• Foto JC Alanis
    Foto JC Alanis
Con el 52,6% de las preferencias en las elecciones municipales el demócrata cristiano y representante de la Nueva Mayoría confirmó el respaldo popular a su programa comunal, y comenzó trazar la hoja de ruta que su administración seguirá para el desarrollo del puerto y su gente.

Enfocado en conformar su equipo de trabajo para dirigir los destinos de la comuna de Coquimbo durante los próximos cuatro años se encuentra el electo alcalde Marcelo Pereira, quien apoyado por su partido la Democracia Cristiana, el pacto Nueva Mayoría y un amplio sector independiente logró alcanzar la meta propuesta que fue superar el 50% de las preferencias.


Desde hace exactamente dos años y medio que el joven porteño de 34 años comenzó un duro trabajo para alcanzar la alcaldía porteña como lo hizo su fallecido padre años atrás. Logrando para ello obtener la victoria en dos elecciones primarias y en los últimos comicios donde se demostró el respaldo popular a su programa comunal, siendo esto potenciado por su cercanía con la comunidad y una férrea labor en terreno.


Ya más calmo y en su hogar Marcelo Pereira recibió a El Día y quiso dar conocer las impresiones respecto al proceso eleccionario que le dio la oportunidad de guiar a Coquimbo, y además trazó los pasos que seguirá su administración comunal, que aseguró, se volcará a mejorar la vida  de los coquimbanos por medio de inversión social y ciudadana.  


-¿Cuál es su sentir tras la victoria obtenida en las municipales porteñas? 
“Esto feliz ya que recorrí un largo camino para lograr este resultado. Primero conseguí ganar dos primarias eleccionarias, y en este proceso final logramos superar el 50% de las preferencias, lo que es bueno ya que un alcalde debe llegar a su puesto con el voto popular y la confianza de la gente. Además, valoro el apoyo en pleno de mi partido, la Nueva Mayoría y de la gran fuerza independiente”.   


¿Dónde estuvo la clave de la victoria?
“Claramente en el trabajo en terreno para construir y dar conocer mi programa “Contigo Más Coquimbo”, que permitió a la gente sumarse e identificarse con él y conmigo, debido a la capacidad de escuchar y conformar mesas de trabajo para validar y crear propuestas. Siendo esto algo transversal e incluyente  que la ciudadanía valora; además demostré ser alguien capaz”.


-Su padre es reconocido por ser el “alcalde del pueblo”, ¿buscará dar continuidad a este sello?
“Desde luego pero ese sello no es algo que se planea, la cercanía con la gente es algo que viene por formación de vida y siempre he tenido el corte humilde y de piel que los coquimbanos tanto valoran. Partí esta carrera bajo la denominación del hijo de Óscar Pereira, pero demostré mis fortalezas y cualidades siendo una persona organizada, con proyectos y que sabe armar buenos equipos de trabajo”.   


-¿Cuál será el trazado de su gestión?
“Yo represento a la juventud y nuevas ideas, y debo ser sincero en decir que Coquimbo tiene grandes obras, pero es el tiempo de volcar la labor municipal hacia la inversión social para mejorar la vida de nuestra gente. Para ello hay que estar en los barrios y conocer sus necesidades para resolverlas.
“Existen una serie de materias que abordar, pero lo urgente es lo antes mencionado y trabajar por un Coquimbo limpio y ordenado, además de potenciar a nuestras actividades productivas y consolidar a la comuna como un destino turístico de la mano a La Serena y su alcalde Roberto Jacob”.     


-¿Tuvo en algún momento temor a perder las elecciones?
“Aunque decían que la carrera estaba ganada jamás me relajé, desde el inicio de las votaciones estuve preocupado de obtener sobre el 50% de las preferencias y se puedo concretar ya saque sobre los 20 mil votos. Admito que jamás me confié, pero tampoco pensé en perder”.


