Crédito fotografía: 
El ovallino
En medio de la crisis y de la cuarentena que deben seguir las familias para evitar la propagación del Covid-19, el rubro agrícola de Monte Patria busca la manera de mantener su producción sin poner en riesgo su salud

Difícil ha sido la situación para las grandes ciudades con respecto al aislamiento preventivo que se debe mantener para evitar la propagación del Covid-19, pero no significa que en las comunas y labores rurales el escenario sea menos complicado. Y es que un área vital como la producción de alimentos no puede ni debe detenerse.

Citricultores de la comuna manifestaron el interés de trabajar unidos con el único objeto de superar esta crisis y hacer compatible los procesos de producción asociado al cuidado de la salud de los trabajadores.

Así, el vocero de los productores de clementinas de la comuna, Marcelo Figueroa, indicó a El Ovallino que han solicitado la colaboración de las autoridades para poder tener un plan en conjunto que garantice la producción y la salud de los trabajadores.

 “Nos hemos reunido con el alcalde Camilo Ossandon, quien ha manifestado una gran preocupación por lograr realizar nuestras cosechas y de manera especial, por el cuidado de la salud de los trabajadores del sector”.

Refirieron que en la comuna de Monte Patria existe una gran cantidad de pequeños y medianos agricultores, a quienes estamos representando, dedicados a la producción de clementinas y mandarinas, sumándose también, la producción de grandes empresas que trabajan en este rubro, produciendo un total de más 30 millones de kilos en nuestra comuna, lo cual no sería posible si no contáramos con el esfuerzo y apoyo de miles de personas y sus familias, que laboran durante este período.

Cómo medidas obligatorias indicaron implementar en los predios, los protocolos y orientaciones técnicas entregadas por el Ministerio de Salud, que son las válidas para enfrentar esta enfermedad. Además de adquirir los insumos sanitarios para la prevención del coronavirus y la mitigación de su esparcimiento.

También llevar los registros necesarios en terreno y donde sea pertinente, para asegurar el cumplimiento de los protocolos sanitarios y cooperar con el municipio en las labores de sanitización, que se están implementando en las distintas localidades de la comuna, aportando tractores y nebulizadores.

 “Lo que nosotros queremos como fruticultores es poder trabajar la fruta pero garantizando a los trabajadores su resguardo, entregándoles todos los implementos de seguridad personal, para que ellos se sientan seguros de que no estarán en riesgo de contraer el coronavirus. Las medidas son las que nos han recomendado desde el Ministerio de Salud, pero también la sanitización de buses, furgones y todo tipo de transporte utilizado, haciendo esas labores en las mañanas y en las tardes mientras sea posible”.

Recordó que otras medidas que se han adoptado para evitar el contacto, aunque se han aplicado desde hace varios meses y no solo en el contexto del Covid-19, es la tramitación digitalizada de las guías de despacho y otros instrumentos requeridos, evitando así el contacto personal y la aglomeración en oficinas y dependencias.

“Son pocos los que por no tener internet siguen haciendo las guías de despacho manual, pero por lo general ya todos están haciendo todos los procesos de manera digital”.

Indicó que su robro emplea a más de 15 mil personas en los momentos de cosecha, por lo que se requerirán planes especiales para la movilización y trabajo de tal cantidad de trabajadores.

“En el caso de que se decrete una cuarentena general, pedimos que a nosotros nos permitan seguir trabajando. Por el alto contenido de vitamina C y la calidad del producto, además que no se puede paralizar la labor, debería ser declarado como un rubro indispensable, sobre todo en el momento que vive el país y el mundo, cuando se recomienda el consumo de cítricos”.

Sin olvidar la sequía

En tanto el presidente del Sindicato de Pequeños Campesinos de Monte Patria, Fidel Salinas, indicó a El Ovallino que no debe olvidarse el caso de los pequeños productores en el marco de la sequía.

