• El sector oriente de La Serena es un lugar residencial llamativo para los delincuentes, los vecinos han tomado medidas de prevención pero piden mayor seguridad policial.
Crédito fotografía: 
El Día
Si bien la comunidad de San Joaquín y Serena Oriente se encuentra trabajando en mesas de seguridad ciudadana, reclaman una mayor presencia policial en lo que llaman “tierra de nadie”. En tanto, desde la PDI descartan un incremento de focos de delincuencia en dicho sector y hacen un llamado a potenciar la comunicación vecinal

Tras los últimos hechos de delincuencia ocurridos en el sector oriente de La Serena, los vecinos han buscado diversas alternativas para prevenir los asaltos, robos y portonazos registrados en lo que otrora fue uno de los sectores más tranquilos de la ciudad.

"Creen que somos ricos, pero somos gente de mucho esfuerzo y al igual de los demás necesitamos protección policial”, Doris Pedreros, representante organización funcional de vecinos Altos de San Joaquín

La comunidad de dicho punto de la ciudad recuerda con temor el portonazo ocurrido en enero de este año, donde cinco delincuentes armados amenazaron al jefe de hogar e intimidaron a su familia, llevándose una camioneta y un DVD portátil.

Por el momento, los habitantes del sector han realizado mesas de diálogo de seguridad ciudadana, además de crear grupos de whastapp para mantenerse informados y activar alarmas en sus vehículos ante cualquier anomalía, para luego avisar a Carabineros.

Así lo comentó Fernanda Córdova, representante de la organización vecinal Serena Oriente Sur, quien detalló que “hemos realizado mesas de conversación con Carabineros, la delegada municipal y vecinos para tratar estos temas y nos han dado recomendaciones de cómo cuidar los autos y las casas”.

Córdova indicó que por ahora solo están trabajando en dos ítems “prevención y conversación”, la primera con las indicaciones entregadas por los uniformados y la segunda mejorando los lazos entre los propios vecinos, conocerse y mantener un flujo de información constante.

“Nos mantenemos conectados por un grupo de whastapp, por este medio entregamos información de la agrupación, pero también nos alertamos porque queremos tener un sector más seguro”, precisó la representante vecinal.

En tanto, Doris Pedreros representante de la organización funcional de vecinos Altos de San Joaquín señaló que el sector “parece tierra de nadie” y que los vecinos piden mayor presencia de la policía, argumentando que “acá hay muchos sitios eriazos, lo que facilita que desconocidos se escondan o consuman drogas”.

En esta misma línea, precisa que las personas desconocidas comienzan a aparecer los días previos a los feriados o fines de semanas. “Después de las 12 de la noche muchos vehículos circulan una y otra vez por las mismas calles”, comenta.

Si bien Pedreros destaca la labor de la delegación municipal de La Pampa, es enfática en decir que “acá lo que sirve es la comunicación directa con Carabineros, nosotros podemos tomar todos los resguardos posibles, pero la delincuencia está demasiado brava y se ríe de nosotros”.

Por último, declara que muchos vecinos se han sentido discriminados “creen que somos ricos, pero somos gente de mucho esfuerzo y al igual de los demás necesitamos protección policial”.

Incitan mayor comunicación vecinal

El subprefecto Rodrigo Villarroel, jefe de la Brigada de Robos de la PDI, señaló que estos sectores son llamativos para los delincuentes “porque ahí pueden encontrar vehículos de alta gama y especies de gran valor”.

Consultado por las declaraciones de los vecinos que aseguran un aumento de la delincuencia en el sector, Villarroel sostuvo que la seguridad es “subjetiva” y que la información pasa por el “boca a boca o el me dijeron que”, lo que muchas veces no corresponde al “análisis cuantitativo” que la policía maneja.

Pese a que destaca la labor preventiva de los vecinos al crear grupos de alerta en whastapp, insiste en que lo más importante es que las personas que viven cerca se conozcan e informen entre ellas.

 “El diálogo entre  vecinos puede ser crucial. Es decir si salgo un fin de semana largo puedo avisarle  y dejar encargada la casa, por ejemplo. La seguridad empieza por uno mismo”, recalca.

Continúan las diligencias en caso de portonazo

En enero de este año, un vecino del sector de San Joaquín de La Serena se disponía a guardar su vehículo, una camioneta Ford Explorer año 2018, cuando cinco delincuentes armados lo amenazaron y obligaron a hacer entrega de las llaves del automóvil, ingresando de manera violenta a su casa.

En relación a la materia investigativa, el subprefecto Rodrigo Villarroel informó que aún no se da con el paradero de los delincuentes ni de la camioneta, detallando que se continúa con la diligencia por orden del Ministerio Público.

 

 

Masivo puerta a puerta

A días de la publicación de esta noticia en el sitio web de El Día, funcionarios de la Oficina de Integración Comunitaria de la primera comisaria de La Serena, realizaron un masivo puerta a puerta en el sector oriente de la capital regional.

Cerca de 40 carabineros se trasladaron hasta San Joaquín y Cerro Grande para conocer las inquietudes de los vecinos en materia de seguridad y así poder potenciar los servicios policiales en la zona.

Se encuestó a residentes de más de 130 viviendas particulares, a quienes se les entregaron recomendaciones para mejorar la prevención de delitos.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X