El primer objetivo para el alcalde electo de Monte Patria será dignificar la actividad política en la comuna, junto con ello trabajar en lo que será una diversificación económica en la que podrá darle más oportunidades a la gente.

El recién electo jefe comunal de Monte Patria  y actual presidente regional de la democracia cristiana, Camilo Ossandón, asume su periodo con tranquilidad y agradecimiento por todas las personas que votaron por él.

Sabe que ingresará a un municipio en el que los ánimos estén más tensos, situación que dice tomará y enfrentará con calma.

Sobre el actual momento de la Nueva Mayoría y de la DC asegura que las coaliciones políticas tienen que empezar a limpiarse de gente que efectivamente cumpla con los requisitos básicos como la disciplina, el honor y la responsabilidad política de las instituciones a las cuales han jurado su lealtad y compromiso.

  ¿Temé que ahora podría   enfrentar una contracampaña  al interior del municipio que desde 1992 estaba en manos de Juan Carlos Castillo?

“Creo que son dos cosas. Una que él termina su mandato el 06 de diciembre por lo tanto si o si tenemos que resolver el tema del traspaso y nosotros no tenemos ningún grado de interés en hacer una persecución política en lo laboral ni en lo administrativo del municipio, por lo tanto tenemos que tratar de comunicarnos de hecho ya hemos tenido algunas conversaciones y yo le pedí al alcalde Juan Carlos Castillo que pueda definir un equipo para el traspaso y lo mismo quiero definir yo estos días, un equipo que me ayudar en eso.

En lo político lo del alcalde Castillo como tantos otros en la región de Coquimbo tiene que ver con el tema de que las coaliciones políticas tienen que empezar a limpiarse de gente que efectivamente cumpla con los requisitos. Lo que no podemos aceptar hoy día en la Nueva Mayoría es más deslealtades ni en la Nueva Mayoría ni en la democracia cristiana. Yo creo que en la política se debe limpiar y aquí hay decisiones que van a nacer de lo institucional y hay personas que tienen que dar un paso al costado y cada uno sabrá en que momento”.

¿Él (Juan Carlos Castillo) debería ser una de esas personas?

“Es evidente que el no solamente se restó de participar, él y su equipo tuvieron un comportamiento que deja bastante que desear y que ha sido bastante grave. El alcalde Castillo a portas de la elección hizo una acusación muy grave a través de un instrumento público como es la Ley de Transparencia. Se entregó una información que es completamente falsa y que fue solamente con el objetivo de  dañar la percepción de honradez y de transparencia que los ciudadanos de Monte Patria tenían de mi persona eso claramente se genera en un marco de contexto electoral, por lo tanto insisto que cada uno tiene que asumir la responsabilidad que le corresponde pero también los partidos tienen que institucionales ejercer la disciplina”.

-Muchos criticaron que usted nunca dejó la presidencia regional de la DC, ¿eso le favoreció en su candidatura o al contrario?

“Hemos cumplido fielmente el mandato de conducir la democracia cristiana, hoy día somos el partido político más votado en la región de Coquimbo, somos el partido que tiene más concejales, subimos un alcalde y mantuvimos todos nuestros candidatos. Si yo hubiera sabido que seguir en la presidencia nacional hubiera puesto en riesgo el trabajo que tenía que hacer el partido o en mi candidatura en Monte Patria, lo hubiera dejado, pero la verdad es que había que cumplir el mandato y creo que lo hemos hecho lo mejor posible y los resultados lo avalan”.

-Con los resultados del PPD, ¿Cuál es el futuro de la DC, esperan tener el liderazgo que poseían antes?

“Los liderazgos los seguimos manteniendo, quien debe notificarse en hacer un cambio es precisamente el gobierno para poder hacer una nueva composición. Los resultados electorales son  buenos para la Nueva Mayoría, por lo tanto cualquier partido que esta al interior se ve afectado por ellos, uno es nuestra falta de renovación al interior de las comunas. Hemos tenido muchos problemas en la conducción del gobierno que son evidentes, aquí hace falta una autocrítica y volver a una vieja cultura política que cuando uno comete un error pagar con responsabilidad política ese error”.

