• La presidenta nacional de la Falange asegura que hoy su desafío está en la conducción del partido y no en una posible candidatura presidencial. Foto: Nicole Muñoz
La actual timonel, que asumió en abril luego que renunciara el senador Jorge Pizarro, tiene hoy como su principal objetivo revalidar su gestión y seguir en la senda de la modernización del partido.

La senadora por la Región de Magallanes, Carolina Goic,  desde que asumió en abril luego que renunciara el senador Jorge Pizarro, hace ocho meses, ha trabajado por hacer una política más de terreno y cercanía con la gente. Hoy dice que ha logrado reactivar a la DC, generar un cambio de ánimo, por ello en las elecciones del próximo domingo 8 de enero su principal objetivo es consolidar su gestión.

“Aquí hay un partido que tiene capacidad de propuestas, ha demostrado que tiene capacidad de gobernar, por lo tanto, haré valer ese peso en la democracia cristiana”, dijo.

-¿Cuál es el concepto que usted pretende defender desde la continuidad de este desafío?

“Para mí lo importante es fortalecer a la democracia cristiana desde las bases, seguir en el proyecto de modernizar al partido, un partido transparente y con mucha cercanía hacia la gente, eso se vive hacia dentro y hacia afuera. Fortalecimiento de nuestra estructura y también reconexión con la gente, soy de las que cree que la política se hace en la calle, mirando, hablando y abrazando a la gente, poniendo las prioridades que de verdad le importan a la ciudadanía.

“En esos temas tenemos que poner el esfuerzo porque es ahí donde nos están mirando los chilenos a lo largo del país, no en la discusión del mecanismo presidencial, ni quien marca más en las encuestas, eso poco tiene que ver con lo que se vive día a día”.

-¿Qué pasa con los liderazgos?, porque muchos diputados han dicho que ven en usted una posible candidata a las presidenciales del próximo año...

“Yo valoro eso. Todo lo interpreto en gestos de respaldo a lo que he hecho estos ocho meses, desde ese punto de vista lo agradezco y me alegra, de alguna manera hay una evaluación positiva de lo que uno hace y uno representa, pero yo soy una mujer que tiene bien puestos los pies en la tierra y entiendo en eso que mi mayor aporte en este momento está en la conducción del partido. Lo que hemos construido en estos meses es frágil y necesitamos fortalecerlo desde la estructura".

“Nosotros para poder sustentar una opción presidencial, que es el acuerdo que tenemos en la junta nacional, necesitamos tener un partido unido”.

-¿Se logra eso en la Nueva Mayoría?

“Yo soy de las que cree en la democracia. A veces en las elecciones quedan heridos, eso es parte de la competencia, porque todos aspiramos a ganar y cuando la elección es estrecha, con mayor razón. Yo hoy día tuve una muy buena conversación con el nuevo presidente de la región, Christian Bravo, y además de los desafíos que tenemos como partido, creo que lo que tenemos como tarea es convocar a todos y parte de las reglas del juego democrático es que si pierdes al día siguiente lo que corresponde es ponerte detrás del que ganó”.

-¿No los debilita tener tres listas?

“Al contrario, no soy partidaria de anular la competencia, generando listas que no tienen unidad de propósito, no hace bien, nos moviliza, revitaliza, nos permite debatir ideas cuando las cosas se hacen respetuosamente, no a costas del partido”.

-¿Debería la Democracia Cristiana marginarse de la Nueva Mayoría?

“Nosotros tenemos una definición tomada muy clara, primero que la DC está en el espacio político de la centro izquierda, lo segundo es que yo creo en los proyectos de mayoría para gobernar.

“Creo mucho más en una coalición de centro izquierda 2.0 que es la continuidad tal cual de la Nueva Mayoría, hemos cometido errores, están a la vista los resultados. El eje fundante es un acuerdo programático, discutir una mirada de país y por qué queremos gobernar".

“Con los lineamientos programáticos nos sentamos como partido a conversar y sobre eso será nuestra política de alianza”.

-¿Cuál es la gestión o sello que usted quiere seguir implementando en la democracia cristiana?

“El sello en la gestión es un partido que se fortalece desde las bases, con mucha participación interna, un partido que tiene como eje y sello la probidad y la transparencia, es un compromiso que yo hice.

“Un partido que se moderniza, sentar las bases de una nueva democracia cristiana que se fortalece desde sus principios y valores, pero en un partido moderno acorde a los tiempos, información que no puede estar guardada”. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X