Crédito fotografía: 
El Ovallino
El movimiento de comerciantes ambulantes ovallinos se encuentra a la espera de poder concretar una audiencia con el alcalde Claudio Rentería durante esta semana. Por estos días se han reunido con entidades como la CUT para buscar asesoría que les permita retornar a sus labores. Además criticaron la negativa de la autoridad comunal acerca de otorgar más permisos.

El Ovallino 

Poco más de 50 comerciantes ambulantes ilegales continúan a la espera de poder tener un acercamiento con la autoridad comunal y poder ejercer su labor bajo la norma. La semana pasada decidieron realizar una protesta frente a la casa consistorial para mostrar su molestia frente a la política comunal de tolerancia cero contra el comercio informal.

Uno de los dirigentes del movimiento, Nicolás Herrera, cuenta que permanecerán atentos a poder materializar el diálogo en los próximos días. “Nosotros como grupo vamos a mantener el orden que tenemos hasta el momento en cuanto a la canalización de los documentos que tenemos, a la canalización de información y vamos a seguir los conductos regulares que sean necesarios”.

Sumado a lo anterior precisa que están buscando apoyo y más que nada asesoría por parte de otras organizaciones  y autoridades, “estamos con conversaciones con la CUT, con algunos concejales y diputados”. También esperan poder conversar con los otros tres gremios que están formados de forma legal, “para tampoco pasarlos a llevar a ellos y poder llegar a dialogar, porque vemos que están afectados con la proliferación de nosotros”.

Herrera precisó que hoy lunes irán a consultar sobre la fecha en que se reunirán con el alcalde para conversar de la situación, ya que les comentaron que esa instancia se desarrollaría a más tardar el próximo viernes. Además este lunes  enviarán una carta para poder participar en una próxima reunión del concejo municipal.

Otro de los dirigentes es Patricio Zúñiga. Sobre los dichos del alcalde (ver recuadro) en donde niega de manera rotunda la posibilidad de entregar más permisos, declara, “son palabras soberbias, sumamente cerrado, cuadrado, sin posibilidad de diálogo, entonces es nada esperanzador”, y añade, “la soberbia del señor alcalde, la verdad que nos lleva a hacer este tipo de pasos. Hay que seguir los conductos regulares ya que es gente humilde, gente que tiene familia, por lo tanto, tiene que ser respetuosa, tiene que ir paso a paso para conseguir estas cosas”.

Zúñiga enfatiza en que la idea de este movimiento es obtener personalidad jurídica, “están las firmas, están los ánimos, pero lamentablemente hay que ir pasando pruebas, obstáculos, como el que nos pone el alcalde”. De hecho acusa, que, “fui a pedir el formulario al Departamento de Desarrollo Comunitario en donde se me fue negado (…) Hicimos el reclamo en la Gobernación a través de la Ley del Lobby porque nosotros queremos formalizarnos y tener nuestro sindicato tal cual como se ha formado el resto”.

Otra de las voces del movimiento es Miriam Contreras. Ella considera que pese a la negativa del alcalde, se seguirá con el conducto regular para lograr su objetivo, “nosotros no queremos pasar a llevar a nadie, queremos hacer todo como corresponde (….) También hay hablar con los otros dirigentes de los sindicatos para ver a qué llegamos”.

La dirigente expresa que lamentablemente las autoridades no están considerando la situación particular de los ambulantes y sus familias, “no se está tomando en cuenta porque cada persona que está en la agrupación tiene sus propias historias. Por lo menos en mi caso, han sido años y he luchado por un permiso para poder hacer las cosas como corresponde pero se nos ha dado la oportunidad”.

Contreras dice que como movimiento lo único que desean ahora es, “que se les escuche”.

Postura frente a un traslado

Hace algunos días el  jefe de Rentas y Patentes, Victor Lara, comentó a este medio que una de las opciones que se baraja es disponer de un sitio para que los vendedores puedan ejercer su trabajo sin infringir las normas, “es un tema que se está analizando en profundidad y a futuro”, sostuvo.

Para Herrera, esa solución es aceptable. “Lo que proponíamos hasta el momento era poder conservar nuestros puestos de trabajo y los lugares en donde estamos, pero nuestro objetivo es poder conseguir un lugar con una buena ubicación en donde podamos trabajar con nuestros papeles al día, pagando la renta, el IVA. Creo que si están dispuestos a negociar por esa parte, nosotros lo encontramos un excelente punto”.

El dirigente dice que si en el futuro se les ofrece un buen lugar, no dudarán en tomarlo.

Por su parte Zúñiga dice que la idea no es del todo buena para ellos como vendedores, ya que quieren mantener el sitio en donde han ejercido su sustento durante mucho tiempo. “Hay lugares en donde se ha venido trabajando por años, tiempo en donde esta gente ha tenido que andar arrancando de la represión que afecta a las familias porque tienen que pagar elevadas cifras de multa por años (…) La gente quiere mantener su lugar porque se lo ha ganado de a poco y en base a partes, a andar arrancando, a humillaciones, a que le quiten la mercadería, a que tienen que andar pasando vergüenzas”.

En relación a la misma interrogante, Contreras menciona que lo ideal es poder trabajar en donde siempre han estado vendiendo, “es conveniente para nosotros tener por último el lugar en el que siempre hemos estado (…) Nosotros sabemos que a él (el alcalde) lo ponemos entre la espada y la pared, pero por último queremos poder acceder a un lugar físico que nos convenga y estemos bien”.

Su temor es que se les asigne un lugar que no tenga las condiciones necesarias para ejercer un trabajo rentable, “se trata de que no nos vayan a poner atrás del mall en donde no pasa nadie o allá en una población. La idea es que ojalá pasara gente que nos comprará nuestros productos, poder tener ingresos”.

“No entregaremos más permisos para el comercio ambulante en Ovalle”

Tras la protesta que realizó un grupo de comerciantes ambulantes en el frontis del municipio local hace unos días, el alcalde Claudio Rentería había sostenido que como administración municipal, “seguiremos con nuestra política, que instauramos desde que asumí como alcalde, el 6 de diciembre de 2012 y no entregaremos más permisos para el comercio ambulante en Ovalle”.

Rentería también indicó que las administraciones anteriores “entregaron 149 permisos para este tipo de comercio y eso lo hemos respetado, pero estamos buscando las alternativas para contar con un espacio físico céntrico, para que ellos realicen su actividad como corresponde. Pero quiero ser claro, no se otorgarán más permisos, porque no podemos permitir que nuestra ciudad se llene de ambulantes que trabajan sin ningún tipo de restricción. Nuestros inspectores y Carabineros sólo se rigen por la ley y hacen su trabajo, porque existe un estado de derecho y debemos respetarlo”.

Con respecto a la protesta, Rentería afirmó ese día que, “ellos pueden manifestarse de la forma que ellos estimen conveniente, pero con el respeto que todos nos merecemos. Si quieren hablar conmigo pueden solicitar una audiencia, siempre he atendido a todo el mundo, los escucharé y les reafirmaré mi postura”.      

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X