Crédito fotografía: 
Cedida
El dirigente asegura que se desarrollará un proceso de consulta a concejales y alcaldes en ejercicio del partido acerca de su disposición a repostular en las próximas elecciones, pero también se están potenciando nuevos rostros. Además, confirma que Manuel José Ossandón, Alberto Espina, Andrés Allamand y Francisco Chahuán son los precandidatos presidenciales del partido.

El pasado 29 de abril, Renovación Nacional cumplió 31 años desde su constitución como partido político y puede decirse que el panorama es, coincidentemente, de renovación para la colectividad de centroderecha. De acuerdo a lo señalado en un documento enviado a los dirigentes del partido por el nuevo presidente de RN, Mario Desbordes, quien asumió el cargo el 10 de marzo tras la designación de Cristian Monckeberg como ministro de Vivienda y Urbanismo de Sebastián Piñera, se busca consolidar una idea de centroderecha diferente al neoliberalismo “que nos impusieron en los años 90”. Asimismo, en la redefinición de la filosofía de la colectividad se destacan valores como la complejidad de pensamientos, la inclusión de diversos sectores de la sociedad y la apertura hacia un “clima abierto, fraterno, respetuoso y tolerante”.

En el contexto de la celebración del aniversario de Renovación Nacional, visitó la región de Coquimbo el nuevo secretario general del partido, Felipe Cisternas Sobarzo, quien sucedió a Desbordes en el cargo desde el pasado 20 de marzo. Cisternas, quien no logró ser electo diputado por el distrito 18 (región del Maule) en 2017, plantea que el partido ha dado un giro hacia una postura más tolerante e inclusiva y asegura que están en un proceso de búsqueda de nuevos rostros y liderazgos para el desafío más próximo, las elecciones municipales de 2020.

Asimismo, analiza el panorama de Chile Vamos, en un contexto político marcado por la irrupción de posturas más moderadas, cercanas al centro, con el ingreso de Evópoli al gobierno de Sebastián Piñera y la expectativa que causa en la coalición gobernante una eventual incorporación de los movimientos escindidos de la Democracia Cristiana liderados por una parte, por Mariana Aylwin y por otra, por Soledad Alvear y Gutenberg Martínez.

Al parecer, los vientos están favorables para RN. No sólo tienen a Sebastián Piñera en La Moneda, sino que han logrado, en cierta medida, imponerse a la UDI, que ha sido uno de los esfuerzos que han realizado en el último tiempo.

“La verdad es que eso es así.  Esto viene desde hace muchos años. He sido dirigente comunal, distrital, regional, fui miembro del Tribunal Supremo y de la Comisión Política y durante los ocho años, fui prosecretario del partido. Pasé por cuatro mesas, dos con Carlos Larraín como presidente y dos con Cristián Monckeberg y la verdad es que son liderazgos muy distintos y aprendí muchísimo. Aquí hubo algo interesantísimo, que fue la unión transversal entre Cristián Monckeberg y Mario Desbordes y la verdad es que las cosas empezaron a fluir. Actualmente, Renovación Nacional es la mayor fuerza a nivel municipal, de consejeros regionales y a nivel parlamentario. Estamos dando énfasis en lo que es la sustancia, explicar bien qué es Renovación Nacional, explicar bien qué significa ser de derecha y no sólo decir que somos el partido más grande, sino que somos un partido pluralista, diverso, inclusivo y tolerante”.

“Una de las razones del éxito de Renovación Nacional es escuchar a la gente, a la militancia, a los consejeros y la mayoría de ellos no quiere que vuelva Lily Pérez”

RECONFIGURACIÓN DE LA CENTRODERECHA

La salida de la Democracia Cristiana de figuras emblemáticas como las exministras Soledad Alvear y Mariana Aylwin, además del extimonel falangista Gutenberg Martínez y el anuncio de la creación de nuevos referentes políticos, a priori, más cercanos a la centro derecha que al centro político, ha llevado a los propios líderes de la Falange a afirmar que quienes se escinden del partido no tendrán éxito con sus propios movimientos. Respecto de este tema y ante la consulta de si Renovación Nacional está la disposición a acercarse a los exdemocratacristianos, Cisternas asegura que “en el caso de la Democracia Cristiana, yo sería un poco más respetuoso y miraría más la situación.  Hay harta gente emblemática que se está retirando, que podría formar algo concreto y contundente”

¿Le podrían hacer el peso a la propia DC?

