban realizando diligencias para esclarecer lo sucedido. Sin embargo, tal como asegura la señora Sandra, todo apunta a que se trataría un tema vinculado al tráfico, aunque nada está claro todavía. 

Impactados

En la zona más céntrica de la Caleta San Pedro, al norte de la controversial multicancha, los habitantes están impactados por lo sucedido. Algunos no conocían el hecho, sin embargo otros estaban enterados de todo e incluso sintieron los disparos.  Loreto Canales y su sobrino de 12 años, estaban en su casa viendo televisión cuando les llamó la atención la serie de “estallidos” y sintieron pánico. No supieron de lo que se trataba hasta la mañana cuando leyeron las noticias en los medios digitales y se sorprendieron, aunque admiten, era algo que podía haberse evitado si hubiese mayor seguridad. Claro, ellos también sospechan que se trata de un tema de drogas.  

“Aquí estamos viviendo una situación bien complicada hace algún tiempo, yo te diría que desde los últimos tres años. Ha llegado muy fuerte la pasta base y eso tiene a los niños metidos en el vicio. Además de los que vienen de afuera, o a vender acá. Está la embarrada”, asegura la mujer. 

Agrega que su preocupación mayor son los más pequeños, como su sobrino a quien vigilan permanentemente “para que no se vaya a descarrilar” tal como otros menores que ya antes de los 15 están atrapados en el flagelo. 

Pide mayor presencia policial, aunque entiende que es difícil por la contingencia que vive hoy el país en el marco del estallido social, pero debería ser así cuando todo se normalice. “Creo que los carabineros están sólo durante el verano y el resto del tiempo se olvidan de Caleta San Pedro”. 

Años buscando solución

Pero, ¿cómo se soluciona el problema? El presidente de la Junta de Vecinos de Caleta San Pedro José Cariaga, lamentó el homicidio del joven de 28 años, pero aseguró que si no se realizaba una intervención importante hechos como estos podrían seguir sucediendo. “Nosotros aquí hemos estado intentando eliminar la delincuencia, la drogadicción, pero el problema es que no tenemos apoyo de nadie, ni siquiera de Carabineros. Hasta ahora yo me he reunido con todos, con el último capitán que llegó, también, pero no hemos tenido resultados”, enfatizó. 

Respecto a la principal problemática, insistió en que era el tráfico y consumo de drogas, y sindicó también a la multicancha como el foco de estos ilícitos. “Este lugar al principio funcionaba, pero ahora es un verdadero potrero. Los niños pueden jugar, pero muy poco si no están sus padres, porque un lugar así se presta para la drogadicción. A veces los niños están jugando y los jóvenes están fumando, y eso no puede ser”, expresó el dirigente. 

“Autos sospechosos"

Tras hablar con los vecinos nos trasladamos exactamente donde tuvo lugar el crimen. Allí, personal de la Brigada de Homicidios de la PDI, todavía realizaba diligencias. Quisimos tener algún indicio pero hubo total hermetismo ya que “cualquier información podría entorpecer la investigación”. 

Pero Fernando Alliende, quien vive en una de las parcelas cercanas, sí entregó su visión, evidentemente preocupado por lo que viene sucediendo desde hace algún tiempo. Asegura que es común ver situaciones a lo menos “sospechosas”, en ese lugar. Automóviles estacionados esperando a que lleguen sujetos a pie o en otros  vehículos, para luego interactuar por algunos minutos y separarse. No se sabe si en esta situación la dinámica de los hechos fue similar, pero es una de las hipótesis.

“Lo que pasa que en este sector, particularmente en este camino, tanto desde el centro de eventos para acá, como para las vegas norte, ocurren siempre situaciones de delincuencia. Vienen a hacer sus tratativas por acá, y se van. Se ven automóviles estacionados en estos lugares estacionados en la noche en este lugar alejado de la ciudad que se prestan para este tipo de cosas”, sostuvo Alliende. 

Carabineros responde

Consultados sobre lo que está pasando en general con la seguridad en Caleta San Pedro, el capitán de la Primera Comisaría de Las Compañías, Rodrigo Hidalgo señaló que no entregaría declaraciones debido a que “estaba muy ocupado”.

Sin embargo, el general Jefe de la IV Zona, Ramón Alvarado, sí accedió a entregar información desde que ellos tomaron el procedimiento en el hospital de La Serena. “Fueron dos individuos los que llegaron al servicio de Urgencias, a bordo de un vehículo. El acompañante lamentablemente falleció producto de 15 impactos de bala, y la otra persona, que era el conductor sólo presentaba una herida en una de sus piernas. De ahí se le dio cuenta al Ministerio Público y se determinó que fuese la Brigada de Homicidios de la PDI quienes continuaran con todo el proceso indagatorio”, expresó el general. 

Respecto al presunto aumento de tráfico de drogas que está generando sensación de inseguridad en Caleta San Pedro, Alvarado indicó que no podía referirse a este particular ya que si existieran procesos respecto a este tema estarían en la Fiscalía y cualquier información podría interferir en cuanto a algún proceso investigativo. 

En relación a que se haya descuidado esta zona, especificó que no era así. “Nosotros estamos constantemente haciendo prevención respecto al tema drogas y hemos tenido resultados positivos. Aunque debemos admitir que esto que sucedió es muy preocupante. El que una persona reciba 15 disparos quiere decir que hay un ensañamiento absoluto”, concluyó. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X