• En la imagen, Patricio Neuber y tras él, el cerco de alambres que los delincuentes destrozaron el día del último robo
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Los cuatro robos sufridos por el matrimonio Neuber-Muñoz ejemplifican la crítica situación que vive el balneario, donde los vecinos del pueblo acusan la existencia de bandas organizadas y la masiva presencia de drogas. Desde Carabineros aseguran que con los 18 funcionarios con los que cuenta el retén es suficiente para frenar a los antisociales pero que igualmente intensificarán los patrullajes.

Mediodía en Guanaqueros y alguien toca la puerta en la casa de Laura Rosales. La mujer, quien vive con su madre desde hace más de 20 años en el pueblo, confiada, se levanta para abrir. Nada extraño podía suceder, o al menos eso era lo que creía. “Acá nos conocemos todos y pensé que era la vecina que siempre viene a conversar”, dice, acelerada mientras cuenta lo que pasó. 

No era su amiga quien la visitaba. Ante sus ojos vio a dos personas, un hombre y una mujer que primero le preguntaron por una dirección, y luego le pidieron dinero, a lo que la dueña de casa se negó. 

Sin insistir demasiado, los individuos se marcharon. Pero a la mujer quedó con dudas, ya que jamás había visto a estas personas. 

Días más tarde se enteró que a otros habitantes del sector les pasó lo mismo y en todos quedó la misma impresión: “En algo raro andaban los sujetos”. 

Nadie lo ha podido confirmar y en la policía no existe ninguna investigación al respecto. Sin embargo, en el entorno están convencidos que los individuos son los encargados de hacer un “rastreo” de las casas que se encuentran desocupadas por la temporada de verano para posteriormente “datear” a otros antisociales, quienes serían los responsables de una aparente “ola de robos” que se produce en la zona. “Operan así, esto ya lo hemos conversado con las juntas de vecinos y los habitantes más antiguos, porque Guanaqueros está muy mala”, consigna otra habitante del balneario, Marisol Zambra, quien agrega que la situación “ya no da para más”. 

Patricio Neuber y Regina Muñoz,  matrimonio que fue a vivir a Guanaqueros para descansar luego de años de trabajo, no han podido hacerlo debido a los constantes robos. 

ROBOS QUE SE EXPANDEN

Según los vecinos, hace unos 5 años los hechos de delincuencia eran aislados, pero ahora son pan de cada día, y no sólo en el pueblo. A la entrada de la localidad, en el sector de Las Lisitas, lo que ha vivido el matrimonio compuesto por Patricio Neuber y Regina Muñoz es un claro ejemplo de lo que sucede. 

Llevan cuatro años viviendo en el lugar, donde llegaron para disfrutar de la tranquilidad luego de una vida de trabajo, y les han entrado a robar en cuatro oportunidades. “Todo un chiste”, dice Patricio, cuando llegamos a su casa, una vez más, luego del lamentable episodio. 

Ya habíamos estado en su domicilio en el mes de octubre luego que también fueran víctimas de la delincuencia. En esa oportunidad los ladrones estuvieron adentro de la morada y, de hecho, hubo tiempo para comer, pero esta vez el delito fue diferente. 

EL KARMA DE UNA NOCHE 

Fue el domingo pasado, por la noche, cuando nuevamente sucumbieron ante el accionar delictual. Él, Patricio, se encontraba junto a su esposa, Regina, y a sus dos nietos que pasan el verano con ellos cuando alrededor de seis sujetos ingresaron al patio de la morada y se llevaron, además de otras especies, una cuadrimoto avaluada en cuatro millones de pesos. 

Patricio sólo se percató de lo sucedido la mañana siguiente cuando encontró el alambrado y las rejas destruidas y los signos evidentes del ilícito. Simplemente no lo podía creer. Fue a Carabineros quienes le tomaron la denuncia la cual fue presentada a la Fiscalía, pero nada más. 

Según cuenta el propietario, tal como le ha ocurrido en diferentes oportunidades, nadie ha ido a su casa a investigar y “al Ministerio Público pareciera no importarle”. 

“No me lo explico, no sé qué tiene que pasar para que alguien haga algo. A mí me han destruido la casa, me han roto puertas y esto suma y sigue. ¿Qué tenemos que hacer entonces? Encerrarnos nosotros y que los delincuentes anden libres? No, eso yo no lo voy a hacer”, dice enérgico la víctima de robo, quien ya no aguanta más. 

 

¿UNA BANDA ORGANIZADA? 

El propietario coincide con la tesis de los vecinos del pueblo. “Se trata de una banda organizada que está  trabajando en Guanaqueros”, asegura, agregando que serían de la comuna de Ovalle y que también estarían vinculados con la venta de drogas a los jóvenes de la localidad. 

Regina Muñoz, su esposa, ratifica lo expresado por su marido y va más allá insistiendo en que “todo el mundo sabe quiénes son estos tipos”, pero “las instituciones no están haciendo la pega. 

