• “Nos articularemos siendo colaboradores en las tareas país, como la seguridad, la dignidad de nuestros niños y las pensiones”. Adriana Muñoz D’Albora, senadora PPD.
  • “El desafío más importante que tenemos es interno, redefinirnos entre nosotros”. Jorge Pizarro Soto, senador DC.
  • “Las acciones concretas están en ejercer la facultad de fiscalización y eso se hace en el Congreso y en el terreno de las ideas y las propuestas”. Ernesto Velasco Rodríguez, presidente nacional del Partido Radical.
  • “Los pasos esenciales deben ser aquellos que nos permitan encontrarnos en un espacio común como oposición, sin exclusiones”. Raúl Saldívar Auger, diputado PS.
  • “Acá no hay un conglomerado de oposición, porque tenemos diferencias, respecto de temas como los derechos humanos y la democracia, con el Partido Comunista o el Frente Amplio”. Matías Walker Prieto, diputado DC.
  • “La perspectiva común que nos une debe ser buscar acuerdos como oposición, de cara a las municipales y elección de gobernadores regionales. Vamos transitando hacia allá”. Daniel Núñez Arancibia, diputado PC.
Crédito fotografía: 
El Día
Parlamentarios y líderes aseguran que se debe trabajar para impulsar propuestas programáticas que permitan volver a ser alternativa en las municipales y disputar la presidencia a Chile Vamos.

Luego de asumir el gobierno Sebastián Piñera, los partidos que formaban parte de la extinta Nueva Mayoría, han anunciado diversos esfuerzos conjuntos en materia de fiscalización. Es así como el 12 de abril, la Democracia Cristiana junto al Partido Radical anunciaron la creación de una bancada conjunta que ya ha realizado acciones tales como el llamado formulado por parte de los partidos al gobierno a realizar cambios profundos en el sistema de pensiones, mediante la incorporación del denominado “pilar solidario”.

De la misma forma el Partido Socialista y el Partido Comunista presentaron ante Contraloría la solicitud para indagar la designación de Pablo Piñera, hermano del presidente, como embajador en Argentina, acción que habría llevado al mandatario a echar pie atrás en la decisión.

El lunes 14 de mayo, en tanto, los presidentes nacionales del PS, Álvaro Elizalde, el PR, Ernesto Velasco y el PPD, Gonzalo Navarrete, presentaron en conjunto un bloque que tiene como objetivo fortalecer el seguimiento de las acciones del gobierno y efectuar acciones fiscalizadoras, de la misma forma en que las bancadas socialistas, PPD y comunistas establecieron un acuerdo programático. 

Los parlamentarios y líderes de la exNueva Mayoría coinciden en que la fiscalización es sólo una de las dimensiones en que la coalición opositora debe actuar, pues será crucial entregar una propuesta certera y oportuna para retornar al gobierno. Asimismo, está el planteamiento compartido de que para ello, se deben generar alianzas más amplias.

Para el diputado comunista Daniel Núñez, la oposición está tratando de encontrar puntos en común, siempre bajo la premisa de “marcar diferencias, defender las conquistas sociales que se lograron en el gobierno de Michelle Bachelet y ser capaces de enfrentar anuncios que tienen grandes consecuencias negativas para el pueblo chileno, tales como lo que está haciendo el gobierno de Piñera con la Nueva Educación Pública, que en la práctica la está boicoteando”.

Por su parte, Ernesto Velasco, presidente nacional del Partido Radical, expresa que el mayor valor de la oposición está en su diversidad, “pues abarca desde la Democracia Cristiana hasta el Frente Amplio” y asegura que el rol principal debe ser el de fiscalizar al gobierno de Sebastián Piñera y tener una mirada de futuro: “nos estamos reencontrando, en identidades propias, pero también, convergencias comunes y básicamente, temas de fiscalización y propuestas”, manifiesta el timonel radical.

El diputado socialista Raúl Saldívar asegura que “la idea es constituir una fuerza común de todo el sector opositor”, sin embargo, aún no se han dado las condiciones para configurar un referente que las unifique. Más bien, dicho trabajo conjunto se ha manifestado, hasta el momento, en los esfuerzos fiscalizadores que han ejercido las bancadas del PS y el PC y la de la DC y el PR, que a juicio del congresista, “no representan una expresión de unidad total de la oposición”.

“Fiscalizar cuando hay que fiscalizar, criticar cuando hay que criticar y proponer cuando hay que proponer” es el rol que debe jugar la oposición durante el gobierno de Sebastián Piñera, asegura el diputado DC Matías Walker, quien expresa además que es fundamental encontrar convergencias en torno a las que se pueda legislar y realizar propuestas al país.

