• Miguel Crispi (izq.) y Diego Ibáñez (der.) representan a Revolución Democrática y Movimiento Autonomista, respectivamente
  • Crispi se reunió con agrupaciones de víctimas de violaciones a los derechos humanos
Crédito fotografía: 
El Día
Con el objetivo de conocer las realidades más allá de sus distritos, los parlamentarios Miguel Crispi y Diego Ibáñez se reunieron con gremios de trabajadores del Hospital San Pablo de Coquimbo, organizaciones opositoras al proyecto minero Dominga, comunidades indígenas y agrupaciones de víctimas de violaciones a los derechos humanos.

Como parte de su despliegue territorial que busca conocer las realidades de todo el país, diversos parlamentarios del Frente Amplio han visitado la región de Coquimbo.

Diputados como Catalina Pérez (Revolución Democrática, región de Antofagasta) y Jorge Brito (Revolución Democrática, región de Valparaíso), Miguel Crispi (Revolución Democrática, región Metropolitana) y Diego Ibáñez (Movimiento Autonomista, región de Valparaíso), han sostenido reuniones con diversas comunidades y organizaciones sociales de nuestra zona.

Los dos últimos llegaron a inicios de junio a la región y tuvieron encuentros con los gremios de trabajadores del Hospital San Pablo de Coquimbo, asociaciones de trabajadoras sexuales y de transexuales, de comunidades indígenas, víctimas a las violaciones de Derechos Humanos en dictadura y opositores al proyecto minero Dominga.

En entrevista con Diario El Día, Miguel Crispi, quien integra las comisiones de Salud y de Derechos Humanos y Pueblos Indígenas de la Cámara, manifiesta que el pacto tiene la gran responsabilidad  de representar lo que hoy está pasando en el país.

Crispi expresa que “los diputados tenemos que movernos. Hay diputados que no salen mucho de sus territorios, sin embargo hay demandas que son comunes a todo Chile” y es por ello que, en la temática específica de la salud, buscan levantar esas demandas y hacer presión desde el Congreso.

Por su parte, Diego Ibáñez, quien integra las comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Desarrollo Social, Superación de la Pobreza y Planificación, manifiesta que es clave el análisis respecto del modelo de desarrollo que se quiere para Chile, la relación entre el derecho a la propiedad y los derechos sociales, el futuro de las inversiones privadas y el avance hacia un modelo sustentable.

CONOCER LAS REALIDADES EN TERRENO

En este sentido, Crispi, quien se reunió con gremios de funcionarios del Hospital San Pablo, asegura que es fundamental el análisis respecto de las necesidades hospitalarias y de otros temas claves, como las fórmulas de financiamiento para la construcción y puesta en marcha de los hospitales y de las soluciones que sean más sustentables, ya sea avanzar en un hospital de alta complejidad para la región, o uno para La Serena y otro para Coquimbo.

“Nos interesa estar informados respecto de si es mejor el financiamiento vía concesión o con fondos sectoriales. La vía de la concesión es más rápida, pero lo que ha ocurrido en la Región Metropolitana con los hospitales de Maipú y La Florida son experiencias que han terminado siendo bien problemáticas”, manifiesta Crispi.

Lo anterior, en referencia a las altas multas que recibieron las concesionarias de ambos recintos médicos que, a fines de 2016, era de más de $1.100 millones, por diversas situaciones tales como entregas erróneas de raciones de alimentos a pacientes, problemas en el servicio de aseo y las instalaciones eléctricas o retrasos en los informes de gestión.

Por su parte, Ibáñez, quien dialogó junto a organismos opositores al proyecto Dominga, expresa que la legislación es muy permisiva con las empresas, lo que resulta en que “proliferan zonas de sacrificio. Dominga no es una excepción, sino que es una materia que sucede en Quintero y Puchuncaví y en Chiloé. Tenemos tareas fiscalizadoras y nuestra misión es visibilizar los problemas, formular leyes que vayan en defensa de la comunidad y que promuevan el desarrollo sustentable. 560 familias en Punta de Choros y La Higuera están siendo sacrificadas”.

MISIÓN DEL FA: CONSOLIDAR OPOSICIÓN

Crispi asegura que la oposición se está articulando en torno a diversas causas y que, en el caso específico del Frente Amplio, tiene una hoja de ruta clara, que apela al rol que se debe jugar desde el Congreso.

Para el diputado, “hay una identidad frenteamplista que remueve el statu quo que hay en el Congreso, permite que haya conversaciones distintas y una bancada muy responsable, que llega a la Sala con los proyectos leídos y que hace la pega”.

Por su parte, Ibáñez manifiesta que el ingreso del FA al parlamento, permitirá ir avanzando en “terminar con el duopolio, al menos en las paredes del Congreso y al menos en términos culturales” y que la llegada de los veinte parlamentarios del pacto es una demostración de que surge un nuevo ciclo político en Chile.6501i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X