Asegura que la situación le ha afectado profundamente en lo emocional, ya que se siente totalmente vulnerable a que los antisociales vuelvan a su domicilio. “Cuando uno sabe que hay gente merodeando tu casa y que ha entrado te sientes violada. Sientes tu integridad mermada en todos los sentidos”, expresa. 

DELITOS Y MÁS DELITOS… 

Pero la casa del matrimonio Neuber-Muñoz no ha sido la única afectada últimamente por los robos en el sector de Las Lisitas. Según cuenta Raúl Rojas, quien se desempeña en el rubro de la mantención de viviendas asegura que los domicilios de veraneo son blancos frecuente durante todo el año en especial en los últimos meses. “Nunca había visto algo así en el sector en 42 años que llevo acá. Ha sido particularmente complicado. Están entrando a las casas con y sin gente con un nivel de violencia e impunidad increíble”, relata el trabajador. 

Todavía está consternado con lo sucedido en la casa de un empresario santiaguino propietario de un inmueble en el sector. La casa fue desvalijada por antisociales lo que llevó a los dueños a poner una persona que estuviera de guardia las 24 horas del día para que los delincuentes no vuelvan a ingresar. 

Andrés Rojas es el encargado del resguardo y relata que hace unos cinco días llegó al lugar y se percató que había algo extraño en la entrada, pero jamás imaginó que al ingresar se encontraría un verdadero desastre. Los muebles tirados en el suelo, vidrios rotos puertas destruidas y, lo que más le impresionó, un televisor Led flotando en la piscina. “No sé si se les cayó o lo botaron sólo por maldad, pero la imagen devela un poco lo que está pasando. Los delincuentes hacen lo que quieren acá”, dice el cuidador. 

GREMIOS DEL TURISMO EN ALERTA 

Aseguran que la afluencia de visitantes no ha disminuido. Sin embargo, uno de los principales miedos que tenían con miras a la temporada estival se está haciendo realidad. Desde los gremios de los restaurantes del balneario expresan su preocupación por la inseguridad, ya que, dicen, “los visitantes se van con una mala sensación”. 

Irelba Zambra, representante legal del centro gastronómico El Suizo, asegura antes de comenzar el verano detectaron que el problema venía en una escala ascendente y por lo mismo pidieron mayor dotación policial, lo que finalmente no se consiguió. “A nosotros nos cuentan los turistas que arriendan casas, y en las tardes van a la playa y después no encuentran nada, porque les roban. Eso es un hecho. Entonces a una misma le de vergüenza porque antes esto no pasaba”, asegura Zambra. 

Pero, ¿de dónde vienen los delincuentes?, ¿por qué la inseguridad se ha incrementado? La dirigente asegura que es por la llegada de “afuerinos” que han visto en el verano la oportunidad perfecta para “saquear” el lugar aprovechándose del eventual bajo contingente policial. “Los poquitos carabineros que hay no sirven de nada”, acota. 

FAMILIAS, PIDEN SOLUCIONES

“Vayan a la Caleta, allá es donde van a traficar”, nos dice una vecina, al pasar, y le hacemos caso. Allí, en el también denominado Muelle, la mayoría de los trabajadores prefieren no referirse al tema, sin embargo el pescador Javier García hace una excepción ya que también considera que la situación “se ha salido de las manos”. 

Reconoce que en algo se ha mejorado luego de la implementación de cámaras de seguridad, pero no es suficiente, ya que la venta de drogas se ha masificado. “La pasta base se está dando mucho y ese es el problema. Aquí en Guanaqueros hay niños que son consumidores, pero es de afuera desde donde vienen a vender y hay que frenarlo”, dice un preocupado trabajador. 

Teme por sus hijos. Tiene tres que ya están en la edad en la que comienzan a probar nuevas experiencias y no quiere que la droga esté cerca. “Uno los puede educar, pero siempre hay riesgo si la tentación la tienes a la vuelta de la esquina”, manifestó, enfatizando en que “el pueblo debe volver a mantenerse limpio”. 

TRABAJADORA AFECTADA

Julia Pastene es otra víctima que encontramos en pleno centro de la localidad. Fue ella quien advirtió nuestra presencia y se acercó para contarnos lo que le había ocurrido la noche anterior que, según dice, grafica la problemática que hoy están viviendo. 

Cuando eran cerca de las 12 de la noche y cerraba su puesto en la feria artesanal de la localidad, sintió como un hombre intentó rajar la cortina con un cuchillo para robar.

Afortunadamente se dio cuenta y el sujeto huyó sin llevarse nada. Pero asegura que tuvo mucha suerte. “Fue un susto tremendo. En todos los años que llevo aquí nunca me había pasado y ahora estoy trabajando con miedo. Imagínate que en vez de huir el tipo hubiese decidido atacar, me mata”, cuenta la mujer, todavía afectada. 

