• En la imagen aparecen Alfonsina, Ginebra, Coda, Chaleco, Feti, Cara, Octubre, Samanta, Pepo y Lior, todos recogidos de la calle por Yeruska Cuturrufo, una animalista particular.
    En la imagen aparecen Alfonsina, Ginebra, Coda, Chaleco, Feti, Cara, Octubre, Samanta, Pepo y Lior, todos recogidos de la calle por Yeruska Cuturrufo, una animalista particular.
  • La sarna es una de las enfermedades que se contagian habitualmente en la calle los animales.
    La sarna es una de las enfermedades que se contagian habitualmente en la calle los animales.
  • Yeruska Cuturrufo con su perro Rex recogido de la calle junto a otro grupo de canes que mantiene en un amplio espacio.
    Yeruska Cuturrufo con su perro Rex recogido de la calle junto a otro grupo de canes que mantiene en un amplio espacio.
Crédito fotografía: 
Cedida
Algunos pertenecen a organizaciones, mientras que otros realizan una acción de manera personal, pero ambos tienden a mejorar las condiciones en que viven muchos perros callejeros. Al mismo tiempo coinciden con veterinarios en que la solución no es eliminarlos, sino que la educación.

Han recibido críticas, muchas veces, por alimentar a los perros callejeros y por ampararlos en distintos ámbitos, pero los animalistas sostienen que al menos realizan una acción y no se quedan impávidos viendo cómo muchos perros mueren de hambre, con enfermedades o atropellados en la calle sin recibir ninguna asistencia de parte de una comunidad que se dice civilizada.

Defienden su accionar y señalan que no les afectan en demasía cuando los critican por alimentar a los perros que viven en la calle y argumentan que a muchos se han preocupado de esterilizarlos y de trasladarlos a veterinarios gastando recursos propios.

Pero ¿quiénes son los animalistas, qué acciones realizan y cuáles son los argumentos que los mueven a defender contra viento y marea a los animales?

Conversamos con algunos de ellos que actúan en la zona y dieron cuenta del trabajo que realizan y cómo han ido aprendiendo no solo de animales, sino que también de las normas existentes, de las que dicen surten poco efecto.

Saliendo a la calle

Muchos de ellos recorren las calles y se han llevado mascotas que rescatan a sus propios domicilios, pero no se los pueden llevar todos. Pero también realizan acciones de adopción y cuando consiguen encontrarles un hogar les hacen seguimiento para que no sean devueltos a la calle.

Ana María Maturana, perteneciente a la organización Pro-Acción Animal, da cuenta de las actividades que voluntariamente materializan.

Cuenta que ellos no tienen un canil donde recibir mascotas, “los recogemos y los tenemos en nuestras casas como hogares temporales y hacemos una jornada de adopción y de vacunación todos los sábado en el Líder del Mall Puertas del Mar. Como hay mucha gente que rescata animalitos, les damos la opción también de que los lleven para buscarles un hogar, pero es una cosa que no termina”.

También aclara que son organizaciones sin fines de lucro y que prácticamente viven de la colecta y de los recursos con que cuentan de manera personal, para lo cual utilizan los medios que tienen a su alcance, especialmente las redes sociales, ya que por una parte alimentan a los canes que tienen en sus casas y también los que van cuidando en la calle.

“Los recogemos y los tenemos en nuestras casas como hogares temporales”. Ana María Maturana, animalista.

Plantea que en La Serena uno de los espacios donde han aumentado muchísimos los perros abandonados en el Las Compañías, en los alrededores del cementerio, donde existe una toma. Allí,  “nosotros vamos hace un poco más de dos meses a alimentar a perros abandonados, ahí encontramos, por ejemplo, a algunos con sarna, sin castrar, sin esterilizar, era tremendo ver a esos animalitos. Lo que hacemos nosotros es ir en la camioneta  buscando perros para castrar y esterilizar las perritas que es lo más urgente, porque van a parir y sus crías andarán botadas y muertas de hambre. Es tremendo, porque se comen entre ellos a los que mueren, porque no tienen qué comer. En Las Compañías es terrible la cantidad de perros botados que hay, nosotros no damos abasto”.

Plantea que si bien tienen el apoyo del canil  municipal, es poco y muchas veces deben pagar ellos las esterilizaciones y curaciones en una clínica que opera a bajo costo.

En el sector del Cementerio en Las Compañías encontraron algunas mascotas abandonadas con sarna, luego de un tratamiento las han recuperado completamente, pero falta la esterilización aún.

Consultada cuál es la solución que ven a los perros callejeros, dijo que hasta ahora no veían ninguna, porque incluso la nueva ley no es muy efectiva.

Referente a si la eutanasia como solución podría resultar, fue enfática en señalar que se oponen absolutamente a esa medida, la que dijo no solucionaba el problema, como creen muchos y la calificó como una medida cruel.

