Crédito fotografía: 
El Día
El alcalde de La Serena admitió que está evaluando demandar a esta institución luego que nuevamente paralizó el proyecto de edificio municipal en la ex CCU por nuevas observaciones.

Centrado en el mes  de aniversario está  el alcalde de La Serena, Roberto Jacob y orgulloso de vivir en una ciudad que considera privilegiada.  Pero, igualmente en entrevista con diario El Día mostró su preocupación por el deterioro del casco histórico y la traba que, a su juicio, se ha convertido el Consejo de Monumentos Nacionales. Pero, ahora el enojo con  esta entidad  tiene que ver con las nuevas observaciones que le encontró  al proyecto del edificio municipal  en la ex CCU y que nuevamente lo ha paralizado. Es por ello que  dijo que no  descarta demandarlo.

Respecto al aniversario de la capital regional admitió que  el foco está  en la familia. “En los serenenses y los que  trabajan todo el año y tienen que convivir con los problemas cotidianos y también poseen derecho a disfrutar. Es por ello que todas las actividades que tenemos programadas involucran a la familia”, enfatizó.

El edil se explaya en la evolución que  ha tenido la ciudad, “se vive diferente, hay más  movimiento vehicular”.

-¿Advierte que se le ha pasado la mano a quienes critican y responsabilizan al  alcalde de turno por las complicaciones que tiene la ciudad  en el tema vehicular, los perros abandonados y la seguridad?

“A ver, el alcalde siempre tendrá la culpa en todas las áreas, por una razón muy simple, a alguien hay que echarle la culpa y está la esperanza de la solución y cuando no está, porque no depende del alcalde, la culpa igual es del edil, pero yo lo asumo en buena.  La gente siente impotencia y quienes están más cerca  son los concejales y el alcalde”.

-¿No le han complicado  las críticas por la  no concreción de   obras emblemáticas?

“Es que no es fácil hacer las soluciones  y estas pasan por mucho dinero e inversión.  Hemos realizado muchas obras, pero nos encontramos con un casco histórico que es el más grande de Chile con calles muy angostas y hoy día no puedes modificar un ápice para ampliar  las calles porque tienes  al Consejo de Monumentos Nacionales, que  ya es un acápite aparte”.

El alcalde insiste que se han concretado obras y las enumera. Cita el Eje Cisternas, Amunategui  y  explica que se está pensando  subterranizar desde Amunategui hasta la pasarela del Líder.  “Ya viene todo el tema de la carretera y se van a suprimir los 9 semáforos de la vía que atraviesa la conurbación y eso se terminará”.

-Pero, no le molesta que se indique que usted se ha preocupado más de los bingos y reuniones, antes que los grandes temas?

“No me molesta y siempre he dicho que hay que separar dos cosas. Los pequeños detalles de la gente, que son las que sienten el problema y las necesidades y las grandes obras. Hoy día puedo decir que sigo preocupado de las  pequeñas cosas, pero también de las grandes obras. Compramos la Casa Giliberto donde tendremos un gran centro cultural; el paseo Mirador de Larraín Alcalde que era un punto negro y que está quedando hermoso con 2 mil millones de inversión. Se habló tanto de la parcela 41 y hoy día están  a punto de empastar las 5 canchas donde habrá un tremendo complejo deportivo de 5 mil millones de pesos. Qué me dicen del Polideportivo de Las Compañías que es un lujo  y venía hace 20 años, pero nadie se había atrevido a materializar y lo inauguramos próximamente. Colegio Darío Salas, 6 mil millones de pesos, cuantos años esperando y estamos a punto de licitarlo. Se están por colocar los 100 faroles coloniales que se refaccionarán y en pueblos como El Chacay  y Condoriaco se están instalando las 100  luminarias solares”.

-¿De dónde viene entonces ese ambiente negativo,  del  establishment político de La Serena?

“Lo que pasa es que el establishment político le molesta todo cuando hay alguien que se desmarca un poco del no hacer. Que quede absolutamente claro, soy alcalde para todos los serenenses, derecha, izquierda y comunistas, para todos. Por lo tanto, mi obligación es conversar con todos y tengo que trabajar con el gobierno de turno porque las platas están en el Estado. No porque piense  distinto a ellos  los voy a considerar mis enemigos  y no moveré un dedo por conseguir nada”.

-Bajo esa óptica no se ha sentido discriminado…

“No, porque yo tampoco discrimino porque mi obligación es con la gente”.

-En RN y la UDI critican que la intendencia estaría favoreciendo mucho  a La Serena…

“Qué bueno, los serenenses debieran estar felices, pero  los proyectos que yo presento están bien hechos. Hubo un momento en que el gobierno tenía que ejecutar las platas y quién tenía proyectos para presentar, La Serena y como estaban bien presentados me los otorgaron”.

