• Dirigentes del Centro Gastronómico recorrieron la vía de evacuación para mostrar las dificultades. Un largo trayecto a pie y con pocas liminarias dificultan el escape. (Foto: Andrea Cantillanes)
  • Minvu revisaría estado de luminarias, que fueron construida con aportes del Gobierno Regional y necesita reposición tras robos. (Foto: Andrea Cantillanes)
  • Mario Videla sostuvo que vecinos prefirieron evacuar en vehículos, por la desesperación, lo que se dificultó porque la vía es para evacuación peatonal. (Foto: Andrea Cantillanes)
  • Vecinos se manifestaron para exigir soluciones ante las dificultades en la evacuación preventiva. (Foto: cedida)
  • Una reunión con autoridades finalmente se transformó en manifestación para pedir soluciones para Caleta San Pedro. (Foto: cedida)
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes / Cedidas
Vecinos indicaron que en la última evacuación preventiva por riesgo de tsunami la actual vía de evacuación peatonal "no dio abasto" y la comunidad, en medio de la desesperación por escapar, colapsó las carreteras y se dificultó salir del sector a un lugar seguro.

Como “un caos” describen algunos vecinos de Caleta San Pedro la última evacuación realizada en el sector tras el terremoto de magnitud 6.7 que tuvo epicentro en la Región de Coquimbo, y que obligó a la Onemi a realizar una alerta preventiva en todo el borde costero, ante la posibilidad de un tsunami.

Para los habitantes del sector las vías de evacuación no dieron abasto ante la gran cantidad de personas que se movilizaron tanto a pie como en automóviles hacia una zona segura, en un ambiente donde, pese a los constantes simulacros, la gente corría desesperada. “Estar en la situación es otra cosa y las alertas en los teléfonos solo alarmaban más a la gente” comentaron vecinos a El Día.

Con dos dirigentes del Centro Gastronómico ubicado al lado de la playa recorrimos la vía de evacuación de Los Corsarios, un largo trayecto cercado y con pivotes para prevenir el paso de vehículos en cada extremo, con el objetivo de garantizar una correcta evacuación a pie, lo que en la práctica “no funcionó”, aseguran.

45 minutos e incluso una hora indicaron algunos vecinos que les tomó el proceso de evacuación

“El día del terremoto la gente salió en auto, hubo quienes si salieron a pie, pero la vía no tenía luz, porque robaron las baterías de las luminarias. Está el terremoto, el aviso a los celulares con alertas de tsunami, todos se desesperaron y querían pescar el vehículo para salir a la ruta 5”, señaló Marcela Reyes.

La sensación final entre la comunidad no es precisamente de tranquilidad, incluso hay quienes sugieren retirar los pivotes y mallas de contención de la vía en Los Corsarios, para permitir una evacuación en vehículos.

Mario Videla, vecino del sector, indicó que la evacuación fue complicada por las limitantes de esa vía, “Si veo gente caminando y yo vengo en camioneta subo a los que puedan arriba, si la cosa es arrancar, pero no se podía, por las mallas y esos pilares”, indicó.

Según el relato de los vecinos, la desesperación fue tal que algunos padres les pasaron sus hijos más pequeños a desconocidos “para salvarles la vida por el miedo de que ocurriera un tsunami”. Al final se produjo otra situación complicada cuando las personas buscaban a sus hijos entre la muchedumbre, una vez que llegaron a la zona segura.

Reuniones con la autoridad

Pese a que se levantó la alerta y nada anormal pasó con el mar, la situación preocupó y los vecinos se organizaron. José Cariaga, presidente de la junta de vecinos, reunió los reclamos y sugerencias y se coordinó con autoridades regionales y el día lunes se llevó a cabo una reunión con Obras Públicas y Onemi, entre otras entidades, para buscar una solución.

La comunidad concurrió y de a poco la reunión se transformó en una manifestación, donde con carteles exigieron soluciones. Varias opciones se analizaron, pero ninguna dejó conforme a los vecinos, quienes pidieron a las autoridades construir un paso sobre nivel para ese sector, donde han crecido las poblaciones, y “que esto no vuelva a suceder”, expresaron.

Desde Onemi descartaron de plano la posibilidad de incitar a una evacuación en vehículo, asegurando que la experiencia impide garantizar un escape seguro, sin embargo sostuvieron que el punto no fue debatido en profundidad cuando la manifestación de los vecinos encendió los ánimos y en algunas ocasiones los dirigentes debieron intervenir para controlar la situación.