CARABINEROS ASEGURA QUE EL CONTINGENTE ES SUFICIENTE

Desde Carabineros el Suboficial Mayor Marco Hernán Díaz, jefe del retén de Guanaqueros hace un llamado a la calma y asegura que la situación no es tan compleja como aseguran los vecinos.  

El policía afirma, además, que la dotación con la que cuentan es suficiente de acuerdo a las necesidades del retén la que se incrementa durante el verano mediante el denominado Plan Estrella. “Tenemos 12 funcionarios en el año y en esta temporada aumentamos a 18”, afirma Díaz. 

En relación a los robos como el ocurrido al matrimonio de Patricio Neuber y Regina Muñoz, indica que Carabineros en cada uno de los delitos realizó las labores que corresponden y que no está en sus manos continuar con la investigación. “Eso ya es un tema judicial y no nos corresponde referirnos a eso. Nosotros ponemos en conocimiento a las instituciones respectivas son ellos los que determinan los cursos a seguir”. 

Con respecto a la afirmación de que los funcionarios “no están haciendo la pega”, lo descarta de plano y de hecho afirma que han tenido una gran cantidad de detenidos en lo que va de temporada estival. “Nosotros estamos trabajando. Eso queremos dejarlo claro. Ha habido detenidos por infracción a la ley de alcohol y drogas y por robos. No tenemos conocimiento de bandas organizadas que vengan desde otras comunas, pero el OS7 de Carabineros está operando también en esta línea”, asegura. 

Así quedó  uno de los dormitorios de la casa del empresario capitalino que fue robada hace algunos días

COLABORACIÓN DE TODOS

Pero el suboficial Mayor Díaz hace hincapié en que la seguridad “es tarea de todos”. Por lo mismo, hace el llamado a los particulares para que colaboren con la institución y no faciliten la comisión de ilícitos. Entiende la impotencia de quienes han sido víctimas de la delincuencia pero, según afirma, “mientras más nos cuidemos, menos oportunidades damos a los antisociales”. 

Por lo pronto, asegura que, para tranquilidad de los vecinos, los patrullajes se intensificarán y que así, ni la familia Neuber-Muñoz, ni tampoco los habitantes del pueblo de Guanaqueros tengan que vivir malas experiencias por culpa de los delitos. Sin duda, una tarea pendiente. 

TURISTAS CONFORMES, PERO EN ALERTA

Pese a lo expresado por quienes están durante todo el año en el balneario, los turistas con los que nos encontramos en nuestro recorrido no han visto que la zona sea insegura. Eso sí, saben que “en todas partes hay delincuencia” y por ende toman las precauciones correspondientes. 

En esa línea, el visitante argentino, Gonzalo Huerta, manifiesta que tanto él como su familia se preocupan de no dejar especies a la vista en los automóviles y estar muy pendientes de sus pertenencias mientras están en la playa. “No encuentro que acá sea inseguro, pero de todas formas es mejor prevenir”, asegura. 

Su hija Antonella coincide, y hace el llamado, tanto a los visitantes locales como los extranjeros a cuidarse con pequeños detalles que pueden marcar la diferencia. Ella por ejemplo, debido a que ya tuvo una mala experiencia en su país, nunca anda con su teléfono celular en el bolsillo trasero del pantalón, algo muy común en las jóvenes. “Eso es muy inseguro y acá todas lo hacen. Si me preguntan a mí, yo les diría que lo guarden en la cartera, sobre todo si se sabe que hay gente cometiendo delitos”, enfatiza.

 

MUNICIPIO HABÍA ASUMIDO EL PROBLEMA

Cabe señalar que en la casa edilicia habían sido consultados en el mes de octubre por este tema. En esa oportunidad el delegado municipal de Guanaqueros, Felipe Cerda, se hizo cargo del problema, pero sostuvo que la situación todavía era manejable y que se estaban haciendo esfuerzos para que la seguridad retornara al balneario. 

También admitió que el tema de las drogas fue el gran detonante para que la percepción de inseguridad de los vecinos aumentara. “Antes Guanaqueros era un pueblo tranquilo, pero ahora hay mucha droga con todas las consecuencias que esto tiene. Lo que yo te puedo decir en este sentido es que ya estamos viendo el tema, buscando las soluciones como municipio en los consejos de seguridad donde están todos los actores sociales presentes”, manifestó en su minuto el funcionario.

 

> Claves

  • La droga

Los vecinos señalan que el aumento en el consumo y tráfico de drogas ha generado un aumento de los delitos.

  • Verano 

Según cuentan los lugareños, Guanaqueros cambiaba durante el fin de semana con la llegada de afuerinos que vienen a vender sustancias ilícitas, ahora esa situación es permanente con la llegada de la temporada estival. 

  • Desde Limarí

Quienes estarían concurriendo a delinquir al sector, según señalan en la caleta de pescadores, serían jóvenes que provienen de Ovalle y otras partes de Limarí, en su mayoría.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X