Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Presidente regional de la DC, Christian Bravo, reconoce que el resultado de Goic “no fue el esperado”, pero advierte que la Falange no ha desaparecido del panorama político regional.

Una vez que comenzaron a consolidarse las grandes tendencias en la elección presidencial, los análisis de los dirigentes de los partidos políticos en la región de Coquimbo no se hicieron esperar. En el panel de conversación realizado en los estudios de Radio Mistral, en el que participaron los presidentes regionales de la Democracia Cristiana, Christian Bravo; Partido Socialista, Eduardo Alcayaga; el concejal RN por La Serena, Alejandro Pino Uribe y en el que intervino, mediante contacto telefónico, el reelecto diputado Sergio Gahona, analizaron la configuración actual del panorama electoral nacional luego de la primera vuelta presidencial y la reñida elección parlamentaria en la zona.

DERROTA DE LA DEMOCRACIA CRISTIANA

Christian Bravo, presidente regional de la Democracia Cristiana reconoció que en la presidencial, el resultado no fue el esperado para su colectividad e indicó que “esperábamos obtener tal vez, cerca de los dos dígitos. Este 7% nos deja complicados”. Explicaciones para ello hay varias, según el dirigente, entre ellas la tensión interna que vivió la DC, entre aquellos que querían permanecer en la Nueva Mayoría y aquellos que apoyaban derechamente la estrategia presidencial de Goic. Bravo comentó que “esto tiene que dar para una profunda reflexión, no hay mucho tiempo. Me inclino a seguir conversando con aquellos que fueron nuestros compañeros de ruta por casi 30 años, para llevar a Chile por un camino de desarrollo equilibrado”.

Por su parte, a Gahona también le llama la atención el resultado obtenido por la colectividad de centro, en su apuesta por competir fuera de la Nueva Mayoría y señaló que “el porcentaje que sacó la candidata de la DC no representa el porcentaje que tiene el partido en Chile”. Para el parlamentario UDI, la Falange debe considerar tomar un camino propio luego del negativo resultado, independiente de la Nueva Mayoría y del Frente Amplio.

Para Eduardo Alcayaga, en tanto, este es un momento en que la DC debe tomar grandes definiciones: “muchos se van a restar. Los desafíos programáticos son difíciles. La DC tiene que analizar el resultado, definir si va para allá o para acá. Hay que tener una mirada de país y ese es el gran problema para Chile… La Nueva Mayoría, según lo que se ve de afuera, es una coalición muy fragmentada y, cuando es así, cuesta entenderse. Ha habido una gran dificultad para formar las listas”.

IRRUPCIÓN DE BEATRIZ SÁNCHEZ

Además, los dirigentes regionales coinciden en que la sorpresiva votación del Frente Amplio y Beatriz Sánchez serán factores determinantes en el equilibrio de fuerzas políticas y el traspaso de apoyos con la Nueva Mayoría, con miras a la segunda vuelta. Bravo comenta que el importante porcentaje obtenido por Beatriz Sánchez es un factor que redefinirá el panorama político del país, mientras que Gahona señala que el Frente Amplio debiese tomar un camino propio, pues no existiría la disponibilidad de entablar acuerdos programáticos con la Nueva Mayoría.

Por su parte, Pino Uribe comentó que, si bien la sumatoria de los votos de Guillier y Sánchez, con miras a la segunda vuelta, pueden marcar una diferencia, deberán avanzar en acuerdos políticos y programáticos, en el poco tiempo disponible, para competir con Piñera: “me gusta la competencia, en el sentido de que no te regalen nada, sino que tengas que trabajar. Tanto el programa de Guillier como el de Piñera deberán tener algunos maquillajes, pues esto se trata de dar y ceder y llegar a acuerdos”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X