-El el intendente pidió disculpa y señaló que había sido un error, ¿Era lo que esperaba de él?

“Acá el intendente lo elige la Presidenta y por lo tanto está más expuesto, este problema se viene arrastrando desde hace mucho antes, desde la antigua intendenta, cero conducción en el gobierno regional. También mucho de lo que pasa en nuestros servicios públicos de la región, aquí la autocrítica tiene que ser mucho más profunda y también tiene que ver con considerar a presidentes, dirigentes de partidos y dirigentes políticos, en general, tiene que haber una profunda reflexión e incluso la democracia cristiana no podemos estar ajenos a eso.

Afortunadamente salimos adelante gracias al trabajo de la DC, pero nadie queda ajeno a asumir responsabilidades, uno no se puede desmarcar cuando le va bien”.

-¿Le debe en parte su elección al diputado Matías Walker y no al senador Jorge Pizarro?

“Todos los alcaldes electos en la Región de Coquimbo le debemos el triunfo a los ciudadanos, quienes hoy salimos electos tenemos que preocuparnos de una cosa, de la alta abstención que hemos tenido en cada una de las comunas, el desafío no es solamente darle bienestar a los ciudadanos, sino que prestigiar la política, de tal forma que los próximos años la gente vuelva a las urnas y participe, ese es el desafío”.

-¿Se podría encontrar con los mismos que se opusieron a su candidatura en una futura postulación a diputado, se habla que Castillo podría ser una de las cartas?

“Nuestra Constitución permite que todos los ciudadanos puedan acceder a presentar al resto, pero la verdad es que la gente va a premiar la coherencia, por lo tanto, quienes hayan sido coherentes quienes hayan sido responsables, que hagan ejercido el servicio público con una alta moral van a ser siempre los que van a estar liderando, creo que se vienen grandes transformaciones en los cuadros políticos locales y nacionales.

En la democracia cristiana no todos somos amigos y tenemos muchas diferencias de pensamiento pero hay cosas que no se pueden permitir, la deslealtad en política tiene que ser erradicada.

Si bien hemos tenido diferencias con Castillo desde siempre, eso no me impidió apoyarlo en Ovalle, lo acompañe sin ser invitado, porque era mi responsabilidad, esa es la coherencia que tenemos que tener en política, que más allá de la diferencia, tenemos que respetar el compromiso colectivo cuando juramos respetar el humanismo cristiano”.

-¿Cree que él lo menospreció cuando llegó como concejal y nunca pensó que podría llegar a transformar la alcaldía?

“Yo no le quitado nada a Castillo, ni el a mí. Creo que lo que le ha faltado en general a nuestros dirigentes generar personas con liderazgos.

A veces los alcaldes terminan pensando en sus grandes obras y hablan de ello como con un ego que inconmensurable, la política tiene que volver a pensar en las personas. 

 

SELLO POLÍTICO

¿Cuál va a ser su sello político en la comuna o las principales obras que quiere sacar?

“Primero queremos recuperar el alma de nuestro pueblo porque la verdad es que vemos a la gente desmotivada y no la vemos partícipe de la comuna y eso implica hacer un trabajo de desarrollo comunitario he iniciativas a ser parte de lo que hoy sucede en el desarrollo.

Nuestro proceso más trascendental es la salud primaria, queremos avanzar en salud, dental mental y también hacer un gran esfuerzo por ir bajando el ingreso a las obras médicas.

Hoy día tenemos que generar pilares fuertes de lo que será una diversificación económica que puede darle oportunidades a la gente.

Son tantos los desafíos pero lo principal que queremos es dignificar la actividad política en Monte Patria aportar desde ahí haciendo las cosas bien, las cosas que nos hemos comprometido, dando el máximo esfuerzo para que Monte Patria esté bien”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X