• En la Bahía de Coquimbo es poco probable que se produzca un desastre ambiental debido a que no se realizan faenas que involucra el manejo de grandes cantidades de combustibles u otros productos contaminantes.
    En la Bahía de Coquimbo es poco probable que se produzca un desastre ambiental debido a que no se realizan faenas que involucra el manejo de grandes cantidades de combustibles u otros productos contaminantes.
Crédito fotografía: 
El Día
El derramamiento de gran cantidad de combustible se vislumbra que no podría ocurrir, luego que allí no se hacen grandes cargas de ese elemento y las probabilidades de que suceda un hecho de esa naturaleza podría darse en la Bahía de La Herradura, donde sí se hacen importantes desembarcos de combustible para almacenamiento, según señalan en la Armada.

Tras la emergencia que ocurrió el fin de semana recién pasado en la Bahía de Coquimbo, donde se derramó una sustancia que podría ser agua con aceite proveniente de alguna embarcación, pero que fue superada rápidamente, no fueron pocos los que se preguntaron si era posible que en dicha bahía se produjera un desastre ambiental de gran magnitud.

Si esto ocurriera, sería fatal para todo el funcionamiento del sector, donde se encuentran ubicados los pescadores artesanales, también están las instalaciones portuarias y en toda la bahía hay una diversidad de especies marinas que allí conviven.

Sin embargo, el gobernador marítimo de Coquimbo,  capitán de navío LT, Javier Cáceres Eraza, dijo que era muy poco probable que sucediera una situación de esas características, especialmente porque en esa zona no se realizan cargas importantes de combustible.

De acuerdo a los argumentos entregados por la autoridad marítima,  no se corre el riesgo de un derrame mayor, “porque aquí no hay grandes transferencias de combustible. Nunca hay que decir nunca, pero la verdad  es que la probabilidad es muy baja, además que los buques que llegan acá tienen combustible para consumo solamente”.

Indica que lo que ha ocurrido es que  algunas veces son los pescadores que achican la centina e incluso señala que hay un caso en La Herradura donde  se ha sancionado a un pescador por estar contaminando las aguas.

Por eso plantea que en el caso de la emergencia que se produjo el sábado, se está haciendo la investigación y si tienen que sancionar se va a hacer.

“Donde puede haber en algún minuto un riesgo mayor es en La Herradura, porque ahí se descargan volúmenes de combustible importantes”. Javier Cáceres, gobernador marítimo de Coquimbo.

Riesgo en La Herradura

Según lo señalado por el gobernador marítimo, Javier Cáceres, donde sí existe el eventual riesgo de que se produzca  una situación de contaminación ambiental mayor es en La Herradura, puesto que allí se descarga combustible para el almacenamiento de Copec.

“Donde puede haber en algún minuto un riesgo mayor es en La Herradura, porque ahí se descargan volúmenes de combustible importantes. El buque llega, se conecta al terminal y bombean a los estanques. Los buques llevan combustible como carga, así que el volumen es mayor, pero afortunadamente en La Herradura no hemos tenido accidentes de ese tipo”.

De todas formas, la autoridad marítima indica que se cuenta con  un contenedor de contaminación de apoyo para las emergencias.

Además precisa que “al terminal nosotros le hacemos auditoría, precisamente acabamos de pasar la auditoría hace un mes atrás. Aparte, ellos tienen un sistema de gestión paralelo y están bastante controlados en ese aspecto y en la parte terrestre la Superintendencia de Electricidad y Combustible también los chequea. Pero nunca es descartable, porque el día de mañana podemos tener un terremoto o alguna cosa que pueda generar alguna situación, la verdad es que por operación de naves no hemos tenido algún incidente de ese tipo”.

Aclara que por lo general se tiende a responsabilizar a las naves mayores cuando ocurre alguna emergencia, pero  el gobernador marítimo indica que las naves mayores tienen protocolos  bastante más estrictos que las embarcaciones pequeñas.

En caso de derrame

Consultado el gobernador marítimo, Javier Cáceres, si estaban preparados frente a la eventualidad de que ocurra una emergencia mayor en La Herradura, señaló que si. “Tenemos para ofrecer una primera respuesta, porque aquí también hay que ver que los derrames se diferencian por la cantidad derramada. Tenemos de cero a cinco metros un derrame menor. Un derrame mediano de cinco a 500 metros y sobre 500 metros cúbicos un derrame mayor y ahí incluso el plan nacional considera traer elementos de otras partes del país, incluso el extranjero”, precisa.

De todas formas en la Armada cuentan con un plan local que considera evaluaciones de riesgo por terminal y cualquier situación que se pueda presentar, lo que significa que están constantemente monitoreando. También tienen una rápida capacidad de reacción.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X