• Miguel Sánchez evita especular respecto de si la nueva elección podría tener un resultado distinto a la primera, en la que Nibaldo Avilés se impuso por sólo tres votos a Marco Corgini.
Crédito fotografía: 
El Día
Exseremi de Economía afirma que hubo errores administrativos en la confección del padrón de votantes, que no fueron advertidos de manera oportuna y asegura que se busca evitar equivocaciones para la nueva votación.

Reconoce que las impugnaciones a la elección de rector de la Universidad de La Serena constituyen un hecho nunca antes ocurrido ni en el plantel regional ni en ninguna otra universidad y que afectan a toda la comunidad de la casa de estudios.

El presidente de la Junta Directiva de la ULS y exseremi de Economía, Miguel Sánchez Sánchez, asegura que la institucionalidad de la universidad se ha visto cuestionada por errores que se deben enmendar, pero sin caer en nuevos errores o improvisaciones.

26 de septiembre es el día en que se realizará la nueva elección de rector.

Según Sánchez, “algunos, sabiendo que los profesores no podían votar, de alguna manera creyeron que podían obtener esos votos.  Entonces, en el minuto en que comencemos a especular, porque si uno viera lo que votó cada uno de los que estaban votando sin tener derecho, uno podría pensar tal cosa. Pero aquellos que sabiendo que no correspondía que votaran, de alguna manera pudieron guardar silencio pensando que esos votos podrían ser para ellos. Podríamos entrar en un sinfín de especulaciones y no llegaríamos a ninguna conclusión”.

-¿Cuáles fueron los errores en el proceso de elección de rector?

“En este proceso se hicieron las cosas de acuerdo a los procedimientos que normalmente se hacen. Requiere una nómina, para poder conformar el listado de votantes. En este listado hubo, efectivamente, un error. Yo entiendo que ese error pudo haberse resuelto antes, por cuanto hay un plazo en que los académicos y los directores de Departamento revisan los nombres y si (la nómina) está conforme o no está conforme”.

Sin embargo, según Sánchez, las impugnaciones sobre aquellos casos de académicos que, estando dentro de la lista, no tenían derecho a voto, no se realizaron de forma oportuna, es decir, antes de la elección, sino que luego de ésta.

 “Nunca en la historia de la Universidad de La Serena ni de ninguna otra se había dado una impugnación”, MIGUEL SÁNCHEZ SÁNCHEZ, Presidente de la Junta Directiva de la ULS

“Tuvimos una elección tan, tan estrecha, sólo hubo tres votos de diferencia y era bastante esperable que hubiese una impugnación y así fue, de parte de los dos candidatos.  Cuando se realiza esta impugnación y en la información que llegó a la Junta Directiva, quedó claro que profesores que estaban en la lista no tenían derecho a voto. La decisión fue declarar nula la elección, se convoca a una nueva elección, con un padrón depurado, de modo de tener la certeza de estar desarrollando un proceso como corresponde”

-Una de las interrogantes que surge es si hubo una alteración intencional del padrón de votantes o una falta de prolijidad en su confección.

“Hubo falta de prolijidad. Lo que lamento enormemente, es que frente a esa falta de prolijidad y habiendo algunas personas que estaban en conocimiento de dicha falta de prolijidad, no hicieron la impugnación en el momento. Hubo varios días en que los académicos afectados podían señalar que eso no correspondía”.

-¿En quién recaería la responsabilidad de esta desprolijidad en la confección del padrón?, ¿hay alguna responsabilidad de los candidatos?

“Estamos hablando del aparato administrativo, sin duda. Son listados de la Oficina de Personal. Debo decir, porque estuvimos indagando por  qué se produce tamaño error, que efectivamente son los profesores que tienen contrato por hora, que deberían haber tenido contrato hasta el 31 de julio en términos normales, de un semestre académico normal. Sin embargo, como el semestre académico fue anormal (a causa del paro), se tenía que prolongar el contrato y en esa interfase se produce el error. Teníamos a profesores haciendo clases, pero sin el debido nombramiento”.

-Llama la atención que tanto Marco Corgini como Nibaldo Avilés impugnaron la elección, a pesar que en un inicio, parecía que sólo el primero tenía dudas sobre el proceso…

“Sí, en la Junta Directiva recibimos dos cartas de impugnación, lo cual evidentemente facilitó la decisión.  De lo contrario, hubiésemos tenido que tomar los antecedentes y realizar una investigación más profunda, de manera de dar respuesta a uno de los candidatos (Corgini), que tenía todo el derecho de hacer la impugnación. La votación fue demasiado estrecha”

Recordemos que el proceso de votación, realizado el miércoles 29 de agosto, concluyó cerca de las 19.00 horas y la Universidad –a través de un comunicado de prensa- informó a los medios del triunfo apenas unas horas después, el jueves 30 al mediodía.

-¿Cómo se regula una elección de rector?

“Esto tiene, primero, un marco legal.  Está la Ley (de Universidades), que acaba de cambiar, pero mantuvo otra ley, la Ley N° 19.305 que define cómo es la elección del rector. Tenemos ese marco legal, pero tenemos un reglamento para la elección, que es un decreto que también regula las atribuciones de la Junta Electoral. En este marco legal y regulatorio está definido el número de votos que tiene cada una de las jerarquías que existe al interior del cuerpo académico. Tenemos cuatro categorías y la categoría más alta tiene cuatro votos y la menor, un voto”.

-¿Hubo un apresuramiento en dar a Nibaldo Avilés por ganador?

“El entusiasmo de los resultados (…). Finalmente, es la Junta Directiva la que tiene que tener los antecedentes a la vista para tomar la decisión de dar por ganador. La institución tiene los procedimientos para definir quién es el rector y quién no es el rector. En este caso, hasta que nosotros no tomáramos conocimiento, no había un ganador”. 6502i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X