La senadora Adriana Muñoz (PPD) en tanto, plantea que el partido busca re articular la oposición a nivel nacional desde una posición de centroizquierda. “Estamos buscando puentes, alianzas, en el parlamento, en la Cámara y en Senado, desde las fuerzas políticas de centroizquierda. Desde ahí, nuestra posición es trabajar para consolidar y articular una oposición al gobierno del presidente Piñera, siempre resguardando un labor fiscalizadora de los acuerdos”.

El senador Jorge Pizarro (DC) aseguró que todos los partidos de la exNueva Mayoría están en su propio proceso de redefiniciones, tomando posturas para generar propuestas, con la finalidad de “generar una alternativa al gobierno de Piñera durante los próximos dos o tres años” y en este contexto, la Democracia Cristiana debe tener, en lo interno, “una propuesta compartida y definida por todos. Hay que re articular y eso implica incluirlos a todos”.

ROL FISCALIZADOR

Sin lugar a dudas, el elemento común que ha determinado el quehacer de la oposición desde el 11 de marzo, es el marcado rol fiscalizador respecto de las acciones del gobierno de Sebastián Piñera que han cumplido todas las colectividades que antes pertenecían a la Nueva Mayoría y también, las del Frente Amplio.

Si bien manifiesta que se ha logrado articular un trabajo fiscalizador junto a todos los partidos de la oposición, el diputado Núñez plantea que el Partido Comunista ha logrado mayor sintonía con el PS y el PPD y prueba de ello es que están concordando posturas comunes en torno a la reforma tributaria y previsional y las prioridades en salud. Núñez asegura que “esperamos que este acercamiento permita generar un polo de izquierda dentro de la oposición y, en paralelo, buscar una unidad más amplia, que vaya desde la Democracia Cristiana al Frente Amplio”.

Labor fiscalizadora que confirma la senadora Muñoz, quien expresa que este rol ha sido preponderante , sobre todo respecto de los anuncios de Piñera en la Cuenta Pública del 1 de junio, en relación a la agenda legislativa que se requiere para impulsar esos compromisos. Es por ello que la oposición ha marcado presencia en las comisiones convocadas por Piñera en Salud, Seguridad y Familia: “hemos estado absolutamente llanos a colaborar…tenemos total disposición a trabajar, entendiendo que vamos a conversar desde nuestras distintas visiones para aportar al desarrollo del país”.

Por su parte, el líder radical recalca que, hasta el momento, la política de alianzas en la exNueva Mayoría se ha centrado en la fiscalización y asegura que es muy prematuro hablar de eventuales acuerdos para las elecciones municipales: “hemos ocupado la interpelación y otros han acudido a la Contraloría, pero son herramientas que, en definitiva, apuntan a la fiscalización y que haya imperio de la ley en nuestro país”. 

A diferencia de Velasco, Saldívar plantea que las municipales de 2020 serán la instancia crucial para tener y poner a prueba una estrategia política definida que permita un buen resultado para la oposición y revertir lo que califica como “un resultado interesante del actual gobierno en la última elección parlamentaria y presidencial”. En este sentido, los comicios comunales serán la instancia clave para que la oposición se erija nuevamente como una alternativa a la centro derecha.

Si bien se reconocen las discrepancias con el gobierno, en la oposición admiten que es igual de importante buscar los puntos de encuentro que permitan avanzar en acuerdos. El diputado Matías Walker (DC), plantea que “hay espacios que uno puede encontrar, en el ámbito del Congreso, acciones de fiscalización conjunta, respecto de cuestionamientos como el nombramiento del presidente de Codelco (Juan Benavides), que fue sancionado en el caso de colusión de las farmacias, o el tema de decreto de inmigración que, a nuestro juicio respecto de las personas de nacionalidad haitiana”.

Es evidente que cada partido está llevando su proceso interno de evaluación de la derrota de noviembre y al mismo tiempo, de rearticulación para presentar nuevas propuestas. En el caso de la DC, se reconoce que en el contexto de la elección de la nueva directiva de Fuad Chahín, se debe dar el proceso de una reestructuración interna que facilite generar propuestas. Si bien reconoce que es complejo llegar a dichos acuerdos, Jorge Pizarro señala que los senadores de oposición han comenzado a articularse para buscar dichos temas en común y hasta el momento, las convergencias han estado en salud, seguridad y pensiones, áreas en las que el gobierno ha llamado a los grandes acuerdos.