“A la DC quizás sí, pero no creo que nazca un partido con tanto peso como el que tenía antes. Paralelamente, además, se están formando nuevos movimientos como el que lidera Mariana Aylwin, que ha estado en conversaciones con nuestro senador Francisco Chahuán, quien ya formó la Federación Social Cristiana, que une a personas de distintas tendencias, pero que los une el humanismo cristiano”

¿Siente que con eso se cumple un antiguo objetivo o estrategia de la centro derecha de llevarse a sectores de la Democracia Cristiana?

“La verdad es que siento que sí se está cumpliendo el sueño, no sólo por una cosa nacional que está ocurriendo, sino que por algo internacional.  Hasta hace poco tiempo, Renovación Nacional integraba la Internacional Demócrata de Centro, que antes era la Internacional Democratacristiana. Supe que la Democracia Cristiana alegó por la incorporación de Renovación Nacional, pero al mismo tiempo, la Democracia Cristiana alemana nos apoyó, así que eso llegó hasta ahí”

PROYECCIÓN: “HINCAR EL DIENTE” EN LA SERENA Y COQUIMBO

Luego que Adriana Peñafiel decidió no repostular a la alcaldía de La Serena –cargo que ejerció entre 1994 y 2004- en febrero de 2004, asumió como candidata de RN la nieta del presidente Gabriel González Videla, Teresa Campos, quien perdió ante Raúl Saldívar y desde ahí, no lograron volver a tener la alcaldía de la capital regional. Sin embargo, podría visualizarse una luz de esperanza para RN, luego que Peñafiel fue electa con la primera mayoría como consejera regional y, además, es presidenta del CORE.

¿Van a apostar por la alcaldía de La Serena nuevamente, o se les abrió el apetito y van a postular también en Coquimbo?

“La historia cambió.  Nosotros teníamos una cierta primacía, pero esta cosa menguó. Me encantó estar en el aniversario del partido, porque pese a que hay diferencias internas, hubo ambiente de mutuo respeto y eso favorece el trabajo político. Nosotros vamos a hincar el diente en La Serena, Coquimbo y en la mayoría de otras comunas de la región. Hace dos semanas, anunciamos que adelantaríamos el proceso municipal. Eso quiere decir que le vamos a decir a las regiones que se organicen con sus comités, para avanzar en materia de concejales, porque hay varias disposiciones legales nuevas, como por ejemplo, pedirles la enseñanza media rendida. Posteriormente, seguiremos con el tema de los alcaldes. Escucharemos la opinión de las regiones y lo que digan las regiones es lo que se va a hacer”

 “No me complica Evópoli. Me gusta que haya distintos partidos de centroderecha”

LA CONTINUIDAD EN EL GOBIERNO

Hace algunos días, se conoció el resultado de la Encuesta Cadem respecto del nivel de conocimiento y aprobación de los personajes políticos nacionales, que arroja que Joaquín Lavín (UDI), alcalde de Las Condes, es el personaje con más conocido (94%) y con mayor nivel de aprobación (74%) por parte de la población. Quien le sigue en la centroderecha, es Manuel José Ossandón, excandidato presidencial de RN, con 83% de conocimiento y 50% de aprobación. Mucho más atrás, se ubica el presidente Sebastián Piñera, con un 58% de aprobación. Luego de una dura campaña presidencial, con emplazamientos, sobre todo de Ossandón hacia el actual Mandatario,  el actual senador por Santiago Oriente ha expresado durante las últimas semanas, que ha tenido acercamientos con Piñera e incluso, han llegado a acuerdos respecto de los principales temas de su circunscripción electoral.