Límites de evacuación

El director regional de Onemi, Rubén Contador indicó entender que para la impresión de las personas, “la seguridad está del otro lado de la Ruta 5 Norte”, pero recalcó que “de acuerdo al plan de emergencia de la municipalidad, la línea de seguridad establecida está a la altura de Almirante Latorre.

Los vecinos no están tranquilos y aseguran que más allá de todo estudio, la experiencia les hace resguardarse del otro lado de la ruta, por lo que insistieron en la construcción de vías que les facilitaran la llegada en caso de que un tsunami afecte al sector costero.

El inspector fiscal de concesiones del Ministerio de Obras Públicas había informado tanto a la municipalidad como a Onemi que de acuerdo a los informes técnicos, el agua no llegaría a la zona de Los Corsarios.

“Esto efectivamente es así, tanto el informe del SHOA como el de Infracon 2007 señalan que desde la misma vía de San Pedro hacia el norte hay un degradé que disminuye la afectación en cuanto a un tsunami. Mientras más al norte, hasta Punta Teatinos, hay menor peligro de afectación”, agregó Contador.

“He informado a la autoridad regional y se ha dispuesto la instrucción de una mesa técnica de manera que todas las instituciones nos juntemos y podamos ver cómo se va a llevar a cabo estas medidas”, Rubén Contador, director regional de Onemi

El director regional de Onemi reconoció que “es entendible que las personas, producto de todas estas circunstancias que les ha tocado vivir, tanto en 2015 como ahora, se sientan más seguros del otro lado de la ruta y por lo tanto el seremi del MOP se comprometió a hacer todas las diligencias necesarias para establecer los estudios necesarios para una pasarela peatonal y un paso nivel”, añadió.

La sugerencia no se descartó, pero si bien se habrían comprometido los estudios pertinentes, en estimaciones de la autoridad demoraría cerca de dos años poder concretar esa infraestructura, lo que para los vecinos “no sirve” en un país con constante riesgo de este tipo de desastres naturales.

Opciones a corto plazo

Las posibilidades de mayores soluciones a corto plazo son difíciles, por ahora se hace necesaria una mejora en la actual vía para facilitar la evacuación a pie y en ese sentido el director regional de Onemi, indicó que se mantienen conversaciones con el seremi de Vivienda y Urbanismo Hernán Pizarro, para la reposición de las luminarias.

Minvu solo sirvió como mesa técnica para esos trabajos, que se realizaron con fondos del Gobierno Regional y si bien no se dieron plazos, “se comprometieron a gestionar los recursos para reponer las luminarias, que en todo caso no son pocas, están afectando a distintas vías de evacuación, lo que es lamentable”, dijo Contador.

El director de Onemi se comprometió por su parte a capacitar a los ciudadanos en cuanto a este tipo de emergencias por los inconvenientes que se produjeron, e informó a la autoridad regional, que dispuso de una mesa técnica que agrupe a todas las instituciones con competencias para verificar cómo se irán abordando distintas medidas para Caleta San Pedro.

Por qué no evacuar en vehículos

La correcta forma de llevar a cabo una evacuación desde el borde costero es uno de los principales puntos que se recalcan en cada campaña preventiva. Dentro de los balances realizados por autoridades de Gobierno precisamente recalcaban como un punto en el cual trabajar para futuras emergencias, “la gente sigue evacuando en vehículos, y se debe hacer a pie”, indicó en su oportunidad la intendenta Lucía Pinto.

Para el director de Onemi “lamentablemente la gente tiene un concepto errado de lo que son las vías de evacuación y de cómo se debe efectuar (…) eso es propio del escenario que se está viviendo, yo lo entiendo, desde el punto de vista humano, pero lo que estaban pidiendo era retirar los pivotes de contención vehicular y eso atenta contra todo lo que se ha comprobado en terreno”, dijo Rubén Contador.

La autoridad indicó que las dificultades por colapsos vehiculares en las últimas evacuaciones en Tongoy, Cuatro Esquinas y a misma Caleta San Pedro ratifican “que en ningún caso se puede adoptar una evacuación vehicular, solo peatonal, aunque sea más lento inicialmente, pero luego al no tener un atochamiento como ocurre con los vehículos, va a haber un desplazamiento más rápido, entonces en ese punto no podemos acceder a lo que los vecinos opinen, es una situación técnica”, sostuvo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X