Crédito fotografía: 
Cedida
La autoridad comunal indicó que Ovalle, en el sector urbano, ha mejorado sus sistemas de aguas lluvias, lo que ha permitido que la alta cantidad de precipitaciones caídas, en lo que va del año, no afecten gravemente, aunque de todas formas hay casos puntuales como Santa Cristina y el acceso a Chalinga, que presentaron problemas en sus accesos.

Más de 47 milímetros de agua cayeron en Ovalle, tras el paso de este nuevo frente de precipitaciones, hecho muy positivo, sobretodo para el sector rural de la comuna. Si bien, las lluvias son tomadas de buena manera, no están exentas de complicaciones, ya que provocan anegamientos y corte de caminos en algunas localidades.

El alcalde Claudio Rentería, junto a cuadrillas municipales, encargados de las situaciones de emergencia, trabajaron intensamente durante el desarrollo de las precipitaciones en los puntos, denominados, críticos.

“La comuna en general ha resistido bien a las lluvias, pero hemos tenido algunas complicaciones puntuales, como es el acceso a Chalinga, donde producto de la crecida del Estero de Punitaqui quedó deshabilitado para el paso de vehículos, al que se suma el camino de Santa Cristina, donde el camino quedó cortado. En lo que respecta al sector urbano, la situación más complicada la tuvimos en la intersección de las calles Tocopilla y Benavente, donde destinamos personal y motobombas, para evitar una inundación mayor, pero en los demás sectores de la comuna no hubo mayores problemas, como se presentaban hace algunos años atrás” sostuvo el jefe comunal.

Durante la jornada Rentería recorrió gran parte de la comuna y “nos cercioramos que varios sectores que antes se veían complicados con las precipitaciones, hoy resisten bien. Es el caso de la Quebrada Seca de Sotaqui, la población ANFA y el sector El Portal, donde realizamos trabajos con maquinaria pesada, para mejorar las condiciones de estos lugares y evitar que los vecinos se vieran afectados por el ingreso de agua a sus casas”. El alcalde ovallino agregó que “también visitamos el Embalse Recoleta, que fue uno de los íconos del temporal pasado, y nos cercioramos que estaba rebasando, pero de forma normal y sin mayores complicaciones, por lo que la comunidad debe estar tranquila”.

En esta jornada, la Oficina Comunal de Emergencia y su personal trabajaron arduamente e incluso entregaron nylon a más de 1500 familias, quienes se acercaron a las dependencias a retirar este material, para cubrir algunos sectores de sus hogares.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X