Ante la consulta respecto de si Piñera ha cedido cada vez más a las peticiones de Ossandón y si esto podría permitir hablar de un eventual apoyo para catapultarlo a una nueva candidatura a la presidencia en 2022, Cisternas afirma que “en Renovación Nacional, tenemos cuatro precandidatos, que son Ossandón, Alberto Espina (exsenador y actual ministro de Defensa), Andrés Allamand (senador por Santiago poniente) y Francisco Chahuán (senador por la región de Valparaíso), pero hemos decidido no adelantar la carrera presidencial, porque queremos dejar trabajar como corresponde. Sin embargo, tengo la íntima convicción de que alguno de ellos cuatro será presidente”

En esa línea, si uno recorre la historia de RN, ¿Cuánto les ha afectado, por ejemplo, la marginación de Lily Pérez, quien en la década de los 90 era considerada como parte del ADN del partido y de la llamada “patrulla juvenil”, junto a Allamand, Espina y el mismo Piñera y que luego de salir de Renovación Nacional, formó Amplitud?

“Para ser franco, cuando ocurrió eso, no sólo la partida de ella, sino que con otros diputados, dolió muchísimo, sobre todo por el momento en que se hizo. Fue justo un poco después de haberse ganado las parlamentarias, porque hubiese sido ideal que si ellos estaban realmente convencidos de que no se sentían cómodos en el partido, deberían haber renunciado antes. Eso era lo lógico, pero después, con el tiempo, nos dimos cuenta de que era lo mejor que pudieron hacer, porque no comulgaban con nosotros. Lily Pérez hizo más de alguna declaración que no era acorde con los principios del partido, entonces, cuando uno contradice algunos principios o pilares fundamentales del partido, no hay nada que hacer, sin perjuicio de que tengo, en términos personales, una muy buena opinión de ella. Cuando fui prosecretario del partido, tuve más de una reunión con ella y nos llevamos bastante bien, porque es una mujer muy trabajadora”

Se habló, en algún momento, que Lily Pérez podría haber sido intendenta de la región de Coquimbo, sin embargo, RN y la UDI habrían bloqueado su llegada. ¿Eso fue así o fue sólo un análisis del momento?

“Anteriormente, los candidatos se elegían de manera centralizada.  Hoy, los candidatos, tanto a nivel municipal, como parlamentario y de cores, se eligen en las regiones. Una de las razones del éxito de Renovación Nacional es escuchar a la gente, a la militancia, a los consejeros y la mayoría de ellos no quiere que vuelva Lily Pérez. En ese sentido, debo ser súper prudente y respetuoso con su opinión. Esa es la santa verdad”

Pero hay un matiz con la situación de Karla Rubilar, actual intendenta Metropolitana, que en algún momento se salió del partido, pero el presidente le dio un espacio en su gobierno.

“En la vida también hay matices. Karla Rubilar me ha llamado innumerables veces, para conversar y tener mi opinión como secretario general. Entonces, hay una diferencia sustancial, porque ella no nos golpeó por los medios de comunicación como lo hizo Lily Pérez”.6501i

“Evópoli no es una piedra en el zapato”

Luego de la presentación, por parte de Evópoli, de la iniciativa que busca regular las designaciones de parientes de autoridades en cargos clave, sobre todo luego de la designación y bajada de Pablo Piñera como embajador en Argentina, resurgió en parte de la centroderecha el emplazamiento a dicho partido a definir si apoyará o, por el contrario,  será una especie de “piedra en el zapato” para el gobierno de Sebastián Piñera. Ante el planteamiento de si las relaciones políticas al interior de Chile Vamos cambiaron con el ingreso de Evópoli, que ha demostrado una postura levemente más “progresista” también en otras temáticas, como la Ley de Identidad de Género, Cisternas asegura que “Evópoli no es una piedra en el zapato” y plantea que la diversidad de pensamientos también se da en RN: “tengo un partido tan amplio, diverso, inclusivo y tolerante, que hay gente más conservadora que la UDI y más progresista que Evópoli y la gracia es que todo se debate y es enriquecedor”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X