-¿La queja de un sector de Chile Vamos es que el apoyo sería desmedido?

“Es que esa es la forma más egoísta de pensar, porque no se piensa que  de esta manera ganan los serenenses. Por el hecho de no ser partidario del gobierno no me tienen que dar nada, pero los gobiernos  no pueden perjudicar a la gente. Entonces, esto no puede ser una competencia de egos”.

-En su momento el ex alcalde Raúl  Saldívar llegó a protestar a la intendencia …

“No, yo no lo haría. Todo lo contrario, voy a golpear la puerta para ir a pedir y en el gobierno pasado también me dieron. En el primer  Gobierno de Piñera (Sebastián) compré la CCU”.

-¿Pero, qué ocurre con ese proyecto que aún no se concreta y  hay quienes plantean  que fue un error adquirirlo?

“Me ha ido muy bien, pero estoy indignado con el Consejo de Monumentos Nacionales. Ahora me vuelven a rechazar el  proyecto y me envían otras observaciones que según ellos ya estaban listas. Llevamos casi dos años  y seguimos con observaciones y observaciones y este municipio sigue arrendando y pagando 60 millones de pesos mensuales porque no tiene su edificio propio  y ¿ellos (Consejo de Monumentos Nacionales) me  los pagarán?”.

-¿Pero, esas observaciones son errores del proyecto?

“Mira, ellos son los sabios, los mismos  sabios que hicieron el museo que  no tiene nada de colonial y que han autorizado cajones que le colocan faroles para que parezcan coloniales y resulta que nosotros hemos hecho todo lo que nos han pedido”.

-¿En esta demora en consolidar el edificio municipal advertiría que no fue buena idea  comprar ese espacio?

“Siempre será una buena idea, sobre todo cuando lo compras con dinero que no es municipal. Recurres al Gobierno Regional y te entregan esos fondos para realizar un gran centro cívico y favorecer  a los adultos mayores para que concurran a un solo lugar a efectuar sus trámites. No que vayan de un sitio a otro, pero parece que al Consejo de Monumentos Nacionales eso no le interesa. Es por ello que estoy pensando seriamente en conversar con  algunos abogados y demandarlo. A lo mejor es inédito, pero no importa. Ya vimos lo que pasó con el terremoto y la catedral “.

-Cuando igualmente se indignó con esta institución…

“Exacto,  en la Catedral llevaban más de un año esperando para refaccionar una cornisa y si la caída de un bloque hubiese provocado la muerte de alguien, de quién era la responsabilidad, del alcalde o Monumentos Nacionales”.

-La comunidad siempre piensa en el alcalde…

“No,  es por eso que a mí el Consejo de Monumentos Nacionales me saca de quicio por  la lentitud, calma y el fundamentalismo que tienen a veces para darle agilidad a las cosas. La verdad, lo lamento profundamente, no  estoy en contra de cuidar el patrimonio, pero no hay que cuidarlo tanto, porque al final no quedará nada”.

-¿En concreto el edificio municipal se  atrasó  un nuevo año?

“Ya lleva casi dos años y hay  nuevas observaciones. Por eso le pedimos que sesionaran en La Serena para que vieran las cosas. Entonces, hasta cuándo. De  hecho, el Gobierno Regional está disponible a pasarnos los dineros para el  edificio municipal, pero hay que seguir esperando y yo  no estoy dispuesto a esperar, sino que a reaccionar y si tengo que pelear con ellos lo haré, no tengo  ningún problema”.

-¿La concreción del edificio municipal sería  una de las  razones  para abrirse  a una nueva reelección como alcalde?

 

“Más que terminar, me gustaría empezar y por lo que veo está más difícil  comenzar que culminar. No soy una persona que le guste cortar cintas. Lo que me interesa es comenzar  y no importa que las cintas las corte otro. Haber comprado esa hectárea y media en pleno corazón de La Serena fue..”

-¿Una mala inversión?

“Es una buena inversión porque no gasté un peso y hace 30 años que ahí no hay nada y  ahora estamos  haciendo todo para que exista algo. Y la compra venía con el dinero para el diseño, y lo hemos modificado y agregado todo lo que nos han pedido y seguimos en lo mismo. Esto  es  como  El Faro. Todos hablaban  de su reparación, pero hoy día se está materializando. Ahora viene la remodelación  de la Avenida de Aguirre y   la obra está financiada”.

 

Aprendiendo de las críticas

-¿Cuáles son las críticas que  más le han dolido en estos dos años?

“No, uno tiene el cuero duro, no le tengo miedo a las críticas. Aprendo de ellas”.

