Crédito fotografía: 
Segpres
El líder de la Fundación Participa cuestionó el uso de recursos públicos en gastos personales, la vulnerabilidad de la administración de la Cámara e instó a reabrir el debate sobre los recursos que no son relevantes en la gestión de los parlamentarios.

Las últimas semanas no han sido nada fácil para los diputados de la Región de Coquimbo. Pedro Velásquez (IND) suma dos denuncias por abuso sexual, mientras que Francisco Eguiguren (RN) está siendo investigado por la Fiscalía de Valparaíso por presunto fraude al fisco.

El hecho remeció la clase política, ya que una vez más, pone de manifiesto la existencia de posibles prácticas irregulares al interior del Congreso. Esto luego que el legislador oficialista declara haber usado dinero que le proporcionó el órgano para pagar deudas personales. El hecho también abrió el debate sobre las asignaciones presupuestarias y si estas son realmente necesarias para el desempeño de la labor parlamentaria.

Si bien la investigación está en su fase preliminar y es bastante apresurado emitir algún tipo de crítica, algunos diputados de la zona se refirieron a la situación que vive Eguiguren.

Mala imagen en la política

Este lunes, en conversación con El Día Radio, Daniel Núñez (PC) dijo que de comprobarse irregularidad, el hecho debe sancionarse y que Eguiguren debe comprometerse a actuar conforme la ley, ya que “este tipo de acciones repercute en la confianza que tiene la ciudadanía de la clase política y que daña la imagen que tiene el país sobre la Región de Coquimbo”.

Desde la coalición Chile Vamos, Juan Manuel Fuenzalida (UDI) lamentó el hecho y dijo que se debe partir de la presunción de inocencia y que esperar el resultado de la investigación ese esencial antes de opinar sobre el tema.

“Él tendrá que defenderse y explicar la situación, cada uno es responsable de sus actos. Estas situaciones nos afectan a todos y es por eso que uno debe ser transparente en su actuar, en su presupuesto y manejo de fondos. Justamente para que no se den malentendidos y situaciones como las que se están registrando hoy día”, concluyó.

Decisión final

El martes el diputado Francisco Eguiguren se tomó unos días libres sin goce de sueldo. Si bien, El Día trató de contactarlo, no fue posible ya que según informaron desde su equipo comunicacional, el parlamentario evitará dar declaraciones.

El presidente regional de Renovación Nacional, Emilio Lazo, quien sí respondió, contó que hoy a las 09:00 horas se reunirá con el secretario regional del partido y que a las 13 horas participará de un almuerzo con la directiva regional y que luego de eso se podrá entregar una apreciación sobre la investigación que complica al legislador de su colectividad.

Fallas en el sistema

El caso del legislador RN no es el primero en el Congreso Nacional. El hecho vuelve a encender la alerta en la Cámara respecto al manejo del presupuesto y el control de la gestión.

Si bien ha habido investigaciones cursadas,  el 2009 el diputado por la zona centro de Santiago, Maximiliano Errázuriz (RN), fue acusado de fraude al fisco por uso ilícito de asignaciones parlamentarias, momento donde Renovación Nacional le quitó la militancia. Así, en diciembre de 2011 se convirtió en el primer legislador condenado, recibiendo 4 años de libertad vigilada, una multa y la imposibilidad de por vida a optar a cargo público.

Es por esto que desde la Fundación Participa, una organización que busca contribuir al desarrollo democrático de la sociedad chilena, calificaron la investigación contra Eguiguren como grave, aunque aclararon que hay dos ítems, por una parte la indagatoria de la Fiscalía y por otra, la gestión de administración que hace el Congreso.

“No es la primera vez que vemos que hay problemas de manejo de fondos de los parlamentarios o poca claridad en la rendición de estos. Esto evidencia, una vez más la debilidad de esta materia en la Cámara. Porque si bien acá se le entregó fondos contra restricción al parlamentario, sucedió algo y le siguieron asignando recursos a pesar que las facturas no estaban pagadas”, aclaró Daniel Ibáñez, presidente de la fundación.

El representante del órgano fue enfático al decir que el sistema está “fallando” y que la preocupación reviste en el alto nivel presupuestario que maneja la Cámara de Diputados.

“Es súper importante la probidad con la ciudadanía y saber cómo se están manejando estos dineros”, agregó.

Pero lo más relevante, según Ibáñez, es la discusión que se vuelve abrir sobre la importancia o la real necesidad que tienen los parlamentarios de contar con recursos destinados a “pagos de arriendo de vehículo”.

“A veces parece injusto o nos preocupa que haya asignaciones para arriendo de vehículo siendo que a ningún trabajador de Chile se le paga por este tipo de ítem. Esto pone de manifiesto los privilegios que poseen los diputados y que deberían cuestionarse y de una vez por todas eliminarlos”, detalló.

Algunos controles

Ibáñez dijo que el Consejo de Asignaciones Parlamentarias, liderado por Andrés Zaldívar, quien a pesar de su derrota parlamentaria del 2017 siguió ligado al Congreso, debería pronunciarse porque son ellos los que regulan el proceso de asignación presupuestaria.

Cabe destacar que el consejo tiene entre sus funciones determinar el monto, destino, reajustabilidad y criterios de uso de los fondos públicos utilizados por diputados o senadores de la República.

“No hay mayor control en materia presupuestaria, por esto mismo se creó el consejo, pero vemos que hoy está manejado con criterios políticos, el hecho que esté Zaldívar, quien ha sido cuestionado por diversas materias, ya da para pensar”.

Regulaciones

El experto confesó que es difícil que exista autorregulación por parte de los diputados. “El Congreso es una cuna de privilegios y nadie quiere perderlos y  es complejo creer que ellos mismos regulen sus prácticas”.

“Ante este escenario, el mayor control lo hacen los medios de comunicación y la ciudadanía civil quien debe exigir el correcto uso de los recursos. Se debe presionar para reabrir el debate sobre qué recursos son necesarios para que los honorables lleven a cabo su gestión”, puntualizó.

Eventual delito

“Lo que uno puede ver, de acuerdo a las primeras declaraciones que hizo el parlamentario a La Tercera PM, es que claramente se podría constituir delito por malversación de fondo”, expresó Ibáñez.

El representante de Participa dijo que al recibir dineros públicos se debe actuar conforme a la ley y que el solo hecho de destinarlos a una actividad totalmente distinta a la asignada ya podría constituir un eventual delito de malversación de fondos públicos.

Además, precisó que aunque el diputado ya haya pagado la deuda no invalida la comisión del eventual delito, “lo que pasa es que se buscó disminuir el daño, ahora es la Comisión de Ética quien debe tomar medidas mientras se desarrolle la investigación previa”.

Esto a propósito de un comunicado que emitió el diputado Eguiguren, donde asegura que pagó de manera “íntegra” la deuda con la rent a car involucrada.

En esta misma línea, el abogado UCN y académico de la Universidad Pedro de Valdivia y Universidad Central, Rodrigo Paredes, aseveró que si la indagatoria avanza y se logra el desaforo, el Ministerio Público estaría en condiciones de imputar delitos. Y que en este caso, habría tres posibles escenarios ante un eventual proceso penal. Se podría condenar por giro doloso de cheque, delito de malversación de caudal público, (recibir dineros públicos y emplearlos en otras actividades) o malversación de desviación.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X