Crédito fotografía: 
Cedida
La controversia se dio entre miembros del cuerpo colegiado de la Serena ya que se estarían distribuyendo grabaciones parcializadas y con objetivos que no serían difundir las sesiones.

Un duro cruce de palabras se produjo en la sesión del concejo comunal de La Serena en el que participaron la concejala Jocelyn Lizana, el concejal Alejandro Pino y el alcalde Roberto Jacob, luego que este último, y ante una queja de Alejandro Pino, anunciara que aplicaría la ley y prohibiría a particulares grabar las sesiones del concejo, señalando que los audios los podían solicitar por los canales pertinentes.

El edil Roberto Jacob anunció esta medida luego que Alejandro pino Uribe dejara en evidencia su molestia ya que habrían sido difundidas imágenes parcializadas de su intervención en el seno del concejo por parte de un miembro de dicha entidad comunal.

El edil dijo que “han salido algunas grabaciones mías también, yo asumo lo que digo, se han llevado a algunos colegios, a distintas partes, pero no con otra intención de informar sino con la intención de reprochar, lo tengo claro, las tengo todas guardadas, pero creo que no corresponde por ley” y anunció la medida prohibitiva de seguir grabando a particulares dentro de la sesión y a concejales. “A partir de ahora vamos a hacer cumplir la ley, yo le pedí a los concejales y asistentes que no grabaran, porque no corresponde y después veremos el mecanismo que favorezca o perjudica a todos”.

Sobre lo anterior el concejal Ramón González coincidió con el edil en el sentido que “no es una buena práctica, aunque obviamente cada uno acarrea agua a su molino”. Pero también sugirió que se transmitieran las sesiones vía streamming y no parcializadamente.

LA ALUDIDA

Precisamente la concejala Jocelyn Lizana era la aludida, por lo que argumentó que se trataba de una censura indicando que “respeto lo que usted me acaba de decir, sin embargo, estoy en pleno desacuerdo. Primero que todo, esta es una sesión pública, el tema del streaming lo hemos hablado muchas veces, antes de asumir le plantee por qué no lo hacíamos y usted me dijo que era para que los concejales no hablaran para la galería. Sin embargo, el audio de este concejo uno lo pide por CD al terminar, te lo entregan de inmediato y uno es libre de hacer lo que estime con el audio”.

Añadió que en la sesión anterior, cuando no pudo grabar, solicitó el audio, “corté los incidentes porque era lo que necesitaba mostrarle a los vecinos, porque ellos me hacen consultas y cumplo con mandarle un audio donde le demuestro que hice la gestión que me pidieron. Si a eso le quieren llamar fines electorales me parece que es una falta de respeto hacia mi persona”.

Referente a los reclamos de Alejandro Pino que reclamó que fueron mostradas imágenes suyas parcializadas, Lizana le respondió que “si sale una imagen que ven en un ipad, estamos todos expuestos, Alejandro”, rematando más adelante que “no creo que aquí se le ha faltado el respeto a nadie porque estamos en una sesión pública. Nos pueden grabar todo lo que quieran, nos pueden sacar fotos, hasta si estamos haciendo lo que sea, nos pueden grabar. Así que no estoy de acuerdo y me gustaría que me oficiara, alcalde, respecto de esta censura que me está poniendo en este momento y ahí voy a dejar de grabarme, pero antes no”.

NO ES CENSURA

El alcalde Roberto Jacob respondió rápidamente a la concejala indicando que no la estaba censurando, “sino que le estoy indicando lo que dice la ley, se la voy a hacer llegar”.

Más adelante el edil señala que lo ideal era que las grabaciones la comunidad las conociera completas y no parcializadas como se las estaban mostrando, que además los vecinos podían solicitar las grabaciones del concejo y se les entregaban como también podían acceder a la página de transparencia. En este punto es interrumpido por la concejala Lizana quien insiste en que “yo pido mi audio y tengo el derecho a hacer lo que quiera con ese CD”.

“Tiene derecho a hacer lo que corresponde, no lo que quiera”, retrucó Roberto Jacob, en un diálogo donde se alzaba la voz por parte de la concejala señalando que “lo que corresponde es mostrarle a los vecinos que estoy haciendo las gestiones que me han pedido”.

En ese mismo momento fue interrumpida por Alejandro Pino Uribe, señalándole que  “las imágenes tuyas no las mías, yo no puedo aparecer en las tuyas”.

IMÁGENES PARCIALES

Tanto el edil como Pino Uribe le insisten en que ella difunde imágenes donde aparecen ellos parcializadamente, pero Lizana persevera en que “si estoy haciendo una pregunta y me están respondiendo…”. Pino Uribe retruca “yo no te estaba respondiendo nada, es una grabación que se toma de un concejal que la estás tomando tú”.

A esas alturas los ánimos no eran de los mejores y Jocelyn Lizana insistía en que “las puede tomar la prensa…” y Alejandro Pino respondía “estoy hablando de lo que está tomando tu gente, no estoy hablando de la prensa, la prensa tiene libertad de publicar lo que quiera”.

En un diálogo muy áspero entre Lizana y Pino Uribe, la primera insistía en que era una sesión pública y que ella podía grabar lo que quisiera, mientras el concejal le respondía con fuerza “es pública, pero para la gente que está aquí no para tí, que lo utilizas solamente en tu beneficio”.

Lizana terminaba indicando que esto “es simplemente un nuevo bloqueo hacia mi gestión”, mientras que Pino Uribe decía “no es bloqueo a nadie, es respeto a las personas”. Interrumpe el concejal Félix  Velasco pidiendo una moción de orden y se acaba la discusión.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X