-¿Usted señaló que será el alcalde de todos y sin distinciones políticas, ¿cómo logrará ese equilibrio?
“Me debo a un conglomerado al ser parte de la Nueva Mayoría y soy el representante de todos los coquimbanos, por ello, mi trabajo será trasversal. Para lograr el progreso en todo aspecto se debe llegar a acuerdos y trabajar mancomunadamente con todos los sectores políticos en pos de Coquimbo, pero siempre junto  a la gente e incluyendo al Gobierno. Este es un trabajo para sumar y no para restar”. 


-Ya en el sillón municipal, ¿cuándo y con quienes conformará su equipo de  trabajo?
“Armaré un equipo donde todos tendrán su espacio, pero me comprometí a que los cargos serán ocupados por la gente competente, ya sean independientes o de partidos políticos. Siempre he dicho que trabajaré con los mejores y vamos a evaluar con antecedentes en mano para que no exista eso del “amigazo”. Pretendo confirmar los nombres que compondrán mi equipo de trabajo en alrededor de 15 días”. 


-¿Y su gabinete quien lo dirigirá?
“A la única persona que le pedí ser mi jefe de gabinete es a Juan Carlos Rojas, pero el accedió al puesto de concejal y le solicitaré analizar la opción. Es el único cargo que tengo escogido, pero la decisión es personal y la respetaré”.


-¿Llama a la tranquilidad a los funcionarios?
“Desde luego, pero cada persona que quiera trabajar en nuestra gestión deberá tener las cualidades que la gente vio en mi persona, que es la transparencia, cercanía y tener los zapatos bien sucios con el trabajo en terreno. El municipio se debe a la gente y los funcionarios deben dar el ejemplo, por ello seré fiscalizador en ese tema”.    


-La alta abstención de votantes en los comicios de la comuna es una señal preocupante, ¿realizará un trabajo para reencantar a los porteños?
“Claro y para ello se debe realizar un análisis político de fondo. Pero debemos apuntar a la educación cívica y soy partidario del voto obligatorio, ya que es un deber. Hay que hacerse cargo del desencanto y de la desinformación existente respecto a lo importante de ser parte de la democracia, y el foco debe apuntar a la juventud”.

POLÍTICA DE FRENTE

-¿Se declara militante DC o mantiene su independencia partidista?
“No tengo miedo en asumir que soy militante demócrata cristiano. En las papeletas aparezco como independiente debido a un error en mi inscripción que no llegó al SERVEL. Eso mismo afectó a otras personas como a mi hermano Óscar, el alcalde de Combarbalá Pedro Castillo y otras 30 personas. Mi padre fue DC y logró la transversalidad con todos los partidos políticos y al ciudadanía, y ese es el estilo para avanzar”.   


-¿Cree que la falta de experiencia política podría generarle complicaciones?
“No creo. El principal eje de un alcalde es trabajar con la gente y mientras esto se cumpla no tendrían por qué jugarme una mala pasada. Ayer obtuve más de 20 mil votos y fue la gente la que decidió, dejando en claro que a ellos me debo”.


-¿Cómo conciliará sus ideas con un concejo municipal diverso políticamente?
“Lo importante es el trabajo con transversalidad para avanzar y por ello llamo a la unidad de los sectores políticos para tener un mejor Coquimbo. Es muy bueno tener la mayor cantidad de visiones para tomar las decisiones correctas, y eso espero realizar”.


¿Qué conclusiones saca de la competencia electoral?
“En primer punto que un trabajo junto a la gente da sus frutos, y que la premisa de las descalificaciones durante una competencia política no. Envío un mensaje de estima a todos quienes competimos en este proceso y solo basta decir que Coquimbo optó por un cambio, el cual represento”. 

Mensaje a Coquimbo
“Agradezco la confianza y les confirmo que vengo a renovar la política y a ser el alcalde de todos. El municipio tendrá las puertas abiertas y envío un mensaje de unidad y apoyo a toda la ciudadanía, ya que el trabajo para el bien de la comuna se construye en conjunto y para ello comenzaré a capacitar líderes sociales; que sepan cómo contribuir a generar un mejor Coquimbo”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X