Crédito fotografía: 
Janina Guerrero
En la Nueva Mayoría están apostando a que participe la mayor cantidad de ciudadanos y que su candidato lidere su respaldo en la Región de Coquimbo. Los líderes de Chile Vamos esperan revertir el escenario que obtuvieron el pasado 19 de noviembre y creen que sus estrategias en terreno les permitirán alcanzar el mayor respaldo por parte de los ciudadanos.

Similar fue la apuesta que realizaron ambos comandos no sólo a nivel nacional, sino también a nivel local. Los conglomerados en disputa son enfáticos en asegurar que la votación de hoy será estrecha y que hasta el último minuto, los dos aspirantes a La Moneda estarán peleando voto a voto su puesto en  el sillón presidencial.

Ambos bloques han apostado a conquistar a ese electorado que no votó el pasado 19 de noviembre, pero no tienen certeza de si realmente participarán o recibirán el respaldo de quienes perdieron la elección, como se ha visto reflejado en los medios los últimos días.

Independientemente de quien gane, la Región de Coquimbo se juega un rol clave en el próximo gobierno. Lo primero que ya está claro es que la coalición que celebre su triunfo al término de esta jornada tendrá una oposición distinta a la de cuatro años atrás.

ABSTENCIÓN AL ACECHO. 

Desde la Nueva Mayoría, el diputado y vocero del comando de Alejandro Guillier en la región, Raúl Saldívar (PS), asegura que en su sector esperan que hoy participe gran cantidad de ciudadanos, algo que vieron cumplido en la primera votación.

“Es difícil saber cuánta gente va a participar en la elección, pero desde ya esperamos que la gente haga valer su derecho a voto, estamos enfocados en que nuestro candidato gane, quizás por estrecho margen”, dijo el parlamentario.

Desde la democracia cristiana, el senador Jorge Pizarro concuerda con las aspiraciones de Raúl Saldívar, aunque agrega que es difícil medir quienes irán a votar, lo que sí le favorecería a su candidato sería que participará más gente en esta elección.

Desde la otra vereda, el diputado electo Francisco Eguiguren (RN) sostiene que en el comando regional de Sebastián Piñera tienen la sensación de que al final del día celebrarán el triunfo, pero no niegan que existe la posibilidad de que la gente no participe del proceso.

LOS TEMORES FUTUROS DE AMBOS BLOQUES. 

Si pierde Sebastián Piñera y resulta electo el candidato de la “Fuerza de la Nueva Mayoría”, Alejandro Guillier, la oposición se hará sentir con más fuerza, ya que en la elección pasada lograron un triunfo histórico con tres parlamentarios electos. En ese escenario, los desafíos para la derecha local son claros, la elección de gobernadores el 2020, la elección municipal de ese mismo año y la disputa senatorial.

En el caso que Sebastián Piñera lograra volver al sillón presidencial, Eguiguren afirma que realizarán un trabajo mucho más pragmático y que su gran desafío, sobre todo en la zona, será llevar un mensaje más social.  

“La necesidad de llegar a más gente es muy grande, por lo tanto, el trabajo en equipo junto a Sergio Gahona (UDI), y Juan Manuel Fuenzalida (UDI) será mucho más comprometido con la unidad del sector”, dijo.

Si se da el otro escenario,  con Alejandro Guillier presidente, para el parlamentario electo de Chile Vamos la situación sería “trágica para Chile”, pero si eso ocurre sostiene que serán “férreos defensores de las necesidades de la gente, ellos van a sentir que no solamente vamos a fiscalizar, sino que vamos a estar buscando permanentemente vías de solución”.

"Nosotros estamos enfocados en que nuestro candidato gane, quizás lo haga por estrecho margen”, Raúl Saldívar, diputado y vocero del comando de Alejandro Guillier

El presidente regional de RN, Alejandro Pino Uribe, señala que  si la centro derecha logra llegar nuevamente a La Moneda, ésta tendrá que cambiar muchos de los paradigmas que se le adjudican y que, a su juicio, no siempre son reales, “que estamos dedicados solo al gran empresario, al tipo que gana plata, que se colude y eso no es así”, dijo el timonel.

