Crédito fotografía: 
El Día
El edil reelecto este domingo señala que luego de cumplir su segunda gestión al mando de la capital regional espera descansar y no pensar en algún otro cargo político. Asegura que en esta administración se centrará en mejorar los problemas de la comuna y terminar lo que faltó por hacer en su primer tiempo, además de apoyar a nuevos liderazgos que permitan renovar rostros en política.

Satisfecho y conforme con el triunfo obtenido en estas elecciones municipales se muestra el alcalde Roberto Jacob (PRSD) que este 6 de diciembre asumirá su “segundo tiempo” que solicitó a la comunidad y que esta le concedió con un 58,44 % de las preferencias.

Hoy vuelve a asumir en el municipio tras dejar su cargo por un mes de intensa campaña en la que tuvo que superar la desconfianza de la población y las críticas a su gestión por la deuda municipal.



“Yo viví estas elecciones como siempre, no tengo la costumbre de pelear y por lo tanto los ataques no los devolví. La gente no quería seguir viendo peleas, porque  son un triste espectáculo. Si bien, a nadie le gusta que lo ataquen, son las reglas del juego y creo que al fragor de la lucha algunos creen que le darán resultados y se demostró que no es así. Mi forma de hacer campaña me dio este triunfo”.



Hoy el alcalde ya está pensando en lo que se viene en los próximos cuatro años y los problemas a solucionar. Ya se ha reunido con el alcalde electo por Coquimbo Marcelo Pereira para iniciar trabajos en conjunto en temas como congestión y desarrollo urbano, porque “es importante que hagamos cosas en conjunto y que abordemos el tema de la conectividad en forma seria”. Además sigue trabajando por disminuir la deuda municipal y disminuir la delincuencia, entre otros temas como el turismo y la cultura.



A pesar de triunfar por amplio margen con su principal competidor Yuri Olivares que sólo obtuvo el 16,7%, usted perdió más de diez mil votos en comparación a la elección municipal del 2012? ¿Cómo evalúa esta disminución? ¿es un castigo a su gestión?



“Esta elección fue  diferente, primero porque habían siete candidatos  y la vez anterior solo fueron cuatro. En segundo lugar hubo  una abstención muy grande, pero yo estoy absolutamente conforme y  llegué casi al 59%  y eso es muchísimo. Desde cualquier punto de vista, como están las cosas hoy y lo que la gente piensa de los políticos,  es un tremendo triunfo. Se notó el respaldo de la gente,  porque a pesar de todo lo que se dijo y de todo lo que se habló de La Serena, la gente me creyó y me respaldo y eso es para mí tremendamente valorable”.



En este segundo tiempo hay un concejo municipal renovado, con diez integrantes y cuya conformación política es variada ¿qué le pareció este nuevo concejo municipal para el futuro trabajo en La Serena?



“A mí me pareció bien, se junta la experiencia con los nuevos. Me da la impresión que todos vienen con la intención de trabajar  y así me lo han manifestado con los que he conversado. Creo que hoy día tenemos la tremenda oportunidad de trabajar por la ciudad de La Serena. Los colores políticos en los concejos municipales generalmente se dejan de lado; lo importante es que cada uno haga su trabajo junto con el alcalde y que las propuestas que hagan ojala se puedan llevar a cabo”.



Quedan varias cosas pendientes de esta primera gestión y cuál será el foco de trabajo en su segundo periodo.



“Yo creo que lo primero es consolidar los edificios municipales. Estamos con el diseño y tenemos que hacer los esfuerzos y empezar la construcción y ojalá, terminarlos en este periodo, que conllevan en sí un ahorro de casi 800 millones de pesos al mes, ya que dejamos de pagar arriendo y todos los servicios estarán en un solo lugar. En segundo lugar hay que hincarle el diente a  la delincuencia junto a las otras autoridades, porque esto no lo soluciona solo el municipio, pero sí nosotros  debemos gestionar las acciones que tiendan a mejorar ese aspecto.  Otro tema es la congestión vehicular y seguir construyendo sedes vecinales para darle prestigio a las organizaciones…”



El tema de la deuda municipal especialmente en salud y educación también será parte importante de lo que se viene en su administración.



“Cuando se habla de la deuda en salud estamos hablando de una deuda con el hospital y que ya estamos documentando y que vamos a pagar.  Yo ya di las instrucciones para hacer un laboratorio para los exámenes municipales y tenemos un local en el sector  mercado sur para instalarlo y vamos a ver vía concesión o lo que sea para que se ejecute, porque nuestra primera prioridad es no depender de servicios y no terminar sin exámenes por deudas.

La deuda de Cenabast nos aceptaron la propuesta y es algo finiquitado. Esa deuda no era mía, pero como alcalde se asume. Estamos muy cercanos a terminar con la deuda previsional de los profesores, nos van quedando dos o tres meses del 2015 que deberían estar cancelados estos días; por lo tanto hemos hecho los esfuerzos. Van a jubilar 105 profesores  que están  en los últimos trámites de la Contraloría que nos permiten rebajar la planilla mensual en 200 millones de pesos. Es fácil hablar de la deuda, pero también hay que ver cómo se gestó, pero nosotros no miramos para atrás y estamos avanzando en soluciones”



Con este amplio triunfo ya piensa en reelección o en un futuro parlamentario



“Mi futuro está en la casa. Yo soy un hombre de palabra y no porque haya triunfado y me haya ido bien voy a cambiar mi opinión. Yo siempre dije que eran dos periodos de alcalde y este para mí sería el último. Yo no soy de profesión autoridad, hay gente que es  alcalde, o después diputado, luego senador o core, pero que no pueden vivir sin un cargo, yo no.  Yo creo que es suficiente con dos periodos y está al alcance de mi energía. No pretendo morirme de autoridad, sino que quiero tener mi tiempo para poder descansar y hacer mis cosas. Además  hay que darle espacio a los nuevos que vengan”.

La Serena dentro de las menos participativas

Un 65% de abstención alcanzó la comuna de la Serena en estas elecciones municipales alzándose en los primeros lugares a nivel nacional. Para el alcalde electo Roberto Jacob esta baja participación se nota aún más “porque es una ciudad más grande generalmente donde hay más cantidad de votantes, la abstención es mayor”



El edil señala que en la capital regional afecta mucho la gran cantidad de personas que viven en la ruralidad que “cuesta hacerlas votar” y aunque era algo que se pronosticaba e todo Chile,  personalmente tenía la ilusión de  “como habían 84 concejales estos podrían  traer más gente y mayor participación, pero no fue así”.



Agrega que la única forma de cambiar esta situación es prestigiando a los políticos, haciendo la cosas bien “escuchando los problemas y tratando de solucionarlos”. Por último asegura que quizás  no se estaba preparado para el voto voluntario, porque se ha demostrado con las altas cifras de abstención e hizo un llamado a los jóvenes a “tomar en serio el poder que tienen con el voto” para cambiar las cosas y no sólo criticar desde las casas o redes sociales.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X