Crédito fotografía: 
El Día
Durante el funcionamiento de lo que fue catalogado como el punto limpio más grande la región, el desafío es ampliar la difusión y el compromiso de los vecinos.

En noviembre del año pasado fue inaugurado el  “Centro Demostrativo Ambiental Punto Limpio El Culebrón”. Un punto de recolección catalogado entre los más grandes de la Región de Coquimbo.

A un año de su funcionamiento, Tirso González, jefe del Departamento  de Gestión Ambiental, señala que la experiencia ha ido avanzando. Si el centro contaba inicialmente con el tratamiento de latas, papel y vidrio, además de plástico 1, hoy el tipo de plástico que se recibe se ha ampliado. 

Según explica, al comienzo se trataba el plástico 1, es decir de tereftalato de polietileno (PET) que es el que se encuentra en botellas de agua, jugos, bebidas y textiles. En el transcurso de este año, se ha ampliado a plástico N°2, N° 3 y N°4.

El jefe del Departamento de Gestión Ambiental,  relata que durante este año además se han ampliado los convenios. Este año se estableció un acuerdo con la empresa Biometil para tratar el aceite de freír y  también se amplió el servicio al tratamiento de residuos orgánicos, “tenemos un biodigestor que está generando una tonelada de residuo orgánico”, explica.

Creciendo

El reciclaje ha ido poco a poco avanzando. González detalla que si al comienzo se atendía a cuatro personas al día ,hoy  han debido ampliar los días de atención.

“Hemos ido creciendo el Punto Limpio, empezamos con visitas de cuatro personas diarias y hoy tenemos 15 a 20 personas en el día y eso habla muy bien del recibimiento de la gente de la comuna”, indica. 

En cuanto a los puntos de  recolección, en el año se le sumó uno nuevo ubicado en la Villa Manganeso en  el sector Las Torres, como parte del “Plan de sensibilización ciudadana para mejorar la gestión de residuos sólidos en la comuna de Coquimbo, financiado por el Fondo para el Reciclaje 2018 del Ministerio del Medio Ambiente.

La propuesta considera además un plan de capacitación y sensibilización ambiental para 200 vecinos del sector.

Debilidad

Dentro de las debilidades advertidas durante este año de funcionamiento, González  enfatiza en que es necesario  ampliar la capacitación a las personas que optan por reciclar.

Esto porque es habitual que las personas pongan en los contenedores cualquier tipo de residuo, “con lo que se pierde lo que estamos recuperando”, explica.

Para el próximo año, la idea es ampliar a 16 los puntos limpios en la comuna y seguir concientizando a la comunidad sobre la necesidad de reciclar.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital