Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, reiteró que La Pampilla no tendrá servicios básicos debido a las suspensión de la festividad. En tanto, indicó que para Fiestas Patrias las medidas de fiscalización se doblegarán en toda la región y se multará a quienes decidan instalarse en los tradicionales sectores.

Categóricas medidas se tomaron este viernes en el comité de crisis en la Intendencia  junto a las autoridades regionales, alcaldes de La Serena y Coquimbo y agentes de seguridad, respecto al escenario que se plantea ante los contagios por Covid-19 en la conurbación, donde a un mes de decretada la cuarentena, la curva no ha logrado controlarse. 

Con el decreto de confinamiento en la ciudad de Ovalle, la Región de Coquimbo enfrenta un duro escenario a cinco meses de la llegada de la pandemia, donde se proyecta la estricta medida por varias semanas más. 

En este contexto, las actividades de Fiestas Patrias fueron suspendidas, con el fin de evitar focos de contagio. 

Así es como las autoridades gestionan y doblegan el despliegue de seguridad para impedir que personas se instalen en sectores típicos durante esas fechas tanto en la ciudad de Ovalle, La Serena y  Coquimbo.

En mayo se informó la cancelación de la gran Pampilla de Coquimbo, que cada año congrega a familias de todo el país para celebrar la festividad de septiembre. 

Sin embargo, como consecuencia de la crisis sanitaria este año el escenario será muy distinto. Ayer, el edil porteño indicó que se reforzarán las acciones que se implementarán para esos días y en  donde ya se ve movimiento a pesar de la ordenanza.

“No estamos en condiciones de realizar un pampilla, en ese contexto hemos visto que hay personas que ya están demarcando y nos preocupa bastante porque es no entender nada de lo que está viviendo la comuna, la región y Chile”, lamenta el alcalde Marcelo Pereira. 

En cuanto a las acciones que ya se trabajan en la comuna de Coquimbo, Pereira sostuvo que, “quiero ser muy enfático; este año en La Pampilla no va a haber iluminación, agua potable, ni retiro de basura, porque no hay fiesta. No queremos que se provoque un foco de infección”.

Sobre las personas que ya comenzaron a realizar delimitaciones en el sector, el jefe comunal explicó que el despliegue policial y militar, será riguroso.

“Estamos actuando con Carabineros de Chile y con el Ejército de tal manera que ya hay personas que han sido sorprendidas y se les ha pedido que se retiren. Así va a ser la norma”. 

Infracciones para quienes sean sorprendidos acampando

En tanto, la intendenta Lucía Pinto, manifestó las estrictas sanciones que se exponen quienes no cumplan con la ordenanza e intenten instalarse en alguna tradicional zona de la “pampilla”. “Los alcaldes tomaron una decisión correcta de no llevar a cabo este tipo de eventos. Cualquiera que incumpla y haga lo se hace habitualmente en cada recinto, va a tener que pagar”.

“Carabineros va a desplegar un esfuerzo aún mayor para estar atentos con aquellas persona que lleguen al sector, ya que serán multadas. Lo único que se hace con estos actos irresponsables, es que tengamos más contagios”, finalizó la máxima autoridad regional. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X