Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Las festividades del penúltimo día de Fiesta finalizaron a las 17:00 horas, con la procesión.

Por: Álvaro Vásquez

Se cuentan por miles aquellos que con fe y devoción peregrinaron hasta la localidad de Andacollo para venerar a Nuestra Señora del Rosario, durante la eucaristía solemne que tuvo lugar este martes como parte de las actividades de la Fiesta Grande. El fervor era evidente pues la capacidad de la Basílica Menor no dio abasto para los miles de peregrinos asistentes.

La Misa Solemne fue presidida por Monseñor René Rebolledo, quien entregó un mensaje sobre las muestras de fe y misericordia de la Virgen que se reconocen con la gran celebración instalada en el pueblo en honor a la figura religiosa. Con el motivo de la próxima visita del Papa Francisco al país, agendada para los días 15, 16, 17 y 18 de enero del próximo año, la tónica de la ceremonia giró en torno al lema "El Papa Francisco nos habla de María", con dos enormes banderas colgadas detrás del púlpíto y frente a la concurrencia, una de Chile y otra del Vaticano, como un símbolo de unión fraterna entre el país y la Santa Sede.

A la convocatoria también se sumaron devotos de todas partes de Chile e incluso del extranjero, quienes pagaron sus promesas ante la Virgen de Andacollo. "Nos saludamos, nos volvemos a reconocer, participamos con alegría, cumplimos nuestras mandas, contemplamos el rostro sereno, amable e inspirador de la Virgen santa de Andacollo. Ella nos habla, como bien sabe hacerlo, como una madre a sus hijos, con palabras cercanas, plenas de amor y esperanza”, señaló el Arzobispo Rebolledo en su homilía.

Mientras tanto en la plaza principal más de 100 agrupaciones de “bailes chinos” se alistaban para demostrar su devoción a la Virgen del Rosario de Andacollo con sus movimientos exhaustivos y el repique interminable de su cajas y tambores.

“Vengo de Punta Arenas y encuentro maravilloso lo que se vive acá en Andacollo. Esto lo había visto únicamente por la televisión y acá es sencillamente espectacular”, comentaba Irene, una visitante que asistía por primera vez a la Fiesta Grande.

LEA TAMBIÉN: Cargados de esperanza, fieles viajan a venerar a Nuestra Señora de Andacollo

El Día también estuvo en el lugar y constató la presencia de fieles que año a año van a rendirle tributo a la Virgen, e incluso ven la visita como una tradición familiar, pues desde niños han asistido a la Fiesta. “Hace un montón de años mis papás me trajeron por primera vez, yo vengo de Valle Hermoso donde también somos devotos de la Virgen del Rosario. Así que desde niño sigo la tradición y ahora vengo con mis hijos y ellos traen a mis nietos”, comentó Juan Pérez, de 74 años, para la Radio Mistral.   

Por su parte el Alcalde Juan Carlos Alfaro efectuó un positivo balance, al indicar que se prepararon con mucha anticipación para esta fiesta. “(…) Afortunadamente no hemos tenido problemas. Se ha controlado de buena forma el tránsito desde y hacia nuestra comuna y se estableció de buena forma el comercio”, indicó el edil.

Las festividades del penúltimo día de Fiesta finalizarán a las 17:00 horas, con la procesión solemne, mientras que para el miércoles 27 se espera la misa de despedida a las 10:00 de la mañana y a las 11:00 el traslado de la imagen al Templo Parroquial de Andacollo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X