Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Personeros de Chile Vamos anticipan que no actuarán hegemónicamente, anteponiendo los éxitos electorales logrados en las elecciones 2017 y que trabajarán por la Región, mientras que personeros de Gobierno anuncian oposición constructiva y apuntan las causas de la derrota electoral a la división y a no enviar las señales concretas al electorado de cara a la segunda vuelta.

Un alcalde de Coquimbo Marcelo Pereira prácticamente solo admitiendo la dura derrota del candidato oficialista Alejandro Guillier en el local del Partido Radical en el Barrio Inglés en Coquimbo, fue el reflejo de cómo el oficialismo enfrentó la derrota. Lo que más le complicó es que no fue un resultado estrecho como se anticipaba, sino que por más de 9 puntos y la Región de Coquimbo dejó de ser el paraguas del triunfo. 

 Cuando se admitió que las cifras eran irremontables, en forma aislada los líderes de los partidos y parlamentarios comenzaron a intentar explicar el revés. El diputado Daniel Núñez (PC) dijo estar preocupado por el término de los avances con la llegada de Sebastián Piñera a La Moneda. “Hoy día podrían quedar en riesgo”, declaró. 

A juicio del diputado Núñez, faltó convicción del candidato Guillier para encantar a los votantes de Beatriz Sánchez. “ Piñera logró reencantar a un público que no fue a votar en primera vuelta”. En este sentido aseguró que la estrategia de campaña de cara al balotaje de Guillier “no fue la más acertada y tenemos que hacernos la autocrítica y comprender que para ganar una elección hay que tener un proyecto de transformación unitario y se nos quedó la gente que votó por Beatriz Sánchez y una parte de ese electorado se quedó en la casa y no fue a votar por Guillier”, explicó.

En todo caso, el diputado Núñez aclaró que en ningún caso culpa de la derrota al Frente Amplio. “Me hubiese gustado que hubiera hecho declaraciones más claras, pero no los culpo a ellos. Nosotros también tenemos una cuota de responsabilidad y haber tomado más las propuestas de ellos en segunda vuelta, no haber sido tan dubitativos y con tanta contradicción. Uno no tiene que echarle la culpa al empedrado, fue un grave error no haber ido a primarias y ahí la responsabilidad de la democracia cristiana es bastante completa”, replicó. 

REVISAR LOS CAMBIOS

El diputado Raúl Saldívar (PS) reaccionó sorprendido por el amplio margen y sobre todo por el triunfo de la derecha en la Región de Coquimbo. “Tenemos que revisar cuáles fueron nuestros errores. Qué pasó con los mensajes que no llegaron”, advirtió. De todas formas, Saldívar reconoció que “no podemos descargar en otros nuestras responsabilidades. Pensar que la derrota fue producto del poco claro mensaje del Frente Amplio es un reduccionismo”. 

Incluso, el diputado Saldívar subraya que, con seguridad, “hay cosas que no se hicieron bien, porque eso es lo que indica el resultado. Esta Región se ha caracterizado por ser de izquierda, pero estamos viendo que la derecha va ganando terreno en ella y eso debe preocuparnos”, reconoció. 

DEJAR ATRÁS LA SOBERBIA

Aunque durante el día, incluso, antes de conocer la amplia victoria, enviaron señales de unidad, uno de los mayores temores de la Nueva Mayoría es que el amplio porcentaje en la presidencial, sumado a los tres diputados y mayoría en el Core, lleve a la derecha a usar esa hegemonía en la Región de Coquimbo. Sin embargo, el diputado electo Francisco Eguiguren, de RN, en el foro de la radio Mistral (95.1) descartó que adopten una actitud de pasar cuentas. “Sería el error más grande que pudiésemos tener si caemos en la soberbia. Estas victorias nos comprometen a trabajar con mucha humildad y fuerza, pero jamás pasar la aplanadora ni la retroexcavadora”. 

El vocero de Gobierno, Bernardo Salinas, aseguró que si las nuevas autoridades llegan con esa lógica “sería un profundo error y no sólo en la política, porque siempre la soberbia y la arrogancia terminan siendo malos consejeros. La política también consiste en la negociación y buscar acuerdo y negociación permanente”, recalcó. 

En todo caso, el senador Jorge Pizarro sostiene que si bien el próximo gobierno tendrá un intendente de derecha y un consejo afín a este sector, no advierte un futuro riesgoso, “cuando hablan de peligro es como si fuera algo terrible y se colocará en riesgo todo, pero no es así, porque ante el escenario en que estamos, todo necesariamente requiere acuerdos y si no es así, no habrá una buena gestión. Espero que opere la sensatez y que haya generosidad”, precisó. 

Si bien el diputado Saldívar concordó en que la derecha podría estar pensando en sacarle provecho al respaldo en las urnas, también cree que desde la oposición se puede fortalecer lo que queda de la Nueva Mayoría. “Volver a ser alternativa, aunque la contienda electoral le dio el triunfo a Sebastián Piñera, eso no significa que no seamos competitivos, de ninguna manera”, manifestó. 

SEÑALES DE UNIDAD

El diputado Sergio Gahona (UDI) intenta bajar las expectativas sobre lo que viene. Está consciente del capital logrado, pero insistió en el trabajo en conjunto. Es por ello que tras el triunfo recalcó que la Región se construye entre todos, “una cosa es la actividad política, pero ahora lo que corresponde es trabajar todos juntos y esperamos una oposición constructiva. Nuestro norte es que la zona recupere el crecimiento y empleos”.

Uno de los desafíos de Chile Vamos es cómo logrará armar los equipos y en eso parece haber diferencias de estilo. Mientras el diputado Gahona es partidario de no utilizar el poder y dejar la sensación que los cargos se elegirán de acuerdo a los diputados de turno, en RN sostienen que los congresistas sí deben tener injerencia. Pero Gahona insistió en que los puestos son una decisión del Presidente. “Y en eso vamos a estar todos cuadrados. Seguramente nos pedirá una opinión como a los otros diputados electos y no basar la decisión en una persona”.

El presidente regional de RN, Alejandro Pino Uribe, en entrevista con Radio Mistral antes que se conocieran los resultados advirtió que se encargaría de velar por que se efectúen buenos nombramientos. “Gente preparada, pero de la Región. Si hay que nombrar en Choapa, ojalá sea gente de allá, lo mismo en Limarí y en La Serena. Como periodista y ‘hocicón’ diré con claridad cuando vea que se estén haciendo manejos turbios o si un diputado quiera ser futuro senador y empiece a hacer su plataforma poniendo gente en la intendencia, Gobernación o seremis, lo denunciaré y en eso me podrán cobrar la palabra”, puntualizó con fuerza. El diputado Gahona insistió en que no deben cometer los errores de la Nueva Mayoría, en “tener un intendente que esté al servicio de un partido o de un parlamentario, por eso se produjeron los problemas”, sentenció. 

LA INTENDENCIA EN LA MIRA 

En la intendencia  había desazón, porque se enfrentaron al peor de los escenarios. Pasadas las 21: 00 horas, el vocero Bernardo Salinas reconoció el revés con un resultado “que no esperábamos. Pensábamos que sería una elección bastante reñida, pero los números están ahí, no dejan de sorprender. Lo importante es que la democracia habló”. Salinas evitó que la derrota regional se personalizara en las autoridades locales y sobre todo en el intendente, Claudio Ibáñez. “La gestión de los gobiernos pasa por las personas y no por la impronta que le puede colocar alguien en particular”. 

El planteamiento no fue aislado luego que en el balance se deslizó que algunas dificultades  estuvieron en los cuadros regionales. El diputado Matías  Walker (DC)   admitió  que se tuvo  poca capacidad como región de generar “incentivos a la inversión privada”, aunque descartó apuntar al intendente Ibáñez. “No, sería reduccionista apuntar al intendente exclusivamente.  Los trabajadores estaban mayoritariamente por Sebastián Piñera, porque decían que con él habrá más pega, empleo e inversión”. 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X