Gane quien gane, otro de los desafíos clave de ambos sectores será definir la estrategia senatorial, que la Nueva Mayoría mantenga a sus senadores electos en la zona y que desde Chile Vamos intenten asegurar uno de los tres cupos a la Cámara Alta.

En la DC, el senador Jorge Pizarro aseguró que ese desafío deberá ser resuelto en su conglomerado de forma colectiva y definiendo qué es lo que será mejor para la colectividad.

“El proyecto personal debe quedar absolutamente de lado, porque parte del fracaso que hemos tenido es por los proyectos individuales, hay que buscar una estrategia común que sume, fortalezca y le haga sentido a la gente”, sostuvo Pizarro.

GOBERNADOR REGIONAL. 

El 2020, además de estar concentrados en las municipales, el conglomerado que resulte ganador tendrá otra barrera a superar, la elección de Gobernador Regional, aunque ya se estarían barajando algunos nombres, nada es concreto.

El presidente nacional del Partido Radical, Ernesto Velasco, fue consultado sobre su posibilidad de llegar a presidir el Gobierno Regional, en el caso de que resulte electo Alejandro Guillier, a lo que respondió que su primera prioridad es ejercer su rol como líder del PR.

“Después de que termine la elección, le dedicaré tiempo a mi familia y veremos que nos depara la vida a partir de los próximos meses, hay tiempo para reflexionar y hay que darle tiempo al tiempo, en la vida uno nunca sabe los caminos para donde nos llevan”, indicó.

LAS SEGUNDA VUELTAS.

Varios líderes políticos han asegurado que la votación de hoy estará bastante reñida y que quien gane lo hará por una ventaja muy menor por sobre el otro candidato. Tanto así que en Chile Vamos lanzaron una campaña para reunir la mayor cantidad de apoderados de mesa que defiendan los votos de su candidato.

"Será una elección bien estrecha, tengo la sensación de que vamos a ganar, por poco, pero vamos a ganar”, Francisco Eguiguren, diputado electo de RN.

Los votos de un sector de la DC y del Frente Amplio son una incógnita para esta elección que para algunos es una de las más reñidas después de la de Ricardo Lagos y Joaquín Lavín, quien perdió por 30 mil votos. 

La ambiguedad del Frente Amplio 

Para ambos bloques es claro que desde el Frente Amplio (FA) los apoyos están divididos y desde un comienzo no fueron enfáticos en exigir que sus demandas fueran consideradas por, en este caso, el candidato Alejandro Guillier.

Para Ernesto Velasco, el Frente Amplio debe responderse la pregunta de si quiere que gobierne la derecha o que haya un gobierno que quizás no sea lo que ellos 100% pretenden, pero en el que tendrían más espacio para discutir temas sociales.

“Ellos están diciendo que no van a entrar a un gobierno de Guillier, esa es una definición política”, dijo el timonel nacional del PR.

Quien celebre al término de esta jornada no tendrá mayoría parlamentaria, esto porque el Frente Amplio obtuvo 20 parlamentarios electos en la elección pasada y han señalado que serán oposición, gane quien gane.

“Vamos a tener un problema político grave. Además, con el Frente Amplio resulta una cosa medio extraña porque llaman a votar por un candidato, cuando previamente dicen que serán oposición a él, eso es insultar la inteligencia de la ciudadanía”, subrayó el presidente regional de RN, Alejandro Pino Uribe. 

En el Frente Amplio, Magallanes Espinosa, excandidato a diputado por la Región de Coquimbo, afirmó que el FA y su colectividad, Revolución Democrática (RD), sólo esperan que el candidato de la “Fuerza de la Nueva Mayoría acoja las demandas que su sector ha solicitado y que la ciudadanía les ha manifestado en terreno.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X