Crédito fotografía: 
El Día
Desde el Ministerio de Educación se impulsa un plan de retorno, pero representantes del Colegio de Profesores y alcaldes de diversos municipios han señalado que aún no están dadas las condiciones para recibir estudiantes, por lo que las clases comenzarán, pero de forma online. También existe un componente psicológico que afecta a niños, niñas y adolescentes, si es que continúan en confinamiento o retornan a las aulas.

Por Johana Fernández.

Ad portas del inicio del año escolar el 1 de marzo, son muchas las dudas que aún persisten en cuanto al regreso presencial de los niños, niñas y adolescentes a los colegios públicos y privados del país.

Mientras el Ministerio de Educación exhortó a los sostenedores a presentar sus planes de retorno seguro frente a la pandemia, instancias Colegio de Profesores e incluso alcaldes de diversos municipios han señalado que aún no están dadas las condiciones para recibir estudiantes, por lo que las clases comenzarán, pero de forma online.

La pregunta es, ¿qué pasa si algún apoderado de forma voluntaria quiere llevar a su hijo o hija a clases y el establecimiento se encuentra cerrado? ¿Existen mecanismos para hacer reclamos formales? ¿Se están vulnerando los derechos de los niños?

El Día consultó a autoridades de Superintendencia de Educación, de la Asociación de Municipios y también a una especialista en educación infanto-juvenil, quienes dieron sus opiniones al respecto.

Julián González, director de la Superintendencia de Educación Coquimbo

“El inicio del año escolar está diseñado con un sistema mixto que privilegia lo presencial, pero mantiene un importante foco en la educación a distancia. Se trata de un proceso gradual, flexible y voluntario para las familias. Los establecimientos educacionales de todo Chile entregaron al Mineduc sus planes de retorno presencial, donde quedan establecidos los protocolos y las medidas que deben cumplir, estipuladas por la autoridad sanitaria y según el plan Abrir las Escuelas Paso a Paso, para resguardar la salud y seguridad de todos los miembros de las comunidades educativas.

Efectivamente si algún apoderado decide voluntariamente llevar a su hijo a clases presenciales y el colegio se encuentra cerrado, puede ingresar una denuncia en nuestro sitio web www.supereduc.cl para investigar una posible infracción”.

María de los Ángeles Bonilla, magíster en psicología educacional y psicóloga infanto-juvenil

“Hay que ser bien claros en los efectos que ha tenido los niños y adolescentes la época de confinamiento asociado además a o asistir a clases. Por una parte ellos están aislados, y la mayoría de las familias han tomado la determinación de que sus hijos o hijas tengan el menor contacto posible con amistades, lo que ha generado el aumento en casos de trastornos ansiosos, ideación suicida, angustia e inseguridad en su autoestima y auto concepto.

El regreso a clases debiese ser de forma gradual, dinámica y paulatina. Pretender que los hicos vuelvan al 100% es algo que sería perjudicial si lo vemos desde un tema de salud, pensando en los más pequeños. Se deben abrir espacios de intervención socio afectivos donde los niños logren visibilizar al colegio como un contexto seguro, y desde la casa los padres lo que pueden hacer es conversar sobre la responsabilidad de tomar clases en modalidad remota e implementarles una rutina mañana tarde noche, y trabajar muchísimo la autonomía, porque los contenidos se están entregando, la educación también, pero debe existir un real compromiso de todos los involucrados”.

Rafael Vera, presidente de la Asociación de Municipalidades de la Región de Coquimbo y alcalde de Vicuña

“Efectivamente los alcaldes de la región no queremos ser cómplices de llevar nuestros alumnos a clases cuando no están dadas las condiciones sanitaras. Tenemos que asegurarnos que coloquen las dos dosis a todos los trabajadores de la educación y lo otro es que realmente existan las condiciones para volver.

En las últimas semanas el nivel de contagio en la región es muy alto y no vamos a exponer a las familias y a los niños. Las autoridades tienen un deber que es tomar las decisiones que creemos son más adecuadas para la comunidad y es verdad que puede haber alguien que quiera llevar a sus hijos a clases, pero evidentemente en las escuelas municipales eso no se va producir.

Las clases se van a realizar partir del 1 de marzo, pero no en forma presencial. Les vamos a dar educación a nuestros niños y los alumnos van a poder participar a través de las plataformas virtuales”

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X