• El concejal comunista plantea que, en cualquier caso, su candidatura debe pasar primero por una primaria y estar acompañada de un programa concreto.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Si bien no niega sus intenciones de ser candidato a alcalde por Coquimbo y competir contra Marcelo Pereira, el concejal y médico asegura que primero se debe avanzar en un programa concreto que vaya en beneficio de la comunidad.

Manifiesta que su gestión como concejal tiene una gran responsabilidad, sobre todo en cuanto a la consecuencia que debe mantener entre sus acciones y lo que vota en el concejo. El concejal del Partido Comunista por Coquimbo, Fernando Viveros Reyes, junto con reafirmar su intención de ser precandidato a alcalde por el puerto en 2020, asegura que intenta responder a las expectativas de las personas, con ideas nuevas que puedan “renovar la forma de hacer política en el municipio de Coquimbo, lo que considero muy necesario”.

Prueba de ello, de acuerdo al concejal, han sido sus posturas en temáticas como el financiamiento de La Pampilla, la aprobación del leaseback de $7.000 millones solicitado por el municipio, el cual rechazó, o sus fiscalizaciones respecto del uso de recursos para La Pampilla, la venta de terrenos municipales y sus propuestas para la protección del medio ambiente.

En entrevista con Radio Mistral (95.1 FM y en www.radiomistral.cl), el médico asegura que la oposición debe reunificarse en torno a un programa para presentar una propuesta que le permita recuperar el gobierno y que el PC debe ser una alternativa en un bastión de la Democracia Cristiana como Coquimbo.

¿Cómo Partido Comunista, quieren terminar con la hegemonía de la DC en Coquimbo?

“Creo que hay un desgaste y que hay que aparece nuevas opciones.  Nosotros tenemos todas las condiciones para ir a una primaria y ganarla si logramos unidad”

Si bien usted señala que es candidato, ¿está dispuesto a ceder si el día de mañana aparece un liderazgo más fuerte en el Frente Amplio?

“Por supuesto.  Nosotros estamos en una negociación nacional, pero tenemos aristas locales y creemos en un programa. Si hay un candidato del Frente Amplio, como Cristóbal Reyes de Revolución Democrática o candidatos interesantes como Ricardo Vitaly, que le fue muy bien en la última elección o si hay movimientos sociales y vamos a una primaria y no la ganamos, pero creamos un programa, será también un avance.  Lo que queremos establecer es qué ciudad queremos y eso es lo fundamental hoy día. Por eso queremos instalar la idea de que es necesario ir a una primaria e ir en la franca disputa del municipio a la Democracia Cristiana”

“La Democracia Cristiana no estaba acostumbrada a que hubiese una voz disidente que exprese los temas de forma real y sin miedo”

¿Eso incluye acercarse al velasquismo?

“Nosotros creemos en la más alta convergencia para vencer a la derecha, para sostener los avances en beneficios sociales y transformar en beneficio de los más humildes. Nosotros estamos dispuestos a conversar, obviamente, en torno a un programa. Más allá de una negociación personal, lo que nos interesa son las ideas. Si hoy tenemos consenso programático, estamos dispuestos a sentarnos a conversar con quien sea necesario”

¿Y un eventual acercamiento a Velásquez no le jugará en contra?, porque él fue condenado por fraude al Fisco, pero ustedes apuestan por un Coquimbo distinto.