-¿Por ejemplo, la que dice  que no existirían obras monumentales?

“Primero se me criticaba que era el alcalde de las cosas pequeñas y dije sí, porque son tremendamente  relevantes. Los edificios o las grandes obras se construirán. Hoy día puedo decir que continúo preocupado de los pequeños detalles y que tengo una cartera de obras grandes que se están realizando y otras que se iniciarán. Pero, insisto, no le tengo miedo a las críticas  porque me enseñan y a veces tienen razón y saco enseñanzas”.

Procesión al municipio

-¿Qué siente cuando  en los partidos de la ex Nueva Mayoría advierten que usted es el único que podría retener la alcaldía para  la oposición?

“A ver, no sé  si es porque me quieren o no tienen a nadie, pero lo agradezco”.

-¿Advierte que no aparecerá nadie que pida primarias?

“No, habría que ser demasiado pretensioso para pensar que soy el único. Hay mucha gente que tiene capacidades y si decido ser candidato a alcalde mi obligación es preocuparme de competir de la mejor  forma posible y punto”.

-¿Hasta ahora mantiene lo que dijo  cuando ganó el 2016 que no se presentaría a una nueva  elección?

“Todas las cosas no son absolutas y tienen cambios en el tiempo y eso permite reflexionar y lo estoy pensando, porque  tampoco me gusta adelantar las carreras”.

-¿Ha sido presionado por los partidos de la ex Nueva Mayoría para que asuma ese liderazgo?

“Sí, pero esa es una decisión que tengo que tomar yo. Pero, todos los partidos tienen gente capacitada para ser candidato a alcalde. No puedo ser pretensioso que estoy  sólo yo. La decisión la tomaré a finales de año o inicio del próximo”.

-¿No  le parece peligroso que en La Serena todo está muy quieto  y no ha recibido ningún ataque, no así en Coquimbo donde la carrera está  desatada?

“Porque en Coquimbo anunciaron que serían candidatos. Espérate que yo lo anuncie y se me vendrán todos encima”.

-¿Teme que comenzarán las denuncias en la Contraloría?

“Podrán sacar muchas cosas, pero siempre he dicho que la Contraloría está para revisar y no hay que tenerle miedo, todo lo contrario, es una oportunidad y si cometemos errores podemos enmendarlos. Uno cuando se involucra en esto sabe dónde se está metiendo”.

 

No es una guerra

-¿Le sorprende que la derecha no lo haya tocado?

“Entiéndame, no soy enemigo de la derecha y ellos tampoco. Cuando traigan sus candidatos tendrán que potenciarlos, pero si quieren transformar esto en una guerra, a mí no me van a encontrar. Para pelear se necesitan dos y no estoy disponible. No voy a pelear porque mostraré lo que he hecho y quiero realizar”.

-¿Genera  desconcierto cuando personas como el ex concejal Jorge Hurtado  de Chile Vamos, dice abiertamente  que estaría dispuesto a respaldarlo?

“Se lo agradezco mucho porque hay que ser muy valiente estando en la tribuna del frente decir que él me va a apoyar. Yo pertenezco a una coalición, pero me debo a todos los serenenses”.

-¿También lo haría porque trabaja en una  entidad ligada al municipio?

“No creo, los principios no se tranzan por una pega. La gente mal pensada siempre lo lleva por otro lado. Piensa que son favores que se pagan porque así es como la gente ve la política”.

-¿Le molesta que se insista que usted tendría un pacto de no agresión con la derecha?

“Mira, yo no tengo pacto con nadie. Lo único que tengo es un pacto de buena voluntad con todos. No voy a pelear, no van a conseguir  que tenga confrontación”.

-¿No le sorprende la pasividad del oficialismo?

“Es que para que  me toquen tendría que tener algunas irregularidades y si hay alguna, cualquier vecino irá a acusar. A nosotros nos hacen auditorías cada cierto tiempo sin que nadie nos acuse porque es su pega”.

-¿Cómo recibe cuando se indica que es difícil ganarle a Jacob?

“A ver, no tienen por qué temerme, porque no soy sus enemigos. Deberían temer a una ciudad que no crezca. Esto no se puede convertir en una guerra. En siete años he llegado a invertir casi 80  mil millones de pesos y eso es lo que la gente espera de los políticos.  Que sean capaces de entenderse porque la gente está cansada de ver peleas.  Que se tiene que buscar la yaya para liquidarte, pero no reconocer lo bueno que puedas hacer”.

-¿No se cerrará a una primaria?

“No, fui a la primaria más difícil con Raúl Saldívar (2012) y qué decían, que era imposible y que perdía 70-30, por lo que temerle a una primaria, no habría por qué. Si no soy capaz de ganarla, menos ganaré una alcaldía”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día