Crédito fotografía: 
El Día
Sin eufemismos, Velasco enfrentó su derrota en las últimas elecciones y recalca que continuará ligado a la política, aunque por ahora dice estar abocado a la campaña presidencial de Alejando Guillier.

No oculta que la derrota electoral fue un golpe fuerte. “Porque honestamente pensaba que obtendría un buen resultado”, destacó en entrevista con Radio Mistral (95.1) y que reproducimos en El Día. 

Pese al revés en las urnas, enfrentó esta nueva caída. Lo hizo con autocrítica, pero también advirtiendo que “tengo más votos que tres de los parlamentarios electos en la zona y eso llena de satisfacción”. No obstante, también confiesa que, igualmente, “da rabia e impotencia”. 

Sin embargo, Velasco asume todas las responsabilidades, “no hay que echarle la culpa al empedrado, es la realidad y hay que asumirla. Son las reglas del juego”, recalca. De paso dejó en claro que la derrota no se puede interpretar como un daño a la imagen del alcalde de La Serena, Roberto Jacob. “Él no tiene nada que ver. Roberto posee una responsabilidad distinta y me apoyó como amigo”. 

Es por ello que dice ser partidario de dar vuelta la página, “no hay que quedarse pegado. Hoy mi gran desafío es que Alejandro Guillier gane la Presidencia de la República”. 

- ¿Usted dice que sacó más votos que varios que fueron diputados, pero no sirvió de nada?

“El sistema electoral tiene un factor de discusión de cómo haces más legítimas decisiones de los ciudadanos y hay que seguir perfeccionando. No es justo que personas con muy baja votación no tengan simetrías con las votaciones de otros”.

- ¿Habrá diputados que no serán autónomos porque fueron arrastrados?

“Muchos analistas sostienen que el sistema puede llevar a situaciones complejas”. 

- ¿Advierte que esto ocurriría con el diputado José Manuel Fuenzalida y Sergio Gahona?

“No, no tengo por qué sindicar a nadie, de hecho, he saludado a todos los que ganaron, además que la región requiere buenos parlamentarios porque vivimos tiempos revueltos”. 

- ¿Faltó potenciar la lista radical como lo hizo RN y la UDI?

“La gran conclusión es que aquí no puedes ir solo, sino que con un compañero fuerte y tener una sumatoria”. 

- ¿Se lo advirtieron los expertos electorales?

“No, pero después de las batallas todos son generales. Estoy muy tranquilo, si hubiésemos sacado una baja votación, estaría triste. Me da lata haber sacado buena votación y no ser electo, pero, insisto, mi única reflexión es que uno no le puede echar la culpa al empedrado”.

- Usted habla que el candidato es el responsable, pero ¿no siente que el alcalde de La Serena, Roberto Jacob no fue capaz de traspasarle parte de su electorado y podría interpretarse que él también vio afectada su imagen política?

“Pero si en La Serena me fue bien, saqué una muy buena votación”. 

- ¿Debió haber sido más de acuerdo con el respaldo que posee Jacob?

“No, cada elección es distinta, una cosa es la municipal y otra la parlamentaria. Además, que para nadie es un misterio que Roberto tiene una transversalidad amplia. Por él votan personas de centro izquierda y centro derecha. Tiene el 60 % de adhesión y evidentemente trasciende a su sector político”. 

MEA CULPA DEL BLOQUE

- ¿Qué le molestó más, no salir como diputado o corroborar el triunfo de la oposición, que instaló tres diputados?

“Con bastante autocrítica, todos tenemos que colocar las barbas en remojo porque la región de Coquimbo era eminentemente de centroizquierda y en esta ocasión que la derecha tenga tres diputados y la Nueva Mayoría pase de tener 5 a 3 es un factor, nos tiene que hacer pensar. Aquí nadie está libre de pecados como para tirar la primera piedra. Y en materia de cores también somos minoría, eso nos debe mover a una autocrítica. La división obviamente nos pasó la cuenta y por otro lado, un ambiente crispado”.