“Aún no hemos hecho ninguna conversación oficial, pero lo que planteo es que existe un proceso judicial contra el diputado y está pagando una cuota mensual por su deuda con el municipio.  Eso lo vemos con buena mirada, que esté devolviendo los recursos, pero nosotros no somos el velasquismo. Somos una nueva forma de gobernar, que sí tiene el ímpetu que podría haber tenido el gobierno de Velásquez, pero tenemos diferencias profundas y en política uno no tiene que cerrarse a negociar con personas que incluso sean del enemigo, porque la política es el arte de conversar y tomar acuerdos. Estamos conscientes de que nuestro aliado más interesante es la amplia convergencia, ojalá fuerte con el Frente Amplio, una arista de la DC con la que estaríamos dispuestos a disputar el espacio”

“La gente confió en nosotros, nos dio su voto y hoy nos sigue encontrando en la calle”

“NO TENGO NINGUNA ALIANZA CON LA DERECHA”

Desde que asumió como concejal, Fernando Viveros ha establecido una relación muy cercana con su par de RN, Guido Hernández, con quien ha realizado varias fiscalizaciones y actividades públicas conjuntas. Consultado respecto de su vínculo con el representante de la centroderecha al interior del concejo, Viveros asegura que no tiene ningún tipo de acuerdos con la derecha, pues mantienen diferencias ideológicas. Sin embargo, en temáticas que Viveros califica como de sentido común, como el gasto municipal, existen convergencias y en las que se pueden realizar trabajos coordinados. Pese a ello, manifiesta que su real cercanía está con sectores como el Frente Amplio, Revolución Democrática y movimientos sociales ligados a la izquierda.

“Lo primero que había que hacer era cambiar la política de endeudamiento que tiene hoy el municipio y cómo se administran los recursos”

¿No teme que ser tan crítico en la gestión municipal pueda transformarse en una piedra en el zapato para una eventual candidatura? En La Serena se comenta mucho el rol que tiene Jocelyn Lizana y hay consenso, en privado, en que su papel es, sobre todo, el de ser crítica con la gestión del alcalde.

“Al contrario.  Nosotros tenemos propuestas, como redistribuir lo que gastamos. Por ejemplo, nosotros tenemos un programa en el caso de los enfermos crónicos, donde a usted le sacan sangre y exámenes para poder controlarlo, exámenes que están autorizados y son AUGE. Los exámenes antiguamente se hacían en el Laboratorio Los Olivos y había una licitación por $2.200 millones, con un lucro de casi un 30%. Lo que nosotros planteamos es que el lucro excesivo con recursos públicos debe cambiar y proponemos un Laboratorio Municipal que optimice los recursos a un menor costo. En el SAR de Tierras Blancas, que es un nuevo servicio que se hizo durante el gobierno de la presidenta Bachelet, la sala de urgencias tiene una sala de rayos X y hoy día, nosotros compramos a una empresa privada los rayos X de cadera para los menores de tres meses y los exámenes de tórax para los mayores de 65 años. Pagamos alrededor de $20.000. Nosotros proponemos un Centro Radiológico Municipal, donde entreguemos todas las prestaciones radiológicas y que lo hagamos ojalá en forma gratuita. Si compramos telemedicina, un rayo X nos sale entre $4.000 y $6.000 y podríamos hacer tres o cuatro exámenes. Más que tener una posición crítica a todo lo que hace el alcalde, lo que creemos es que hay que cambiar lo de fondo, que es cómo gastamos”.6501

 

Eventuales acercamientos a la DC

Consultado respecto de su relación con la Democracia Cristiana y, especifícamente, si ha recibido apoyos explícitos de parte de sectores de la Falange o busca convergencias con dicho partido, Viveros manifiesta que “Hay gente que se acerca y pregunta si lo que se está haciendo está bien, porque se están destapando cosas que antes no se conversaban". Asimismo, el concejal y médico plantea que más que un discurso crítico, lo que se busca es más transparencia: "hoy queremos que los concejos municipales sean transmitidos por streaming, para que la gente sepa qué piensan sus autoridades y yo digo por qué no avanzar en eso. Eso es una decisión política y la mayor cantidad de votos que sostiene esa decisión es de la DC. Hemos intentado llevar una buena alianza con el municipio. Hay que recordar que nosotros apoyamos a Marcelo Pereira en la primaria y él ganó por 400 votos y fuimos protagonistas en esa diferencia”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X