ARTICULACIÓN EN TORNO A PROPUESTAS

Un aspecto fundamental a considerar es de qué forma los partidos que, hasta el momento, han realizado esfuerzos fiscalizadores de manera particular y a través de las bancadas conjuntas, vuelven a dialogar y a generar acuerdos y articulación. Los actores reconocen que se debe trabajar y dar igual importancia a los dos grandes roles, el opositor y el propositivo, que será el que, finalmente, permita a la centroizquierda volver al gobierno.

Para el parlamentario comunista, el PC debe cumplir el rol de articulador de la unidad opositora y generar referentes para lograr mayorías políticas y generar gobernabilidad. En este sentido, manifiesta que “sectores como el Frente Amplio, si pretenden ser capaces de dar gobernabilidad al país, deben abrirse, crear referentes que generen mayorías políticas y electorales”.  El diálogo del PC no ha excluido a la Democracia Cristiana, pues como señala Núñez, “se ha conversado con todos los partidos y con la DC, en particular, acerca de la decisión que tomó Contraloría respecto del Sernac, así que hay temas en los cuales estamos conversando, pero aún falta tener algún diálogo más profundo”. 

Consultado respecto de si es posible volver a un referente político consolidado de la centroizquierda, de la misma forma en que fue la Concertación y, luego, la Nueva Mayoría, Walker plantea -en directa referencia al Partido Comunista- que “es difícil hacer alianzas con partidos que no respetan los valores democráticos y la defensa a los derechos humanos”. Asimismo, plantea que “nosotros vamos a recuperar el gobierno cuando tengamos mejores propuestas que la derecha respecto de los temas que hoy demanda la ciudadanía, como pensiones, salud y seguridad y educación.  Así se recupera, no sumando partidos por sumar”.

En el caso del PR, se han alineado con la bancada de la Democracia Cristiana para la coordinación del trabajo legislativo y fiscalizador en una bancada conjunta que, de acuerdo a lo señalado por el diputado DC Matías Walker, busca trabajar desde una postura más cercana al centro, sin excluir la posibilidad de sumar a otras colectividades como el PPD. Para Velasco, en tanto, aquella determinación “es completamente compatible con un espectro de unidad de oposición”.

El diputado socialista plantea que la oposición debe reencontrarse en un espacio común, sin exclusiones, pues se debe entender, en palabras de Saldívar, que “nos necesitamos todos y debemos conformar un bloque con todos”, con la finalidad de ejercer una oposición eficaz. Sin embargo, se debe realizar un proceso de identificación y definición de los propósitos de la oposición, que no sólo deben estar por el lado de la fiscalización, sino que de las propuestas.

La senadora plantea que existe una “disociación” entre la propuesta del gobierno de una búsqueda de acuerdos y las decisiones políticas que efectivamente toman. Es precisamente por esta razón que la oposición se ha articulado, como señala Muñoz, en torno a “la discusión con el gobierno y estamos disponibles en las tareas que se nos convoquen, pero el camino está lleno de disociaciones e incoherencias y se requiere una tarea de fiscalización y diálogo franco y directo”.

No hay dudas de que el rearme y re articulación de la oposición irá directamente de la mano con la capacidad de coordinar una fiscalización efectiva al gobierno, definiendo temas y propuestas claras.

Para el senador Pizarro, en tanto, se debe asumir que la Nueva Mayoría terminó y que se deben armar nuevos referentes de oposición y en ello, el trabajo desde el Congreso será vital. Sin embargo, se requiere un proceso de análisis y trabajo más profundo: “hay muchas áreas en las que estamos dialogando. Creo que hay avances, como esta articulación entre los senadores de la oposición. Nuestra bancada está concentrada en los temas de infancia, previsión social, reforma al Estado y descentralización y seguridad ciudadana. El desafío más importante que tenemos es interno, definir entre nosotros”.6501Ri

Velásquez: independiente y crítico

Se ha autodefinido como “progresista y de centro” y asegura que en la Cámara ha intentado  facilitar acuerdos entre sus pares de oposición y de Chile Vamos. El diputado Pedro Velásquez manifestó que si bien los parlamentarios de Chile Vamos creen contar con su voto, él ha optado, en su calidad de miembro de la bancada independiente, por analizar y pronunciarse en cada tema de manera separada y concurrir con un voto que permita destrabar las decisiones. Asimismo, es preciso recordar que el exedil porteño ha sido crítico respecto de Sebastián Piñera, a quien acusó de soberbia, pues según expresó, por una parte busca acuerdos, pero por otra, ha sido “ofensivo” respecto del gobierno anterior.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X