• Las playas de la zona, como la Avenida del Mar, han acusado una menor afluencia de visitantes externos, especialmente de turistas argentinos, los que en esta época llegaban en gran cantidad. Esperan que en febrero mejore con los visitantes nacionales.
    Las playas de la zona, como la Avenida del Mar, han acusado una menor afluencia de visitantes externos, especialmente de turistas argentinos, los que en esta época llegaban en gran cantidad. Esperan que en febrero mejore con los visitantes nacionales.
  • El Fuerte Lambert de Coquimbo, uno de los sitios turísticos más visitado también se ha visto afectado por la disminución de turistas.
    El Fuerte Lambert de Coquimbo, uno de los sitios turísticos más visitado también se ha visto afectado por la disminución de turistas.
Crédito fotografía: 
Juan Adaos
Los principales lugares que se visitan en Coquimbo y La Serena, acusan la ausencia de foráneos en relación a años anteriores. En la capital regional recuerdan que antes del boom turístico era muy poca gente que veraneaba en esta región, lo que cambió posteriormente con campañas iniciadas en la década de los 80.

Si bien se había anticipado que producto de la explosión social se produciría una baja en la llegada de turistas a la zona, la comunidad no logró asimilar que sería de una magnitud tan notoria.

De hecho, los principales puntos de visita de comunas como La Serena y Coquimbo se han visto con miy pocas visitas en relación a años anteriores.

Es el caso de La Recova y el casco histórico en La Serena y del sector del comercio de productos del mar preparados en el área de la caleta de Coquimbo, como también el Fuerte Lambert.

Los pasajeros de los paseos en embarcaciones también han recibido menos pasajeros que en la misma fecha el año pasado e incluso las playas de la Avenida del Mar han marcado la llegada de menos turistas y visitas foráneas.

Sorprendidos

Marcelo Collantes desarrolla sus actividades laborales en la Avenida del Mar y sostiene que “el año pasado ya se había notado algo de baja de turistas en los primeros días del verano, pero ahora uno se da cuenta que la mayoría de la gente que viene a la playa es de acá. Aquí siempre llega harta gente, por el mar que es un punto atractivo, pero  pocas visitas de afuera en comparación a otros años”.

Marcos Peralta, trabaja como garzón en un local de la Avenida del Mar y si bien indica que “yo no he notado que haya menos gente, porque siempre hay, pero a diferencia de otros años, son muy pocos los turistas argentinos, casi nada, eso me tiene sorprendido. Hay que esperar a febrero que es cuando llegan las visitas nacionales”.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de La Serenera, también ha sido notoria la disminución de turistas, especialmente de argentinos.

Plantea que entre los asociados estaban conscientes de que habría una baja, pero que ha sido mayor de la esperada. “Siempre está el optimismo de que la baja va a ser menos, pero la realidad a veces supera la expectativas”, dice.

El presidente de esta entidad añade que “ha habido una baja de turistas, especialmente de argentinos. En esta época llegaban a pasar las fiestas de fin de año”.

Para Jeanete Rivera, quien labora en un negocio de la zona de La Recova “es notorio que para la pascua llegó mucho menos turista. En La Recova no se ve ni la mitad de la gente que había el año pasado, esto nos va a afectar a todos, pero igual esperamos que mejore en la medida que avance el veranos, a veces es un poco lento y como ha habido muchas manifestaciones, eso influye también”, dice.

Inicios del boom turístico

La exalcaldesa de La Serena, Adriana Peñafiel, una de las impulsoras del turismo en la zona, al consultarle si este verano se asemeja a los de esos años, señala que “eran otros momentos históricos y políticos del país y de la misma ciudad de La Serena, que no estaba posicionada con el marketing que comenzamos a hacer durante mi primera gestión como alcaldesa. El contexto es distinto, pero hasta antes de eso era una ciudad que se podría denominar apacible, tranquila, con turistas que nunca fueron tan masivos como  fue después de varios años cuando se inició toda esta propuesta de hacer de La Serena una ciudad turística”, indica.

Peñafiel recuerda que a fines de la década del 80 en el municipio creó una oficina dedicada a la promoción de La Serena, “como en esa época era muy incipiente hablar del Departamento de Marketing, fue denominado como Departamento de Desarrollo, que en la práctica se encargaba del marketing de la ciudad.

"Yo diría que fue la primera ciudad que inició el marketing como tal en promoción de la ciudad como producto turístico”. Adriana Peñafiel, presidenta del CORE y exalcaldesa de La Serena.

La exalcaldesa recuerda que “creamos un spot que pasamos por Televisión Nacional, el que encargamos a Carlos Pinto, con la frase que se acuño ‘La Serena Invita’. Yo diría que fue la primera ciudad que inició el marketing como tal en promoción de la ciudad como producto turístico”.

Dice que para esto se unieron con el sector privado y de ahí se creó la Cámara de Turismo de La Serena, de donde se desprende años después la creación de la Cámara Regional de Turismo. “También se fue concretando la Avenida del Mar, se le puso la primera iluminación”.

Dice que se comenzó a realizar eventos de todo tipo en el verano, se hizo alianzas con los canales de televisión, se impulsó la Feria del Libro, el festival de cine e innumerables actividades que terminaron por convertir a La Serena en un punto turístico de masivas visitas, al nivel de viña del Mar.

“Así La Serena fue siendo incluida en los atractivos turísticos importantes del país”, señala Peñafiel, quien dice que al ver la notoria baja de turistas se recuerda de esos años en que La Serena era visitada por pocas personas y que hubo que posicionarla para que fuera elegida como lugar predilecto.

“Considerando que son contextos distintos, el turismo hasta antes de ese tiempo, era un turismo mucho menor. No era la ciudad turística que se desarrolló a partir de los 90 hacia adelante. Hoy día notamos una menor afluencia turística, no así de la población que ha ido creciendo, lo mismo el parque automovilístico. Pero en cuanto a la población flotante se nota una baja y eso se aprecia directamente en el hospedaje, en la afluencia, en el comercio, en los restaurantes. Hay un cambio que desgraciadamente no podríamos decir que es positivo desde el punto de vista de la actividad económica, sino que es lo contrario, pero esperamos que se vaya normalizando y pueda mejorarse durante la temporada de verano que estamos iniciando”.

Por último, Peñafiel reconoce que también ha sido notoria la merma de turistas argentinos por la situación económica que están viviendo y porque les ha afectado  el impuesto de un 30% que se les aplicó para las compras con tarjeta de crédito en el extranjero.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital