Crédito fotografía: 
Archivo El Día
El parlamentario Comunista se refirió al futuro de la alianza política y a la necesidad de crear un nuevo referente. Sobre los cuestionamientos al viaje de la Presidenta a Cuba dijo que “existe un doble estándar en el tema de los derechos humanos”.

Daniel Nuñez fue uno de los diputados de la Nueva Mayoría que resultó electo en la región. En una región en que por primera vez, desde el retorno a la democracia, se impuso la derecha. 

El parlamentario se muestra crítico, particularmente, respecto a los resultados de las elecciones presidenciales  en la zona nort del país, porque, a su juicio, no hubo una adecuada reacción ante la baja del precio del cobre, lo que incidió en  las expectativas ciudadanas.

En cuanto al proyecto minero Dominga, Nuñez indica que es un proyecto ambicioso al plantear la mina y el puerto en un solo proyecto. Si el proyecto no contemplara el puerto “la evaluación y el resultado habría sido distinto”.

VIAJE A CUBA

- ¿Por qué es necesario que la presidenta viaje a Cuba?

“Es muy importante que la presidenta Michelle Bachelet concrete el viaje a Cuba porque nuestro país está involucrados en procesos internacionales como el de paz en Colombia. Uno de los puntos principales que la presidenta debe tratar con el gobierno de Cuba es el cómo seguir apoyando el proceso de paz que se lleva adelante en Colombia. Sería una irresponsabilidad política de Chile que pudiendo hacer más por consolidar el proceso de paz, no haga nada. También está lo que se puede hacer en materia de salud. Cuba tiene avances en el sistema de salud, como son la formación de sus profesionales médicos y la elaboración de nuevos medicamentos, que pueden ser tremendamente útiles para el país. 

- ¿Qué piensa de las cartas firmadas por diputados y los senadores que solicitan que la presidenta se pronuncie acerca de las violaciones de derechos humanos en Cuba?

“Sobre el tema de las violaciones a los derechos humanos yo creo que hay un doble estándar muy grande. Cuando nuestras autoridades, como el expresidente Eduardo Frei  es agente plenipotenciario de Chile en el Asia Pacífico y pasa gran parte de su tiempo viajando a China, nadie pregunta por los derechos humanos y nadie cuestiona el régimen político chino y sus características constitucionales, muy parecidas a las de Cuba”.

“Yo creo que uno tiene que tener respeto por el régimen político cubano y por su forma de democracia que es distinta a chilena y creo que todas las inquietudes que hayan tienen que manifestarse por los canales formales al gobierno de Cuba”.

- ¿La presidenta debe reunirse con la disidencia en la isla?

“No corresponde. Cuando hay un viaje oficial de la autoridad a un gobierno y el presidente se reúne con la oposición o disidencia, esa reunión es leída como una afrenta al gobierno al cual se visita. Si corresponde que se utilicen otros canales para escuchar esos reclamos respecto a las supuestas violaciones a los derechos humanos en Cuba, denuncias que por lo demas no han sido probadas en ningún organismo internacional”.

- ¿Qué vínculo mantiene el partido comunista chileno con el gobierno de Cuba?

“Nosotros primero tenemos mucha simpatía, aprecio y cariño por la Revolución Cubana y por los logros que han obtenido en materia social, política, educacional y de salud; y respetemos que los cubanos decidan la forma de democracia que les parece apropiada a ellos. Nuestra posición política del PC chileno es distinta a la de ellos. Nosotros creemos en un sistema político multipartidario y creemos que el socialismo se construye en un marco político democrático de pluralismo y ellos por su historia particular como nación tienen otras definiciones”. 

- ¿Llegará el día en que Cuba tenga un sistema político parecido a la mayoría de los países de América Latina y el mundo?

“Quien tiene que definir cómo se va a vivir la democracia en Cuba son los propios cubanos y a mí no me corresponde darle consejos ni orientaciones. Yo tengo la convicción que el día que se acabe el bloqueo y la agresión de los Estados Unidos, Cuba tendrá más posibilidad de tener una de las estructuras más tradicionales o conocidas de la democracia representativa. Como Partido Comunista de Chile nos interesa que se termine el bloqueo a Cuba porque el impacto de esta medida es tremendo, brutal y quienes pagan esas consecuencias no son los gobernantes sino que es el pueblo cubano”.

CASO DOMINGA

El pasado jueves en la Cámara de Diputados se presentó el informe de la Comisión Investigadora del Caso de Minera Dominga, que indagó las supuestas presiones que hubo en las distintas fases de la aprobación ambiental de este proyecto minero que se pretende desarrollar en la comuna de La Higuera. 

Al respecto, el diputado Daniel Nuñez comentó que respaldó el voto mayoritario que aprobó el informe final. “Concluimos la existencia de “presunciones”, de que hubo  influencias para favorecer este proyecto minero en distintas fases del proceso”, indicó. 

“Es evidente que este proyecto tal como está elaborado en la actualidad, en particular con la construcción de un puerto, tiene un impacto ambiental significativo”, agregó. 

- ¿Cree que el actual Sistema de Evaluación Ambiental es el adecuado para el país?

“El Sistema de Evaluación Ambiental está muy tensionado y creo que no están bien resueltas un conjunto de observaciones, sobre todo aquellas que se refieren a la ciudadanía, a la comunidad, se  merece un debate más a fondo. Creo que se debe subir el estándar de exigencia a los proyectos que tienen alto impacto ambiental, la gente debe tener una participación más vinculante pero debe hacerse en un marco en que asumamos que tenemos que provocar el desarrollo económico que Chile necesita.

