• Fotografía de archivo de brigadas de Conaf trabajando junto a Bomberos en atención a incendios forestales en la Región de Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro Ubilla
Conaf afirma que la totalidad de los siniestros son producto de la acción humana, por intencionalidad o negligencia, por lo que llama a la comunidad a prevenir emergencias.

Particularmente difícil se desarrolla la actual temporada alta de riesgo de incendios forestales en la Región de Coquimbo y en gran parte del país, lo que mantiene a la zona con una Alerta Temprana Preventiva, por las complejas condiciones meteorológicas, que propician la propagación de las llamas en los siniestros que se han registrado.

La idea es no llegar a una emergencia parecida a la que vive la Región de Valparaíso, o incluso las propias que se han generado en la Provincia del Limarí, con fuego amenazando a zonas pobladas, lo que dificulta la labor de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), apoyada por Bomberos.

La temporada ha traído los primeros siniestros y desde Conaf se advierte una clara tendencia al alta en los últimos años, aunque se destaca en contrapartida una acción más efectiva por parte de las brigadas y equipos de emergencia, que han permitido un control efectivo de las llamas.

El balance

“Efectivamente esta temporada se avizoraba que iba a ser bastante problemática, porque se pronosticaba que iba a ver dos o tres grados por sobre la temperatura máxima que hubo la temporada pasada y la verdad es que la Alerta Temprana Preventiva por condiciones meteorológicas ha reforzado tal impresión”, señaló en contacto telefónico a El Día el director regional de Conaf, Eduardo Rodríguez.

Según los balances del organismo, existe actualmente cerca de un 50% más de incendios forestales que en los últimos cinco años, lo que refleja que “de alguna u otra manera, no hemos podido llegar con el mensaje de prevención que hemos estado tratando de internalizar en la comunidad”, reconoce Rodríguez.

70% de los incendios forestales en la Región de Coquimbo se registran en Ovalle.

Por otro lado, se registra solo un 7% de aumento en la totalidad de la superficie dañada en el mismo período de tiempo, lo que para el director de Conaf demuestra que “está dando frutos la estrategia que hemos definido de golpe único, al ir con todos los recursos disponibles, con la ayuda de Bomberos, quienes son los que más rápido pueden acudir a las emergencias”.

"Más vale prevenir que combatir"

La autocrítica a juicio de Rodríguez, corresponde entonces a la comunidad y los hechos lo demuestran. La totalidad de los incendios forestales que se producen en la Región de Coquimbo son por acción humana -ya sea por intencionalidad o negligencia- ninguna por causas naturales, por lo que se intenta reforzar el mensaje de toma de conciencia bajo el slogan de que “más vale prevenir que combatir”.

Las principales recomendaciones, en palabras del director de Conaf, son “no hacer fogatas en lugares no habilitados para aquello, prefiriendo campings formales y así evitar hacer uso de fuego en lugares naturales”, sostiene.

Rodríguez llama además a estar alerta y avisar de “cualquier humo que se detecte”, ya que las quemas por temas agrícolas están “totalmente prohibidas hasta nuevo aviso”. En este caso, se debe reportar a los números de emergencias 130 (Conaf), 132 (Bomberos) o al 133 (Carabineros), “para que podamos llegar lo más pronto posible al incendio cuando aún está pequeño”, indica.

El pronóstico

“La temporada para nosotros está recién comenzando, por lo que las condiciones que tenemos que enfrentar son siempre bastante complejas y los pronósticos también no son muy a la buena”, advierte Eduardo Rodríguez.

Cada tres días, Conaf hace un pronóstico “de tal manera de incrementar los patrullajes para detectar fuego” en los lugares alertados por el sistema predictivo conocido como “Botón Rojo”, una moderna herramienta que permite advertir con gran precisión las condiciones que propician incendios forestales, con alcance incluso para sectores subcomunales.

"Tenemos casi un 50% más de incendios forestales que en los últimos 5 años, lo que significa que de alguna u otra manera, no hemos podido llegar con el mensaje de prevención”, Eduardo Rodríguez, director regional Conaf.

Dependiendo de las condiciones meteorológicas, la “temporada alta” de incendios forestales podría extenderse hasta el mes de abril, con el despliegue de recursos para el combate por parte de Conaf, al igual que la temporada pasada, pese a que lo normal es que disminuyan los eventos en el mes de marzo, dice Rodríguez.

El pasado viernes, Onemi actualizó la alerta temprana para la región, previendo que este lunes podrían registrarse temperaturas máximas de hasta 31° para el sector precordillerano y de hasta 30° en los valles, con una humedad de entre 30% y 40% y rachas de viento que podrían llegar a los 20 kilómetros por hora.

Medios y recursos

Para emergencias, Conaf cuenta con 5 brigadas apostadas en la Región de Coquimbo para la temporada. A comienzos de 2020 se sumará una nueva brigada de ataque rápido, totalizando las 120 personas destinadas a la prevención y combate de incendios forestales.

 “Eso forma parte de un plan básico regional, que puede apoyar a otras regiones. De aquí pueden salir recursos para apoyar a Valparaíso y Vallenar, como ha ocurrido hace muy poco y también en caso de ser necesario podemos ser objeto de apoyo de otras regiones, principalmente desde el nivel central”, explica Eduardo Rodríguez.

Se dispone además de aviones y helicópteros que también apoyan las labores en la zona. “Lo importante aquí es que no solo tenemos apostado en la región todos los recursos con los que contamos”, señala.

Apoyo de y a Bomberos

Rodríguez reconoce que “los incendios forestales no son un tema que le compete a Bomberos, le compete a Conaf, sin embargo junto con Carabineros, Onemi, PDI, todos formamos un frente común a la hora de atacar incendios forestales cuando estos están muy cercanos a la zona urbana”.

En este sentido valoró “el espíritu que tiene Bomberos, que pese a la adversidad siempre está presente”, por lo que aseguró que “estamos trabajando para poder dotar de recursos”, lo que es una de las principales preocupaciones de los voluntarios, que se convierten en el principal aliado de Conaf en la atención a incendios forestales.

La idea es devolver los recursos utilizados por Bomberos al acudir a los incendios forestales, algo que se ha convertido en uno de los principales desafíos en el tema.

Se investiga intencionalidad en incendios

Si ya es preocupante que todos los incendios forestales se produzcan por acción humana y vayan en aumento durante los últimos años, “preocupa más la intencionalidad en los incendios”, indica Eduardo Rodríguez, director regional de Conaf. El funcionario indica que en Ovalle, lugar donde se registran cerca del 70% de los incendios forestales de la Región de Coquimbo, “hemos detectado intencionalidad”.

En ese sentido, se ha trabajado con la Gobernación del Limarí, con quienes se han coordinado querellas “contra quienes resulten responsables” de los incendios forestales.

“Con las querellas correspondientes esperamos que se investigue con  mucha acuciosidad las personas que están detrás de estas acciones”, señala Eduardo Rodríguez.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X