Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Mientras el edificio ubicado en la Provincia del Limarí recibirá el aporte del gobierno regional para el desarrollo de sus obras físicas, el del Choapa reanudó su construcción y estaría listo para ser ocupado a finales del próximo año o inicios del 2023. En tanto, el de Coquimbo cuenta actualmente con una recepción provisoria, en espera de la recepción definitiva. Por último, en Vicuña están elaborando una propuesta de diseño y compra de terreno para su futuro edificio consistorial.

“Es un proyecto muy importante para nosotros como administración municipal. Este nuevo edificio nos permitirá concentrar a todas las oficinas municipales en un solo lugar, lo que evitará que nuestros vecinos tengan que deambular por varios sectores del centro de Ovalle, para realizar sus trámites. Agradezco enormemente el compromiso de la gobernadora regional Krist Naranjo y el apoyo de los consejeros regionales, que permitieron que hoy esta obra este próxima a concretarse”. 

Con estas palabras, el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, agradeció el aporte de 8.600 millones de pesos por parte del Gobierno Regional de Coquimbo, para el desarrollo de las obras físicas del inmueble que reunirá la totalidad de sus oficinas municipales. 

Firma del convenio mandato que trae a la palestra la situación de otros recintos consistoriales de la zona, los que por diferentes motivos han visto retrasada su construcción y posterior entrada en funcionamiento. 

Los Vilos: se retomó su ejecución 



Uno de estos edificios es el de Los Vilos. Iniciativa que comenzó con su construcción hace aproximadamente ocho años y que debido la tardanza en sus obras, fue calificado como “un elefante blanco” incluso por autoridades de la misma comuna. Eso hasta la llegada del alcalde Christian Gross, quien agilizó las gestiones y es así como a inicios de agosto suscribió su contrato de obras civiles, lo que permitirá realizar los últimos arreglos al inmueble. 

Al respecto, el administrador municipal de Los Vilos, Ernesto Jorquera, manifestó que “se reanudó su ejecución hace un par de meses. Actualmente, estamos en el cierre de esa parte. Asimismo, vamos a retomar los aspectos que tienen que ver con la climatización del edificio y las corrientes débiles, que son las redes que con que se conectan los computadores y teléfonos”. 

Añadió que terminado este proceso que requiere de actos administrativos como son las licitaciones y ejecuciones, que son asincrónicos, se llevará a cabo la equipación del recinto para posteriormente efectuar su recepción e inicio de administración por parte del municipio. 

“Estamos trabajando con la idea de que todos estos procesos concluyan a finales del 2022, para empezar ojalá el mismo año o en los primeros meses del 2023, a ocupar ese edificio”, señaló Jorquera. 

Coquimbo: dependencias listas en 2022



Extensa también ha sido la historia de construcción del consistorial de Coquimbo. Su primer capítulo fue en el año 2011, cuando se presentó su diseño y su costo preliminar: 18.000 millones de pesos. Valor que, no obstante, fue aumentando a causa de diversas modificaciones en su estructura como, por ejemplo, las correspondientes a la norma sísmica tras el terremoto de 2015. 

Alza de su inversión al que se le agregó una demora en sus obras por deudas con Sacyr, que lo tuvo por ocho meses sin avances e inclusive a punto de liquidar el contrato con la empresa. No obstante, tras una serie de gestiones se logró que la multinacional española continuara con los trabajos en su parte gruesa y terminaciones. 

Respecto a su estado, desde el municipio informaron que actualmente el edificio consistorial cuenta con una recepción provisoria, en espera de la definitiva. 

“A la llegada de la nueva administración municipal, los equipos técnicos debieron efectuar un análisis de la situación del inmueble, detectando que tenía varias omisiones y problemas eléctricos (…)  es por ello que actualmente estos equipos trabajan para habilitar sus dependencias, las que se estiman puedan estar listas en el primer semestre del 2022”, complementaron. 

Vicuña: un recinto municipal a la altura de las necesidades de vecinos y funcionarios



Finalmente acerca de la situación del inmueble consistorial de Vicuña, su alcalde, Rafael Vera, afirmó que “el gran problema del edificio consistorial actual, es que el terreno y edificio no son solamente del municipio, ya que es considerado un inmueble público, por lo que tiene algunos propietarios como INDAP, Aguas del Valle y Correos de Chile, entre otros (…) por lo que los proyectos del estado no financian oficinas para privados. Por eso hemos decido presentarle al gobierno regional la compra de un terreno, con un diseño asociado”. 

“El edificio consistorial de Vicuña es de la década de los 70 y es uno de los pocos que no ha recibido recursos para ser mejorado. Es por esto que la propuesta que estamos levantando de compra de terreno y diseño, permitirá un recinto municipal a la altura de lo que los vecinos requieren y con las necesidades de confort y comodidad que también necesitan nuestros funcionarios que trabajan muchas veces hacinados, tratando de dar las mejores respuestas a los vecinos”, sostuvo. 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X