• EN EL CUARTO día de juicio los testigo continúan prestando declaraciones frente a los jueces.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
El litigante, Renán Ahumada, representante de los uniformados por el hecho ocurrido el 11 de noviembre del 2016, afirmó que mientras uno de los carabineros testigos entregaba su testimonio uno de los acusados realizó un “gesto intimidatorio”.

Marcado por las intervenciones del juez Presidente de la Sala, Marco Flores, estuvo el cuarto día de juicio oral en el denominado Caso Carabineros. 

Ayer, de manera extraordinaria, continuó el segundo proceso que pretende determinar las responsabilidades en la muerte de los funcionarios policiales Hans Knopke, y Luis Díaz, durante la persecución policial ocurrida el 11 de noviembre del 2016 cuando seis individuos que iban a bordo de un automóvil Subaru Impreza huyendo desde la comuna de Ovalle hasta Coquimbo.

LLAMADO AL ORDEN. El juicio continuó con las declaraciones de los testigos citados por la fiscalía, los mismos que declararon en el primer litigio. Sin embargo, esta vez en medio del testimonio el juez Marco Flores interrumpió el trámite debido a que, según su apreciación, uno de los acusados menores de edad, se encontraba realizando gestos demasiado “exagerados” como bostezos los cuales distraían tanto a los testigos como a los propios magistrados. Incluso, amenazó con sacar al individuo sino modificaba su comportamiento.  

Pero los hechos no quedaron ahí. Según indicó el abogado querellante Renán Ahumada, el mismo imputado que estuvo a punto de ser sacado de la sala, mientras declaraba un testigo había referido amenazas intimidatorias contra la integridad corporal del declarante, mediante gestos. “Es primera vez que veo esto, que mientras un testigo esté prestando declaraciones sea amenazado”, manifestó.

La supuesta amenaza no fue advertida por el tribunal, pero de igual forma, de acuerdo a los expresado por el abogado será informado y presentado en las instancias pertinentes. Entonces, ante eso, nosotros tomaremos las acciones legales pertinentes,  estudiaremos el caso para presentar las acciones legales”, expresó. 

EVALUACIONES. Más allá de lo acontecido el día de ayer, los abogados defensores hicieron su evaluación de la semana manifestando que el proceso se estaba llevando a cabo tal cual ellos lo habían sostenido, por tanto, la conclusión de los jueces debería ser la misma sobre todo porque habría “quedado claro que  los carabineros actuaron mal. Tenemos la firme convicción de que la decisión debería ser la misma y por lo tanto el tribunal debería hacer la misma valoración. No olvidemos que este juicio se anuló por un tema formal de que los primeros magistrados no se hicieron cargo de toda la prueba, pero dudo que existiendo esa valoración se pudiese llegar a una valoración distinta”, indicó. 

Desde el Ministerio Público, en tanto, aseguran que este nuevo juicio ha sido similar al anterior en estos primeros días en el sentido de que se han ido fijando cronológicamente los hechos en pos de lograr demostrar el robo con homicidio. “Hay un testimonio bastante clara respecto a una civil que vio un arma de fuego lo que para nosotros resulta bastante relevante respecto de las intencionalidad que tuvieron los sujetos. Los testigos han sido bastante claros respecto a que en todo momento tomaron todas las medidas para detener a estos sujetos”, enfatizó el fiscal jefe de Coquimbo, Claudio Correa. 

FISCALÍA Y LA AMENAZA. Consultado respecto de la amenaza que habría recibido un testigo por parte de uno de los acusados, el fiscal Correa aseguró que no se había percatado de la situación, pero que de haberse dado, prestarán la colaboración pertinente tal como en cualquier caso. “No nos dimos cuenta del hecho, pero si existe una denuncia se seguirán todos los conductos regulares correspondientes”, 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X