“Hemos estado en contacto con diferentes dirigentes gremiales, de instituciones incluso con el director nacional del Indap, a quien se le plantearon algunas inquietudes. La situación se ha visto más lenta, porque la gente compra ahora con más precaución. Igual estamos tomando nuestros resguardos personales al momento de trabajar y entregar nuestra producción”, aseguró Salinas,

Pidió además replantear el tema de las deudas agrícolas y apoyar de una manera más contundente a las familias campesinas que no han podido sembrar por falta o restricciones de agua.  Indicó que muchos agricultores piden el auxilio con canastas familiares mientras duren los meses de cuarentena.

Propuesta en consenso

En tanto el alcalde de la comuna, Camilo Ossandón, refirió la preocupación de cómo enfrentar cuarentena adhiriendo a los nuevos procedimientos que protejan a los trabajadores.

“Nos hemos reunido con los trabajadores de cítricos para poder hacer una declaración pública que presentaremos la próxima semana, será un plan de trabajo que vaya en la dirección de poder garantizar el desarrollo de las actividades productivas y por supuesto consistente con el cuidado de los trabajadores.

En una primera reunión de trabajo con autoridades regionales de diversos rubros, se habría establecido la necesidad de elaborar un plan de acción enfocado en el campo limarino.

“Todos tenemos que cumplir un rol en esta emergencia, el rol de los empleadores es considerar la producción, y muchas veces es estratégica para el desarrollo del país y para el abastecimiento, pero también hacerlo con el cuidado que corresponde hacia sus propios trabajadores. Las autoridades del gobierno deben impulsar procesos de fiscalización, pero también de ir normando cuáles van a ser esas nuevas condiciones y frente al atraso que ha tenido el gobierno en esta materia me alegra mucho que sean los propios agricultores quienes se comprometan con su gente, lo que genera un ambiente de mucha tranquilidad y unidad y permite al menos ir desarrollando una idea”.

Manual para la pequeña agricultura

El Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) confeccionó un manual denominado Recomendaciones para el trabajo en predios agrícolas frente al COVID-19.

El instructivo cuenta con información y gráficas que entregan diversos consejos dirigidos específicamente a los productores agrícolas y sus familias, como, por ejemplo, mantener una adecuada higiene de manos y superficies, mantener distancias mínimas con otras personas, no saludar de besos ni abrazos, utilizar alcohol gel después de tomar algún objeto o superficie.

La pequeña agricultura representa más del 90% de la actividad agrícola del país y pese a la emergencia sanitaria, continúa produciendo con los resguardos necesarios teniendo en cuenta que constituye un área esencial para poder mantener activa y en funcionamiento la línea de abastecimiento de alimentos y productos como frutas, verduras y hortalizas en el país.

Dicho material sugiere, además, restringir al mínimo posible las visitas y mantener un vestuario exclusivo para las labores del campo. Otro ámbito que aborda es reforzar la limpieza de las maquinarias agrícolas, especialmente asientos y tapiz, así como también la desinfección de manillas, puertas y equipos en invernaderos, almacenes y cualquier dependencia en la que se desarrollen labores.

El Director Regional de INDAP, José Sepúlveda, comentó que la institución ha estado aportando de diversas maneras a la prevención del coronavirus (COVID-19) y que esta iniciativa es una de ellas. “Para el INDAP es fundamental el apoyar la labor de nuestros usuarios, por ello hemos creado este manual orientado a que los agricultores conozcan los mecanismos para protegerse además de evitar la propagación de esta pandemia que nos afecta. Hoy más que nunca la labor de nuestra gente es prioritaria, por ello y como siempre estaremos con ellos”, puntualizó.

Indicó además que la prórroga automática y por tres meses en el pago de los créditos que los pequeños productores agrícolas mantienen con INDAP, es una de las acciones que este servicio del agro ha implementado en apoyo de la Agricultura Familiar Campesina para enfrentar las dificultades derivadas por la propagación de la pandemia global del COVID-19.

Esta medida se aplica para aquellos vencimientos de créditos, también sus prórrogas y renegociaciones que tengan fecha de vencimiento entre el 16 de marzo y el 31 de mayo de 2020 y es válida para todas las regiones.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital