• Ésta es la cámara hiperbárica que funcionará en el Hospital San Pablo, de Coquimbo.
  • El ex seremi de Salud y actual decano de la Facultad de Medicina de la UCN, Dr. Osvaldo Irribarren, es el director del “Programa Regional de Medicina y Oxigenoterapia Hiperbárica”.
Crédito fotografía: 
El Día
Mediante esta iniciativa, la Armada de Chile capacitará a profesionales del área de la salud, especialmente, del Hospital San Pablo, de Coquimbo, donde funcionará una moderna cámara hiperbárica. Esto, en el marco de un proyecto financiado por el Gobierno Regional, con recursos FIC.

La Región de Coquimbo cuenta con alrededor de 400 kilómetros de costa y más de mil buzos inscritos. También, presenta la mayor cantidad de accidentes por descompresión a nivel del país, sin embargo, no posee actualmente una Unidad de Medicina y Oxigenoterapia Hiperbárica. Por lo tanto, los pacientes que sufren ese tipo de accidentes deben ser derivados al Hospital Naval Almirante Nef, de Viña del Mar, para su correspondiente tratamiento hiperbárico, perdiéndose minutos vitales en términos de recuperación.

Esto, porque los accidentes por sumersión o descompresión –llamados así por la formación de burbujas de nitrógeno en el cuerpo, debido a la alta presión durante las inmersiones– pueden producir la muerte, ya que afectan a órganos vitales como el cerebro, médula espinal y los sistemas respiratorio y circulatorio, generando graves secuelas, sobre todo, desde el punto de vista neurológico, en los pacientes que logran sobrevivir.

Contrariamente, si el tratamiento hiperbárico se aplica antes de transcurridas dos horas del accidente, existe un 80% de probabilidades de que el paciente se recupere sin secuelas neurológicas graves. En este contexto y gracias a un trabajo conjunto, el Gobierno Regional; el Servicio de Salud Coquimbo; el Hospital San Pablo; la Armada de Chile; y la Universidad Católica del Norte (UCN), idearon el “Programa Regional de Medicina y Oxigenoterapia Hiperbárica”, cuya ejecución ha sufrido algunas postergaciones.

1 millón de dólares es el costo aproximado del proyecto de creación de una nueva Unidad de Medicina y Oxigenoterapia Hiperbárica.

Su objetivo principal es formar y capacitar a personal del área de la salud para operar la nueva Unidad de Medicina y Oxigenoterapia Hiperbárica, que se está implementando en el Hospital San Pablo, de Coquimbo, y que significará una inversión cercana al millón de dólares. Esto, porque si bien antes funcionaron en ese recinto asistencial dos cámaras hiperbáricas –una de ellas, donada por la UCN–, no se consideró previamente un proceso de perfeccionamiento profesional para los encargados de dicha unidad de atención.

El decano de la Facultad de Medicina de la UCN y director del programa, Dr. Osvaldo Iribarren, explicó –en conversación con “El Día TV”– que este antiguo anhelo ya es una realidad: “El proyecto parte con el compromiso de la universidad de formar médicos, enfermeras, operadores de cámaras e ingenieros. Éste es un gran proyecto, del cual tenemos mucha ilusión”.

Capacitaciones

El programa –que cuenta con el financiamiento del Gobierno Regional de Coquimbo mediante recursos FIC (Fondo de Innovación para la Competitividad)– estará centrado en la formación básica y avanzada de profesionales, pero no sólo del Hospital San Pablo, sino que también de distintos centros de salud familiar y recintos asistenciales de sectores costeros, para crear así una red a nivel regional. “En cada uno de los sitios en que hay un centro de salud dependiente del Servicio de Salud Coquimbo, habrá alguien que entienda (el tema) y pueda tomar una buena decisión respecto a un paciente que es sacado del mar por un accidente de descompresión”, explicó el Dr. Iribarren.

Las capacitaciones se realizarán hasta diciembre del presente año y estarán a cargo de especialistas en medicina de sumersión de la Armada de Chile, del Hospital Naval Almirante Nef. “Todos son especialistas en submarino, sumersión y descompresión. El equipo humano que va a formar a nuestros propios médicos y enfermeras es de lo mejor que hay en el país”, recalcó el decano de la Facultad de Medicina.

Este proyecto considera también aumentar la capacidad de uso de la Unidad de Medicina y Oxigenoterapia Hiperbárica del Hospital San Pablo, de Coquimbo, para el tratamiento complementario de patologías con alta prevalencia en la región, como por ejemplo, pacientes con pie diabético. Asimismo, para atender a personas intoxicadas por monóxido de carbono o que hayan sufrido infecciones quirúrgicas. “El futuro que tiene para ofrecerle este tipo de medicina a la región es muy amplio y queremos poder implementarlo a la brevedad”, agregó el Dr. Osvaldo Iribarren.

Innovadora medida

El decano de la Facultad de Medicina de la UCN, aprovechó la instancia para explicar la modalidad de trabajo que ha tenido la universidad respecto a sus alumnos del área de salud que estaban en período de internado. Si bien todas las actividades fueron suspendidas, dada la contingencia que vive el país, a los alumnos se les dio la opción de cursar un diplomado: “Fue tal la aceptación, que tuvimos que implementar cinco diplomados distintos para todos los internos”.

“Llevan más de un mes con la formación de postítulo avanzada. Les estamos entregando una formación gratuita, para que tengan un arma más el día en que vuelvan a su internado. Esperamos que ese retorno sea en agosto o alrededor de seis semanas más”, finalizó el Dr. Osvaldo Iribarren.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X