Los impactos ambientales deben ser amigables con el medio ambiente, deben ser sustentables. La institucionalidad actual no está resolviendo estos problemas porque las comunidades no se sienten representadas, sienten que las observaciones no son tomadas en cuenta y eso ha generado esta oleada de movimientos y cuestionamiento a los proyectos de inversión, que es general en todo el país. Tenemos una deuda con la institucionalidad ambiental”.

- ¿Con la información que usted tiene, el proyecto Dominga cumple con los estándares medioambientales para su puesta en marcha? 

“En el caso del puerto de Dominga, es evidente que tal cual como está estructurado va a tener un impacto importante en un área que es de biodiversidad única dentro de Chile. Hoy, tal como está estructurado el proyecto tiene un impacto significativo. Creo que la evaluación y el resultado habría sido distinto si el proyecto no contemplara un  puerto. En estos momentos ya se está ejecutando una faena minera, que es una ampliación de la CAP, a kilómetros de donde está Dominga, pero como el mineral se saca por Guayacán y no por un puerto en La Higuera no ha sido cuestionado por la comunidad. El haber pensado en la mina y el puerto como un solo proyecto, fue un error.

ELECCIONES

Para Nuñez, los resultados de las elecciones pasadas tuvieron de dulce y agraz. Lo positivo fue su reelección con 14.906 votos; lo negativo, fue la derrota presidencial y, particularmente, que Sebastián Piñera se impusiera en la región con el 50.95% de las preferencias.

Nuñez lo atribuye a que no se supo evaluar la caída del precio del cobre, que si bien no es responsabilidad de un gobierno en particular, “eso es un tema un tema que no percibimos y tiene un impacto”, explica.  

- ¿Cuál es el futuro de la Nueva Mayoría bajo el nuevo escenario? 

“Nosotros hemos señalado que no le ponemos la lápida a la Nueva Mayoría pero hay que asumir que este fue un acuerdo político para hacer un programa y darle sustento político a un gobierno que termina el 11 de marzo. Por lo tanto, es evidente que la Nueva Mayoría hoy no tenga claridad de cómo se va a expresar y de qué manera se va a proyectar y las situaciones de los últimos meses, como poe ejemplo que tuviesemos dos candidatos presidenciales, reflejan que hay diferencias profundas. Creo que más qué decir  qué pasa con la Nueva Mayoría, que tiene fecha de término dada por estos hechos, lo queda planteado es el desafío que tienen quienes vamos a estar en oposición al Gobierno de Sebastián Piñera.

El desafío es si vamos a ser capaces de dar vida al mismo espíritu que creó la Nueva Mayoría, que es la unidad de todos los que quieren cambios para Chile. Cambios de una perspectiva crítica al neoliberalismo, que en mi opinión debe ir desde la Democracia Cristiana hasta el Frente Amplio, y sobre esa base ver qué tipo de estructura política se puede formar. Hay que proponernos hacer cambios profundos para Chile, en la misma senda que los hizo la presidenta Bachelet y eso se hace con acuerdo de mayoría. Sin unidad no es posible hacer cambios profundos para Chile".

- ¿Cuáles son las razones que llevaron a la derrota al candidato de la Nueva Mayoría?

“No hay una derrota en sí, son varias cosas las que se combinaron. La situación económica del país, la desaceleración, fue un factor importante, especialmente con el desempleo en la zona norte de Chile, ahí nos faltó una política contra cíclica. Con Alberto Arenas en el ministerio de Hacienda teníamos la capacidad  que el Estado realizará inversión pública con impacto productivo, pero con  Rodrigo Valdés esa política se detuvo y eso nos hizo depender de la inversión privada.

Es evidente que hubo voluntad de actores privados de no invertir, un boicot económico y eso repercutió en que la gente sintiera que el Gobierno ni Alejandro Guillier podían reactivar la economía como en años anteriores. También hubo una campaña del terror. El mismo término de Chilezuela generó un efecto en la gente común y corriente que me parece que no supimos enfrentar. Por último, aparecimos divididos, una coalición de gobierno desordenada con dos candidatos presidenciales peleando entre ellos". 

- ¿Qué tipo de oposición serán durante el gobierno de Sebastián Piñera?

“Vamos a ser una oposición intransigente en defender todas las conquistas sociales que hemos tenido con la presidente Bachelet, como la gratuidad, la desmunicipalización, la aprobación de la interrupción del embarazo en tres causales, la reforma laboral, entre otras. No vamos a aceptar que el gobierno de Piñera cambie ni una coma de esos proyectos que son conquistas sociales muy importantes. Si hay iniciativas que nos parezcan interesantes, que beneficien al pueblo chileno y a los trabajadores, las vamos a analizar en detalle. Si hay cosas valiosas y útiles las vamos a apoyar, pero no vamos a aceptar retroexcavadoras, y en eso nos vamos a enfrentar al gobierno desde el Parlamento y la calle".

- ¿Cómo ven ustedes el mensaje de Chile Vamos, que ahora tendrán un perfil de las autoridades más políticas?

 “Yo me acuerdo que en su momento se acuñó el concepto de UDI popular y que iba a representar a la gente con más necesidades sociales, después se habló de la lavinización de la política, que Lavín era un hombre práctico que llegaba al hombre común y corriente, y ahora este discurso de la derecha social para mí no es más que consignas y marketing político. La derecha, es la misma derecha que conocimos con el Piñera anterior, es la misma derecha en esencia que tuvimos con Pinochet y es una derecha formada en el neoliberalismo. Ya se propone reducir el gasto público, eso va a significar cortar programas sociales, cortar trabajadores del sector público, por lo tanto, es mucho marketing. Vamos a dejar un nivel de duda pero no veo que va a haber una orientación más social en el gobierno de Piñera”. 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X