• En el foro ciudadano los asistentes dieron sus puntos de vista sobre cómo debemos dar pasos adelante para salir de la problemática social que se ha tomado el país.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El sociólogo Manuel Escobar, la dirigente vecinal Patricia Véliz, el presidente de la Cámara de Comercio de Coquimbo Fernando Guzmán, y el dirigente estudiantil de la UCN, Ignacio Farías, coinciden en que el descontento social se venía gestando desde hace años debido a la desigualdad y falta de oportunidades por parte de algunos sectores, generada por el modelo. Respecto a la solución, aseguran que no se vislumbra en el corto plazo y sitúan el cambio de la constitución como una alternativa.

Diferentes puntos de vista fueron los que se expusieron durante la mañana de este miércoles en el primer capítulo del ciclo de debates “Voces Al Día”, organizado por nuestro medio de comunicación en el contexto de las manifestaciones sociales que ya cumplen 13 días en el país y también en La Región de Coquimbo. 

Lo que comenzó con protestas y evasiones masivas por el alza del metro en la Región Metropolitana, escaló a niveles insospechados y a estas alturas se ha tornado en el estallido social más grande de Chile desde el retorno a la democracia. 

En las últimas semanas, hemos sido testigos de multitudinarias manifestaciones, las que llevaron al Presidente de la República Sebastián Piñera a invocar la Ley de Seguridad Nacional, decretando Estado de Excepción Constitucional con los militares resguardando el orden y toque de queda incluido. Pese a ello, las marchas han continuado, y aunque la gran mayoría de los asistentes ha protestado de manera pacífica, un sector de la población lo ha hecho de manera excesivamente violenta, provocando desmanes, incendios y saqueos a lo largo del país. 

El Estado de Emergencia llegó a su fin el día domingo 27, a las 24:00 horas, y aunque las autoridades daban por sentado que la calma retornaría, se equivocaron. De hecho, el recién pasado lunes se llevó a cabo una de las manifestaciones más violentas de las que se tenga registro en La Serena, la que dejó varios locales del sector céntrico prácticamente destruido. Y el martes por la noche, los destrozos continuaron, afectando la Liga Chilena de la Epilepsia, la Notaría Leyton, y las oficinas de Cidere. 

Un olla de presión 

¿Cómo llegamos a esta situación?, ¿cuándo terminará esta escalada de violencia? Y, ¿de qué forma lograremos una solución? Son sólo algunas de las interrogantes que intentó dilucidar el panel de expertos y ciudadanos que participaron del foro  realizado por Diario El Día.

El sociólogo, Magíster en Desarrollo Humano Local y Regional, Manuel Escobar, analiza cómo se gestó el movimiento ciudadano, y el por qué en esta oportunidad tomó los ribetes de estallido social, a diferencia del 2006 y el 2011 cuando también hubo movilizaciones de gran envergadura.

“Esto no es casualidad. Existen estudios que dan cuenta de los efectos negativos que ha tenido la implementación del modelo neoliberal, y de la transformación no solamente económica, sino que también sociocultural (…) Además que el sistema genera incertidumbre, y hay tremendas desigualdades que generan violencia simbólica, violencia material que marca a la sociedad. Ahora, qué es lo diferente, que durante los últimos tres o cuatro años se ha venido instalando una crisis sistemática de las instituciones. Una crisis de la legitimidad en la que desde luego que se cuenta la clase política, además de la justicia. También hay una baja legitimidad de los sindicatos, la CUT, y los empresarios respecto de una serie de situaciones de colusión y corrupción (…) Es decir, esto no pasó de un día para otro ni se generó porque un grupo de jóvenes evadió el metro”, sostuvo el experto. 

La presidenta de la Unión Comunal de Junta de Vecinos de La Serena, Patricia Véliz coincide en que esto se veía venir. Ella, como vecina del sector de La Antena, especifica que en su barrio las personas estaban cansadas de ver tanta desigualdad y carencias sin que nadie hiciera nada por ayudarlos.

“Lo que yo venía viendo en los pobladores era una falta de oportunidades tremenda, falta de educación, la falta de trabajo. Los jóvenes no ven ninguna posibilidad de salir de dónde están, porque, claro, nuestro sector es estigmatizado como un foco de consumo y venta de drogas pero no se nos da una solución para abordar el problema de raíz (…) Creo que aquí las autoridades no quisieron ver lo que se vive en las poblaciones, a la gente que está sin pega, a la gente que no tiene para comprar remedios, jóvenes sin trabajo y sin oportunidades”, enfatizó, agregando que cuando escuchó las medidas anunciadas por el presidente Sebastián Piñera en el marco de la Agenda Social, se sintió decepcionada. “No son medidas de fondo que vayan a cambiar lo que ya está. La gente se cansó de esas medidas de parche”. 

Una fe que se perdió

El presidente del centro de alumnos de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica del Norte, Ignacio Farías, admite que antes del estallido social la juventud se encontraba un poco aletargada, sin ser los protagonistas de las grandes movilizaciones como lo fueron en épocas anteriores.

“Creo que tenemos que hacer un mea culpa también como estudiantes. Estábamos en una burbuja y eso es lo que se fue generando en estos años por varias razones, una de ellas fue, por ejemplo que cuando fue la revolución pingüina los mismos líderes como que se vendieron, entonces  se perdió la fe. Fue luchar tanto y no se consiguió nada (…) Como experiencia te digo, acá cuando citábamos a las asambleas, y pasa lo mismo un la Universidad de La Serena, los que participaban eran siempre los mismos. Y así se pueden hacer cosas, pero nada que modifique la  estructura social”, consignó. 

Falta de liderazgos

Tanto Farías, como el sociólogo Manuel Escobar coinciden en que uno de los ejemplos de la crisis de la institucionalidad, principalmente la política, es el que hoy en día no existan líderes visibles en el movimiento. “En la UCN, actualmente hay una mesa interina”, indica el estudiante. 

Escobar, en tanto sostiene que actualmente las figuras políticas se encuentran escondidas, precisamente porque saben de la responsabilidad que tienen y de los desprestigiados que están. 

Fernando Guzmán: "Emprendedores en la ruina"

En su análisis, el presidente de la Cámara de Comercio de Coquimbo, Fernando Guzmán enfatiza en las cerca de 2500 familias emprendedoras “que lloran, que están en la ruina por esta situación”. Aseguró que “muchas de las demandas son juntas”, pero lo que conllevan no necesariamente es positivo, en alusión a los saqueos y los destrozos que como pequeñas y medianas empresas han debido sufrir. 

Pero coincidió en que hay que buscar consensos y la clase política tiene mucho por hacer para reivindicarse, tanto con la ciudadanía en general como con todos los microempresarios, ya que no los toman en cuenta y eso también ha ido germinando un descontento en ellos. “Yo te pongo un ejemplo. Por el tema de las 40 horas semanales, a nosotros nunca nos llamaron a conversar. Llamaron al gran empresariado a quienes forman un pequeño porcentaje. En este país quienes dan más trabajo son las pequeñas y medianas empresas, y resulta que no nos toman en cuenta”, sostuvo Guzmán. 

Hizo un llamado a la sociedad a comprender la labor que ejercen para que el país funcione, “con esfuerzo”, ya que a menudo a ellos suelen meterlos en el mismo saco con los grandes millonarios de este país,  que muchas veces sí cometen abusos.

“Lo que pasa es que aquí meten en el mismo saco a Luksic y a la señora Juanita, y no estamos en el mismo saco. También enfrentamos las desventajas de este sistema. Y te pongo un ejemplo. Antes de que llegara el Mall Vivo de Coquimbo, el retail vendía aproximadamente 25 mil millones de pesos al mes, ahora solamente vende 10 mil millones. ¿Quién se lleva lo otro? Las empresas más grandes de este país, porque esos 15 mil millones que se le quitaron a la clase media se fueron al gran empresariado, a los grandes grupos económicos”, insistió. 

Mirando al futuro

A la hora de buscar soluciones, la dirigente Patricia Véliz, fue clara. “Aquí se requiere un cambio a la constitución. Tenemos una constitución firmada por Pinochet, que después ha sido avalada por los gobiernos que vinieron. Este cambio debiese venir desde el parlamento. Ahora, como una medida más rápida y más urgente, creo que esa Agenda Social que está entregando el Gobierno debiese ampliarse mucho más e ir tomando medidas de corto plazo, porque si no, seguimos con las mismas soluciones parche”, expresó. 

Por su parte Fernando Guzmán hizo un llamado a terminar con el nepotismo, al menos para partir. “Aquí hay grupos como los Walker, los Larraín, que son todos del mismo barrio, estudiaron en el mismo colegio y dominan el país. Tienen un mundo aparte, se casan entre ellos. Nosotros, como clase media tenemos que empezar a empoderarnos de los espacios”, sostuvo. 

Ignacio Farías coincidió en que debe haber un cambio en las personas que conforman la clase política. “Siempre, desde que tengo uso de razón que escucho lo mismos apellidos. Los Frei, los Piñera, los Walker, los Alessandri. Es prácticamente como si fueran nobles del país, que forman familias entre ellos, como una verdadera monarquía. Sus hijos son los políticos que vienen, entonces obviamente que si eso no cambia, nada va a cambiar. Hay que eliminar eso de raíz y para eso hay que elevar una nueva constitución”, expresó. 

El sociólogo Manuel Escobar enfatiza en la necesidad de hacer una hoja de ruta con un acuerdo social transversal. “Tenemos que trazar un camino que vaya desde medidas estructurales a lo menos en cuatro ámbitos sociales. Primero el sistema previsional, segundo la salud, tres, el trabajo y cuarto el transporte, que sería lo más urgente. Y en el mediano y largo plazo, tenemos que pensar en un cambio constitucional, no importa que sea asamblea constituyente, o plebiscito, pero que se allane el camino en serio para un cambio”, concluyó el profesional.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día