Animalista independiente

Yeruska Cuturrufo Pierotic, es una animalista que no pertenece a ninguna organización. Ella funciona de manera independiente e incluso tiene una importante cantidad de perros que se ha llevado a un sitio amplio con el que cuenta y allí se preocupa de que estén alimentados, con sus vacunas y con atención veterinaria.

No precisa cuántos canes tiene, ya que considera que eso no es relevante, pero da cuenta que se preocupa de ubicar a estos animales abandonados en la calle para rescatarlos, otorgarles atención médica a los que necesitan, esterilizar y dar en adopción.

Dice que eso es lo que hacen todos, aunque hay algunos que también se dedican a las campañas educativas. “Yo me dedico solo al rescate y a dar en adopción y más que nada estoy centrada en los perros del centro de La Serena y donde pille perro que vea que le hace falta comida le doy”.

Reconoce que antes tenía una rutina constante cuando su familia estaba instalada en el Teatro Centenario, pero ahora se turna con su familia y destaca que en el canil municipal ahora hay una disposición más abierta y en caso de encontrar un perro puede llamar y le brindan la ayuda. “Hay un cambio en la administración del canil municipal rotundo”, afirma.

Plantea que sus mascotas, que son hartas las ha recogido todas de la calle, indicando que por suerte “gracias a la vida tengo la suerte de tenerlos en un espacio súper grande y siempre me esmero en mejorarle cada vez más la calidad de vida. Yo sé que de repente el hacinarse de perros que es lo que le puede pasar a muchos al rescatar por ser sensibles, no es la fórmula”. En este sentido dice que hay personas que por dárselas de las que ayudan, tienen perros hacinados, en mal estado, flacos, siempre hay que ser bien realista con la vida que uno les puede dar. Si uno va a rescatar perros que han vivido situaciones horribles es para darle una excelente calidad de vida”, sostiene.

Consultada cuál es la solución para que se terminen los perros callejeros, dice que es algo en lo que piensa todos los días y va cambiando de opinión, aunque cree que se debiera contar con un refugios en el canil municipal, con quienes se lleva muy bien y que no comparten esta idea. Argumenta que siempre hay un bypass, porque si hay una denuncia y la PDI o a quién le corresponda debe retirar un animal de la calle, dónde debería quedar, qué se hace, dónde se lleva, por eso cree que debe existir este refugio. “No sé si el refugio debe ser municipal o de gobierno, pero debe existir”, precisa.

“Yo me dedico solo al rescate y a dar en adopción y más que nada estoy centrada en los perros del centro de La Serena”. Yeruska Cuturrufo, animalista.

Sobre practicar la eutanasia para erradicar el problema de raíz, como se ha planteado en alguna oportunidad, Yeruska Cuturrufo, es rotunda y señala que no, que no es partidaria de una medida de ese calibre.

Rifle sanitario

La veterinaria, María Fernanda Fuentes, dice que espera no se descontextualice su postura, tras la pregunta de cuál es la solución para perros callejeros y si una medida como la eutanasia resolvería el tema, indica que los animalistas tienen un mal entendimiento en algunas cosas y que no todos hacen lo correcto. Y dice que el hecho de alimentar un pero en la calle no es una solución, ya que quien se hace cargo de un animal lo recoge, esteriliza y se lo queda, eso es efectivo. “Hay organizaciones que se ocupan de perros de la calle, eso tampoco es una opción, porque necesita cuidados permanentes. La eutanasia para mí no es una opción nunca, solamente para quien necesita, que es un cáncer terminal, por ejemplo. Ahora si hablamos de un rifle sanitario para la gran población canina sí. Explica que en Europa se ocupó, se mataban todos los perros de la calle, pero eso acá en Chile no va a funcionar, porque no hay conciencia ni educación. Si se matan todos los perros de la calle en dos meses vamos a tener perros nuevamente”.

Subraya que acá la eutanasia no es la solución y lo que se debe hacer es educar desde pequeño. Además, dice que en Chile no se respetan las leyes ni los reglamentos. “Salió la Ley Cholito, con la que todos estaban tan felices, no sirve de nada, porque no hay reglamentos internos, artículos que defienda eso, si pasa algo con algún perro nadie sabe dónde tiene que ir, dónde hacer la denuncia, se pelotean entre Carabineros y PDI, en realidad, no hay nada bueno”, indicó la profesional.

Otro veterinario, Daniel Benítez, es categórico y afirma que la eutanasia no soluciona nada y que hay muchos ejemplos que lo comprueban. “La medida más efectiva es la educación, no exterminar animales. Responsabilidad con las mascotas y penas más fuertes por el abandono, lo demás son medidas de parche”.

No comparte como solución alimentarlos en la calle, pero cree que quienes lo hacen sienten compasión y no deja de ser un acto noble.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X