- ¿Qué le provoca que parte del electorado votara por la oposición y la UDI popular y no por la Nueva Mayoría?

“Me provoca autocrítica, de entender que algo no hicimos bien y que tenemos que rectificar y mejorar. Lo peor es ser un tozudo”. 

- ¿Cómo lo hace para enfrentar tres derrotas electorales? ¿se retirará de la política?

“Cuando uno tiene convicciones uno las sigue. Si yo desaparezco sería un oportunista. La política ha sido mi vida, como la educación, por lo tanto no puedo desaparecer. Sigo siendo presidente nacional del PR y cumpliendo un rol en la política”.

- ¿Lo pensará nuevamente para ir a otra candidatura a diputado?

“Hoy día lo primera prioridad es terminar bien lo de Guillier, ahora al PR le fue fantástico, creció a 8 diputados”. 

- Se lo preguntaba porque podría ser gobernador regional, ¿o no quiere saber nada de elección popular?

“Cada día tiene su afán y hoy es que gane Alejandro Guillier la presidencia de la República y preparar los desafíos que vienen y más adelante mirar con calma. Uno tendrá que reflexionar lo que hará. La política es dura, compleja y es un oficio que no es fácil de llevar, pero hay que hacerlo con dignidad, pero en esto uno siempre tiene que dar la cara. He tratado de ser coherente en lo que he dicho y hecho”. 

RESUCITADO

- ¿Cómo se conquista el electorado de Pedro Velásquez que sorprendió con su votación?

“Pedro Velásquez es una realidad, fue electo parlamentario”. 

- ¿Le sorprendió la alta votación cuando todos indicaban que era un ‘cadáver político’?

“No existen los cadáveres políticos. Winston Churchil decía que en política no existen los muertos y los ‘muertos que vos matasteis, gozan de buena salud’. Tú no sabes cuándo una persona que creías muerta se levanta y Pedro Velásquez demostró que no existen los cadáveres en política. El hombre se levantó y el puerto lo votó y entregó una tremenda votación”. 

- ¿Más allá del tema judicial? que, al parecer, a la gente de Coquimbo poco le importó...

“Está claro que la gente de Coquimbo respaldó a una persona que tiene una identidad que para ello es su cercanía, pero algo hay y a la gente tengo que respetarla. Votó informada y sabía lo que era Pedro Velásquez y lo que hoy día me corresponde es respetarlo y felicitarlo y yo no tengo juicio de valor con nadie”. 

- El diputado electo Juan Manuel Fuenzalida (UDI) dejó entrever que no habían sacado tres candidatos, sino que 4, deslizando que Velásquez podría apoyar su sector…

“No sé, nadie es hermeneuta de Velásquez, tendrá que tomar sus propias definiciones y en qué lugar se ubica”. 

- ¿Le pedirán su respaldo y tender puentes?

“Uno tiene que ser respetuoso con la gente y cada uno es libre y grande de tomar sus propias decisiones. Esta elección está abierta y será muy competitiva. Además, hay que tener en claro que las encuestas se equivocaron. La sociedad hoy es más progresista de lo que nosotros creíamos”. 

SIN FORZAR LA REALIDAD

- ¿Confía en que el Frente Amplio se pliegue a la candidatura de Guillier?

“Me quedo con las palabras de Guillier, tú no puedes forzar la nariz de la realidad. Ellos han dicho que no entrarán en un  Gobierno de Alejandro Guillier y que tampoco serán un obstáculo para que el electorado que votó por Beatriz Sánchez lo haga por él. Ellos están en su propio proceso interno”. 

- ¿La clave es que Beatriz Sánchez saque un megáfono y pida votar por Guillier?

“No, este no es un problema cupular o mecánico, donde Beatriz Sánchez vaya y le levante la mano a Guillier como su viejo amigo periodista, ‘te unjo y la gente votará por ti’, no. Hoy día parte una nueva elección y hay que ser capaz  de hablarle al 20 % que votó por Beatriz Sánchez con propuestas programáticas e ideas”. 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X