Crédito fotografía: 
El Día
"Fue la noticia más triste de mi vida", expresó la mujer durante su intervención, en la que ofreció detalles sobre cómo transcurrió esa jornada.

María Cecilia Zepeda, esposa del Sargento 2º Hans Knopke, uno de los funcionarios que murió el 11 de noviembre de 2016 en la Ruta D-43, finalmente ofreció su testimonio este jueves en la décima jornada del juicio oral que marca el denominado caso carabineros.

"Fue la noticia más triste de mi vida", expresó la mujer en su corta intervención, en la que ofreció detalles sobre cómo se enteró del fatídico suceso y lo que sucedió posteriormente.

“Alrededor de las 15:00 horas él salió a su turno y como nunca, se fue a despedir de mí, era algo que no hacía habitualmente. Me mira y le digo que se cuidara, él me dice que estuviera tranquila que nos veíamos a la noche, y después de eso yo no lo vi nunca más con vida”, recordó.

Zepeda, quien también trabaja para la institución policial y actualmente tiene el grado de Sargento 2°, comentó que ese día ella estaba de primer turno, mientras que su esposo cumplía el segundo.

LEA TAMBIÉN: Viuda de Carabinero habla por primera vez luego de la tragedia que enlutó a la institución

Agregó que mientras él salió a hacer el patrullaje a Ovalle, ella fue al centro de Coquimbo con sus dos hijas en horas de la tarde, cuando la llamó el mayor Ricardo Arriagada, de la primera comisaria de Carabineros en La Serena para contarle lo que había sucedido.

“Me llama mi jefe directo y le pregunto qué estaba pasando. Él me dice ´hija tengo que ubicarte urgente, pasó algo grave`. Me dijo que mandaría a Carabineros donde yo estuviera para ayudarme, yo le dije que estaba con mis hijas y que me dijera que pasaba. Él me dice hija, el pelaito, como el cariñosamente le decía, tuvo un accidente y que no me podía decir por teléfono. Yo le exigí que me dijera que estaba pasando y él me dice ´el pelao se nos fue`”, detalló.

Luego relató que llegó a casa de sus padres, quienes ya se habían enterado. En el hogar de sus progenitores, el jefe de la zona le ratificó la noticia.

“Cuando me dice eso mi vida se destruyó, la mitad de mi alma. ¿Cómo yo iba a enfrentar con dos niñas pequeñas que su padre ya no estaba, que su padre se había muerto? ¿Cómo le explico a una niña de seis años que su papá no está”, agregando que “al llegar a casa me desvanezco y me voy a los brazos de mi papá. Llegó mi jefe y me explicó lo que pasó. En ese momento uno no entiende, no entiende por qué a uno le pasan estas cosas. Yo no creía lo que había pasado”.

Durante este jueves continúan las declaraciones de testigos para esclarecer un hecho que conmocionó a la región.

 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X