Se estima que, de avanzar según lo previsto, las primeras elecciones serían en noviembre de 2017. ¿Cómo? En los próximos comicios, junto a la papeleta para elegir al nuevo Presidente, cada ciudadano podría elegir a la futura autoridad

Las cosas estaban tensas este miércoles el Congreso, en la Sala del Senado. Así lo saben todos quienes fueron testigos de una sesión extraordinaria que duró casi diez horas. Hubo mucha discrepancia. Molestia en algunos, pero también satisfacción. Claro, ya que  por 25 votos a favor, 2 en contra y 9 abstenciones, se aprobó la reforma que permite la elección democrática vía comicios y que cambia la figura del intendente por la de un gobernador regional. Además, en la discusión se definió la existencia del cargo de delegado presidencial regional.

De esta manera, el gobernador regional –hasta ahora conocido como intendente- será el órgano ejecutivo y será elegido por sufragio universal por simple mayoría, es decir, con un 40% de los votos. El cargo durará cuatro años, con posibilidad de reelección inmediata y solamente para el período siguiente.

“La verdad es que fueron largas horas de debate donde hubo un muy buen resultado para las regiones y también para la Presidenta Bachelet, que ha impulsado con mucha decisión y valentía de regionalización y que se inicia con la elección directa de los gobernadores regionales. Además, se mantiene una figura que representará al estado y que será el delegado presidencial, entonces lo que se consagró ayer (jueves) fueron dos figuras de autoridades en la región: una elegida de manera directa, que es el gobernador regional, y otra designada por el gobierno nacional, que será el delegado presidencial”, apuntó la senadora (PPD) Adriana Muñoz.

Se estima que, de avanzar según lo previsto, las primeras elecciones serían en noviembre de 2017. ¿Cómo? En los próximos comicios, junto a la papeleta para elegir al nuevo Presidente, cada ciudadano podría elegir al futuro gobernador regional.

“La gente gana y con ello los candidatos que se presenten a gobernadores regionales tendrán ahora que presentar sus propuestas y llegar a la ciudadanía como llegan todos los otros representantes populares con programas y con un diseño de gobierno regional. De esa manera podrán obtener el voto”, señala Muñoz.

Convencidos de que será elegido para el 2017

El senador Jorge Pizarro (DC) se mostró también muy conforme tras la votación, la que partió este miércoles a eso de las 16:00 horas y terminó la madrugada de este jueves, confirmando que “esto permite democratizar la elección de la autoridad principal regional, que en este caso se llamará gobernador regional, donde todos los habitantes de la región vamos a votar por la futura autoridad. La figura del intendente desaparece, porque se crea el gobernador regional que va a ser elegido democráticamente y donde también estará un delegado presidencial que tendrá la responsabilidad de coordinar lo referente a la representación del Presidente de la República hablando, por ejemplo, del orden público, en el tema de defensa, de seguridad... No obstante, la aspiración nuestra es que gradualmente todas las competencias y atribuciones en el ámbito político, administrativo y financiero, estén en el gobierno regional encabezados por el fututo gobernador regional”.

Y agregó que “estamos convencidos de que será elegido para el 2017. Sería lo ideal, pero es el primer trámite que aprobamos en el Senado y ahora tiene que ir a la Cámara y ojalá que hagan lo mismo. En caso de que la Cámara no lo apruebe, entonces tendríamos que ir a un tercer trámite y seguramente con una comisión mixta para tratar de buscar un acuerdo”.

Tras la votación, el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, calificó la decisión del Senado como un “hito histórico esperado por muchos años por las regiones y es a la vez una oportunidad para hacer de Chile un país más desarrollado, integrado y justo, ya que el solo hecho de que los ciudadanos puedan elegir a los futuros gobernadores regionales va a desatar por sí solo mayor autonomía en las regiones”.

También, el titular de la Subdere manifestó que “estamos con los plazos ajustados y haremos uso de las urgencias que sean necesarias para que la iniciativa avance con celeridad, de modo que la primera elección de los gobernadores regionales se realice en noviembre de 2017. Esa es la voluntad del Gobierno y de la propia Presidenta Bachelet, y haremos todos los esfuerzos para que así suceda”.

Por su parte, el diputado Matías Walker quedó con una satisfacción a medias debido a que quedó en duda la posibilidad de que se aplique efectivamente esta reforma el año 2017. 

Así, afirmó que “tras la votación del Senado, el poder elegir al intendente o gobernador regional el 2017, como nosotros queremos, quedó supeditado al proyecto de ley de traspaso de competencias que está radicado en el Senado. Por eso no entendemos las quejas de algunos senadores que señalaban que los traspasos de competencias eran insuficientes, en circunstancias que ese proyecto está radicado en el mismo Senado. Insistiremos en que el 2017 debe hacerse la elección democrática de Intendentes o gobernadores regionales”.

Luego, el diputado por el octavo distrito apuntó que “es un primer paso necesario y vamos a seguir insistiendo en que esta reforma se aplique a partir del año 2017, para que sea la primera oportunidad histórica en que los ciudadanos de las regiones puedan elegir democráticamente al Intendente o gobernador regional”. 

El proyecto es bastante malo

No todos quedaron conformes con la votación. Por ejemplo, el diputado por el séptimo distrito, Sergio Gahona, manifestó que “es una legislación muy esperada por todos, con la posibilidad de elegir democráticamente a los intendentes, pero desafortunadamente el proyecto es bastante malo porque no entrega atribuciones, competencias y recursos adicionales  a los gobiernos regionales. Creo que aún falta un gran paso que es la ley de transferencia de competencias a los gobiernos regionales y en ese sentido tenemos altísimas discrepancias  con el ejecutivo y entre los parlamentarios, transversalmente. Yo creo que es una buena noticia la elección de intendente, pero es una mala noticia que ese cargo no tenga las atribuciones, competencias y los recursos necesarios para que ese poder sea real. Vamos a tener un intendente elegido, pero lo más probable es que no tenga el poder que va a seguir teniendo el gobierno central a través de los delegados provinciales que van a designar”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X