Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
En conversación con El Día, el edil asegura que es muy prematuro hablar de candidaturas municipales, además niega acusaciones de deuda por “asesorías esotéricas” y no descarta posibles demandas por injurias y extorsión.

Saludando a cada uno de los presentes en la repleta sala de reuniones de la Casa de la Cultura de Tongoy llega el alcalde Marcelo Pereira. Debe presidir la sesión de concejo municipal especial, la última de cada mes, que en la política de descentralización del edil y el concejo, se realiza en alguna localidad lejana del territorio.

No parece que aún está en recuperación y recién volviendo a trabajar, luego que una sepsis de foco renal lo mantuviera alejado de su función como alcalde de Coquimbo por dos semanas. “Yo no llegué el lunes (25 de junio) sin saber nada”, explica el edil. Esto porque la enfermedad no impidió que estuviera en contacto directo con sus funcionarios de confianza para entregar directrices y resolver las principales problemáticas que surgieron en esos días de reposo absoluto.

Fueron dos semanas en que no sólo enfrentó las primeras lluvias del año en la conurbación, sino que también fue foco de otros temporales. El primero fue la anticipada batalla municipal por la comuna de Coquimbo, con la autoproclamación de candidato del concejal Fernando Viveros y la reaparición de Cristóbal Reyes del Frente Amplio. El segundo aguacero, más fuerte aún para su imagen, fue la publicación en redes sociales, de una demanda en su contra por el pago de $37 millones por “servicios esotéricos” que adeudaría a Aurora Marina Silva, quien es representada por la abogada Claudia Abufom.

Temas que complican y le molestan, pero que no duda en aclarar. En conversación con El Día asegura “que no debe nada a nadie” y que ha visto un apresuramiento en la salida de futuros candidatos al sillón municipal, más aún cuando no está en la mitad de su gestión que ya está mostrando frutos.

LUCHA POR MUNICIPIO

- ¿Qué le parece que se inicie tan tempranamente la batalla municipal en la comuna? ¿Cómo esto puede afectar la relación dentro del concejo con el nombre de Viveros?

“Claramente, a uno no le gusta que mientras esté enfermo comiencen a aparecer algunas temáticas y lo que vi es que ya se estaban tomando el cargo, mientras yo no estaba. Yo me llevo bien con Fernando. Quiero recordar que cuando salí electo fue, primero que nada, gracias a los independientes y también por una coalición a la que Fernando también pertenece. De hecho estamos trabajando juntos y seguimos trabajando juntos y apoyando mi gestión”.

- ¿Fue muy adelantado por parte de Fernando Viveros?

“Creo que la carrera está sumamente adelantada. Hace dos concejos atrás pregunté a todos los concejales si se sentían apoyados por su alcalde, apoyados en la gestión y si les había dado los espacios y, en forma unánime, todos contestaron que sí, que se sentían respaldados y que podían opinar”.

- Una de las críticas que recibe su gestión como falencia son sus constantes ausencias. ¿Le molesta que se diga que está enfermo?

“Sí me molesta, porque aquí no hay un tema de responsabilidad. Me molesta cuando se habla de la salud, porque yo soy una persona que no tengo hipertensión, diabetes o crisis de pánico como se ha querido decir, no tengo idea de donde sale esa mala intención. Soy una persona sana, con obesidad y estoy trabajando en eso. Tuve la mala suerte de sufrir un esguince grado 3 el año pasado y este año me dio el tema del cálculo. Todos tenemos derecho a enfermarnos, pero yo gozo de muy buena salud y estoy operativo”.

INTENCIONES OCULTAS

Sin embargo, lo más llamativo para el alcalde Marcelo Pereira fue la demanda en su contra por reconocimiento de deuda realizada por la abogada Claudia Abufom, en representación de Aurora Silva. La deuda, correspondiente a $37 millones de pesos, se refiere a “servicios esotéricos” para él y su hermano Oscar, los cuales fueron prestados desde el año 2015 y que tenían un valor de $1 millón mensual. Un tema que a Pereira le parece delicado, con otras intenciones y “que claramente perjudicó mi imagen”

- ¿Cómo responde a esta demanda, que para muchos es insólita, porque se establece estos servicios esotéricos para ser elegido alcalde?

