• Las salas de cine podrán volver a abrir sus puertas en las comunas que se encuentren en fase 4 o 5, tomando una serie de medidas sanitarias como la prohibición en la venta de alimentos y bebidas. Dicha medida ha generado críticas en el gremio.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Según lo indicado por la autoridad sanitaria, las salas podrán abrir sus puertas implementando una serie de acciones preventivas, tales como el uso obligatorio de mascarilla y alcohol gel. No estará permitida la venta y consumo de alimentos y bebidas. Además, las butacas deberán reducirse y el aforo máximo será del 50% de la capacidad total. Desde el gremio, indican que el protocolo no permite una operación sustentable.

Por Camila González

El Ministerio de Salud dio a conocer el protocolo sanitario para el funcionamiento de cines durante la pandemia, en él se establecen una serie de medidas preventivas que permitirán que los recintos puedan abrir nuevamente sus puertas en aquellas comunas que se encuentren en fase 4 de Apertura Inicial y en fase 5 de Apertura Avanzada, del Plan Paso a Paso.

Entre algunas de las normas que establece el documento, se encuentra el detalle de los aforos máximos que corresponderán a un 50% en etapa 4 y 75% en etapa 5, respetando al menos un metro de distancia entre una persona y otra. Además, está prohibido el consumo y venta de alimentos y bebidas dentro del cine.

Tras los anuncios, los cines dieron a conocer su postura, la cual incluye una serie de críticas.  Así se puede evidenciar en las declaraciones emanadas por la Cámara de Exhibidores de Multisala de Chile (Caem), que es el gremio que agrupa a los principales cines del país: Cine Hoyts, Cinemark y Cineplanet, en el documento detallan que “luego de más de siete meses sin operación debido a las restricciones que ha impuesto la autoridad sanitaria, ahora en pasos más avanzados de desconfinamiento debemos regirnos por las condiciones establecidas en el protocolo para cines”.

“Claramente debemos priorizar la salud de nuestros colaboradores y clientes, pero también debemos asegurar la fuente de ingresos de nuestros trabajadores”, Cámara de Exhibidores de Multisala de Chile

A opinión del gremio, las condiciones establecidas en dicho documento “no permiten una operación sustentable, por lo que estamos a la espera de reunirnos con los ministerios correspondientes para buscar otras alternativas de funcionamiento, que den mejores opciones y brinden las garantías necesarias para desarrollar nuestro negocio en su completitud, esto es la exhibición cinematográfica y la venta de alimentos y bebidas”.

Finalmente, el órgano representante de las salas cinematográficas más concurridas del país, apunta a que “claramente debemos priorizar la salud de nuestros colaboradores y clientes, pero también debemos asegurar la fuente de ingresos de nuestros trabajadores, proveedores y el futuro de nuestra industria en general, que hoy es incierta”.

Otras recomendaciones

Otra medida que establece el protocolo sanitario para que los cines puedan funcionar es la reducción del número de butacas, a fin de asegurar el distanciamiento físico entre los clientes, promover la compra de entradas vía online, programar la exhibición de películas en horarios escalonados para evitar las aglomeraciones, restringir la cantidad de accesos disponibles y solo dejar habilitados los principales.

También dicta el uso obligatorio de mascarilla en todo momento para quienes permanezcan en el recinto, tomar la temperatura en el ingreso  a cada usuario, además de establecer medidas de desinfección de manos con alcohol gel. Sumado a esto se debe limpiar y desinfectar el lugar después de cada función y se deben instalar pantallas acrílicas en los puntos de atención de público.

Cabe destacar, que si bien la región aún se encuentra en fase 3 de Preparación en el Plan Paso a Paso, que no permite la apertura de las salas de cine al público, según lo indicado por los diversos administradores de estas empresas de entretención, los espacios de la zona se encuentran hace un tiempo trabajando en todos los detalles que permitan hacer efectivo el posible retorno, realizando las modificaciones solicitadas a fin de proteger a los usuarios y también a cada uno de sus trabajadores, los que también deberán incorporar una serie de medidas que se describen en el protocolo.

Algunas de ellas son que cada funcionario deberá evitar salir del establecimiento durante sus turnos, y no generar reuniones grupales, las necesarias deben ser lo más reducidas posibles. Asimismo, se solicita que los trabajadores puedan llevar un cambio de ropa para la jornada laboral y que puedan lavarse las manos con agua y jabón cada 30 minutos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día