• Para el diputado electo Francisco Eguiguren, se improvisó en las licitaciones de la alimentación estudiantil, argumentando, incluso, que hay empresas que estarían multadas.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La entidad ya tomó razón, pero en la región se muestran sorprendidos de este requerimiento, ya que señalan que se cumplieron todos los pasos legales para adjudicar la alimentación para los estudiantes.

El diputado electo Francisco Eguiguren se manifestó molesto con la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, Junaeb, por lo que considera una improvisación y forma irregular de adjudicar a las empresas que se encargarán de entregar la alimentación de los estudiantes en esta región y en otras del país, por un monto que alcanzaría los dos mil millones de dólares hasta el año 2023, unos 208 mil millones de pesos anuales.

Fueron 36 las empresas que compitieron, pero sólo 9 se adjudicaron la licitación que les permitirá por seis años disponer de la alimentación de unos 600 mil estudiantes en Coquimbo, Valparaíso, La Araucanía y Magallanes, además de un tercio de la Región Metropolitana.

Eguiguren recurrió a la Contraloría para que se pronuncie referente a este proceso, manifestando su preocupación, ya que faltando poco más de 20 días para el inicio de las clases se concluye el proceso, lo que calificó como “una improvisación”.

En la presentación que hizo ante la Contraloría critica la transparencia del proceso y la poca experiencia de una de las empresas: Merkén, señalando que sólo tiene tres años de experiencia y que el 2015 habría sido multada, “debiendo cambiar los menús por problemas de abastecimiento”, dice.

Criticó que había una actitud pasiva dejando todo para última hora, donde los estudiantes serían los perjudicados e indica que las dos principales empresas que se adjudicaron son Consorcio Merkén, con 587 mil raciones, y Fedir Chile, con 439 mil raciones. “Llama la atención que este proceso haya seguido adelante cuando desde un comienzo nosotros tuvimos presente que aquí existían irregularidades administrativas graves, toda vez que se adjudicaron a empresas que ya tenían antecedentes de mala gestión como ocurre con el consorcio Merkén, que incluso el año 2015 tuvo que cambiar minutas de alimentos para poder  cumplir con lo establecido en sus contratos”, señala Eguiguren, quien agrega que dicha compañía tiene pendientes aún multas por pagar, por lo cual calificó de “irregular” el proceso de licitación y solicitó que la Contraloría se manifestara.

JUNAEB REGIONAL

El director regional de Junaeb, John Cortés, aclaró que todos los procesos de licitación se llevan adelante en el nivel central y no en la región, al tiempo que se mostró extrañado que se concurra a la Contraloría, cuando es dicha entidad la que toma razón de los procedimientos de licitación y no habría habido objeciones.

“Las direcciones regionales no tienen ninguna participación en las licitaciones de gran envergadura como el programa de alimentación escolar”, sostiene, al tiempo que señala que la empresa que se adjudicó la alimentación en la zona: Merkén, elegía un buen precio y les daba la gratificación garantizada a las manipuladoras de alimentos, por lo que la suma matemática de eso  arrojaba una ponderación alta.

Se muestra sorprendido de que se recurra a la Contraloría, cuando es esa misma entidad la que toma razón de la licitación tras la propuesta que hace Junaeb a través de una comisión interdisciplinaria y tras revisar las bases de la licitación, mecanismo sobre el cual no se refiere señalando que la Contraloría era autónoma.

Consultado si pensaba que había un trasfondo político en la denuncia, John Cortés declina referirse, indicando que no le corresponde pronunciarse, “lo que sí en mi rol de director regional de la Junaeb tengo que cautelar que el día 5 de marzo los estudiantes de la región de Coquimbo puedan recibir su alimentación como corresponde con las minutas que están aprobadas  y vamos a estar supervisando a la empresa que se adjudicó el nuevo territorio. Vamos a supervisar y a cautelar todo el mes de febrero que la empresa cumpla con las bases de la licitación”. 1601

Empresa en la región

En la región de Coquimbo la licitación se la adjudicó la empresa Merkén SPA y según palabras del director regional de Junaeb, John Cortés, esta compañía viene trabajando con ellos desde años anteriores y que hasta el momento no ha presentado problemas en los servicios que presta. “Es una empresa que ya tenía algunos territorios, el 402 y el 403, que eran parte de Limarí y de Choapa y ahora se adjudicó todo el territorio de la Región de Coquimbo”. Añade que para ellos es una oportunidad tener a una empresa que ya se adjudicó en años anteriores y “tiene una experiencia y conocimiento del territorio, pero sí vamos a supervisar, porque lo  tenemos que hacer con la empresa que sea”, señaló.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X