“Hay cosas que uno de repente no puede manejar. Yo lo vi en redes sociales y gracias a Dios mucha gente lo tomó y dijo “por favor, hablemos en serio”. Hay una abogada que está liderando esto. Yo todavía no he sido notificado. La demanda consiste en reconocimiento de deuda y eso significa que me van a citar y me van a decir: ‘usted, Marcelo Pereira, reconoce la deuda de $37 millones’ y yo responderé no, porque esa es la respuesta. Yo no tengo deuda con nadie y nunca la he tenido. Posteriormente, si ella quiere continuar con una demanda, yo también voy a tomar las atribuciones que tengo de hacer una contrademanda por injurias y calumnias e incluso por extorsión. Debo ser muy claro, que la misma abogada estuvo presionando a mi hermano en varias oportunidades diciendo que ella quería que de los 37 millones le pasaran 10 y saldría desmintiendo esto al día siguiente”.

- ¿Cree que hay otros intereses en esta demanda?

“Yo siento que sí. Surgió en el mismo instante que se hablaba de nuevos nombres y en algunos medios se dio a entender la relación que existe entre la abogada Claudia Abufom y otros personajes públicos”.

- ¿Como cuáles?

“Pedro Velásquez…Si usted me pregunta si Pedro Velásquez tuvo que ver en esto, yo lo descarto completamente. Yo trabajo bien con Pedro en su calidad de diputado”.

- ¿Entonces cuál sería la intención de la demanda?

“Yo realmente no puedo opinar mientras no sea notificado. Yo no sé si mi hermano habrá tenido mayor relación con Aurora Silva, pero en esta demanda siento que pensaron ‘ah, perfecto, Marcelo Pereira es la autoridad, es el alcalde y hay que pegarle al alcalde’. Yo veo una muy mala intención y gracias a Dios, la gente lo piensa y lo medita y dice cómo alguien es electo alcalde con esto (esoterismo). Yo espero que la abogada entre en razón”.

- ¿Siente afectada su imagen?

“Completamente”

- ¿Conoce a Aurora Silva?

“Yo conozco a Aurora Silva. Ella tenía una relación de amistad con mi hermano Óscar y en algún momento, cuando estaba en campaña y no lo voy a negar, Oscar me dijo “Marcelo, te noto muy tenso, podrías intentar medicina alternativa como flores de Bach”. Mucha gente ha utilizado y ella me dio flores de Bach. Yo tengo en mis registros que ella me dice ‘Marcelo no has venido a verme, cuenta conmigo’, ‘Marcelo, no me has contestado’. No había ningún tipo de relación y menos que la contraté por un millón de pesos que dice la demanda y, especialmente, por una crisis de pánico que dice que yo padezco. Hay varias cosas que me llaman la atención y no me llama la atención cuando veo la abogada que lidera esto”.

- ¿Aurora Silva quizás fue utilizada con otra intención?

“A mí no me consta, no tengo contacto con ella. Por eso yo voy a tomar las medidas, una vez que sea notificado de ver si da para acusar de injurias, calumnias y extorsión”.

- ¿Cree en el esoterismo?

“No, definitivamente. Yo sólo me saco la suerte con Dios”.

Aeropuerto de Tongoy:  Desarrollo para la región

Una nueva ofensiva para que el Gobierno comience a trabajar nuevamente por el aeropuerto internacional de Tongoy prepara el alcalde Marcelo Pereira. El edil cuenta con el apoyo de todo el concejo municipal para que el proyecto se revitalice, luego que no fuera mencionado en la cuenta pública del Presidente Sebastián Piñera, quien sólo nombró la ampliación del aeropuerto de La Serena.

“Sabemos que el beneficio no es sólo para la localidad de Tongoy, sino que para la región y si pensamos a futuro que la región tiene que crecer, encuentro incongruente que no sea priorizado”, señala Pereira.

El edil realizará gestiones para tratar este tema con la intendenta Lucía Pinto y con el propio Presidente de la República.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X