• La Provincia de Choapa resultó con innumerables daños luego del terremoto que tuvo lugar el 16 de septiembre de 2015.
  • En la costa, como ocurrió en el barrio Baquedano en Coquimbo, se produjeron graves daños tras el 16-S. Por eso, la autoridad llama a actuar con rapidez en estos casos.
Crédito fotografía: 
Foto: Andrea Cantillanes
El estudio, que fue realizado por la Universidad de Concepción y que fue ratificado por el geógrafo Marcelo Lagos es un fenómeno que no fue descartado por los expertos de la Región de Coquimbo, pero de todas maneras llaman a la prudencia ante este tipo de anuncios

Sorprendió el anuncio realizado en las pantallas de Canal 13 en el programa “Bienvenidos” por el connotado geógrafo chileno Marcelo Lagos, que señaló que en el futuro podría producirse un sismo de gran envergadura en la Provincia del Choapa, que podría superar los ocho grados.

Este podría tener lugar en Los Vilos y muy cerca de Illapel. Frente a las consultas, el profesional aseguró que hay estudios que ratifican que hay mucha acción en ese sector, pues las placas no se han movido desde hace siglos.

El geógrafo de la Universidad Católica de Chile señaló que “que Coquimbo y por lo general los puertos le quitan terreno al mar;  por ende, ese espacio lo recupera  cada cierto tiempo”.

Lagos añadió al canal televisivo que “todas esa zonas que están a nivel de mar debieran ser de recreación y no contar con poblados, o mínimo, debieran tener buenas edificaciones, con tres piso de estacionamiento y de ahí hacia arriba, que sea habitable con buena evacuación superior”, subrayó.

Frente a esta situación, las autoridades de la Región de Coquimbo no son indiferentes y señalan que se trata de una advertencia que sea hace necesario tener en cuenta.

El director regional de Onemi, Rubén Contador, en diálogo con diario El Día, afirmó que “hay que tener el debido respeto por el estudio realizado por la Universidad de Concepción y las opiniones que ha emitido Marcelo Lagos. Nosotros como encargados de la coordinación del Sistema Nacional de Protección Civil siempre vamos a tener en consideración este tipo de eventos. Lo que hay que tener claro es que Chile es un país altamente sísmico, y estas situaciones pueden ocurrir en cualquier minuto”, subrayó.

A juicio de la autoridad, el mensaje es ocuparse debidamente, y la responsabilidad de Onemi es crucial. “Lo importante es preparar a la ciudadanía por medio de los sistemas de protección civil, tanto en la fase preventiva de riesgo como en la respuesta. Por esto es muy importante que la gente se mantenga atenta y esto me parece que ha quedado mucho más claro luego del terremoto del 16 de septiembre de 2015”, acotó.

“Este tipo de estudios visibilizan y permiten que una comunidad nacional de memoria corta como somos los chilenos nos ocupemos”. Rubén Contador, director regional de Onemi

Lo importante es que cuando las personas estén, por ejemplo, en zonas costeras y perciban un movimiento telúrico y no consiguen mantenerse en pie, hay muchas probabilidades de que venga un evento sismológico y se debe buscar una zona de seguridad.

Para aquello, Onemi orienta a la comunidad a través de su página web. “Tenemos el programa Familia Protegida, que permite saber en qué tipo de zona me encuentro, identificar las vías de evacuación y cuánto tiempo me demoro en llegar a la zona de seguridad. Lo ideal es realizar una evacuación vertical como segunda instancia; es decir, cuando yo aplico todo este conocimiento, debo verificar que el tiempo de desplazamiento hacia un lugar seguro sea menor que la llegada del primer tren de olas”, aclaró.

Sobre si los estudios sindicados por Marcelo Lagos pueden resultar altamente alarmistas, Contador comentó que “estos visibilizan y permiten que una comunidad nacional de memoria corta como somos nosotros los chilenos nos ocupemos y sepamos que se trata de un tema real, porque Chile es uno de los países más sísmicos del mundo”, argumentó.

DESDE LA PROVINCIA. El gobernador de la Provincia de Choapa, Juan Pablo Gálvez, en conversación con nuestro medio de comunicación, señaló que “este es un tema que hemos estado trabajando junto a Onemi regional, e incluso lo tocamos en el último Comité de Emergencia que desarrollamos junto a la intendenta Lucía Pinto. En ese contexto, estamos desarrollando los planes de seguridad según las características de cada comuna. Lo ideal es que estos se encuentren lo más actualizados posible”, afirmó.

En ese contexto, a su juicio es fundamental que los municipios entreguen la información lo más reciente posible. “Lo cierto es que como país sísmico tenemos que estar preparados ante este tipo de circunstancias, y por eso la conectividad es clave”, añadió.

Consultado sobre si este tipo de situaciones puede generar más alertas que certezas, Gálvez afirmó que “más que una alarma, puede ser un llamado de atención para las personas. Este tipo de estudios son muy válidos y es nuestro deber es estar alerta frente a lo que pueda pasar. Pero tampoco la idea es generar preocupación desmedida al respecto”, indicó el gobernador de Choapa.

“Tenemos el problema de la cuesta Cavilolén, que es bastante peligrosa sobre todo en invierno”. Juan Pablo Gálvez, gobernador provincial de Choapa

Respecto de la importancia de que haya una adecuada conectividad con la capital regional y también con las principales zonas urbanas ante una hipotética catástrofe, la autoridad aseguró que “ha habido una fuerte inversión por parte del Ministerio de Obras Públicas, sumado a la pavimentación y el asfaltado de diversos caminos interiores. Esto ha tenido lugar en la zona de Quilimarí, en Caimanes y hay otros proyectos que están en carpeta. Sin embargo, tenemos el problema de la cuesta Cavilolén, que es bastante peligrosa sobre todo en invierno, donde tenemos rodados, aunque hay caminos alternativos”, concluyó. 3801i

LLAMADO A LA CALMA

El gobernador provincial de Choapa insistió en que este tipo de informaciones, si bien son relevantes, deben ser un guiño para que la comunidad esté preparada. “El llamado es a no alarmarse ante estas informaciones, sin olvidar que un terremoto puede ocurrir en cualquier momento, en dos minutos más o en diez años. Los terremotos lamentablemente no se pueden predecir”, argumentó Juan Pablo Gálvez.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X