• En Pelicana el desborde del río mantiene hasta este momento aislada a la localidad.
  • Personal de emergencias, encabezado por Carabineros, Ejército y Bomberos, iniciaron de manera oportuna la evacuación
  • El asombro e incredulidad se reflejaban en cada uno de los vecinos del sector.
  • En Pelicana el desborde del río no sólo inundó sus casas,sino también aisló por completo la localidad
  • El personal de Bomberos también evacuó a los animalitos del lugar.
  • La quebrada de Marquesa aumentó considerablemente su caudal, lo que coimplicó de manera importante a las localidades cercanas, tras la crecida del río
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Ambos sectores quedaron aislados debido al aumento del cauce del río, producto de la gran cantidad de agua que bajó desde las quebradas del valle.

La postal que impresionó a todos los habitantes de La Serena fue el importante aumento del caudal del río Elqui, principal afluente que cruza diversos sectores de la ciudad y que nace en el valle del Elqui.

Las intensas precipitaciones que cayeron en la zona, no sólo colapsaron varias rutas que conectan con sectores del interior del valle del Elqui, sino también permitieron que las diversas quebradas que cruzan el interior  bajaran con abundante agua, aumentando de manera considerable el caudal del río Elqui.

La Quebrada de Monardez, principal ruta de acceso hacia el valle del Elqui, se vio interrumpida durante la mañana de este viernes, debido a los rodados que se presentaron en el sector, producto de las constantes precipitaciones, las que generaron desprendimiento de rocas,poniendo en peligro el normal tránsito por la ruta D-41. 

Por su parte, en Pelicana la situación se tornó compleja, donde los rostros de asombro e incredulidad se reflejaban en cada uno de los vecinos del sector. El desborde del río no sólo inundó sus casas,sino también aisló por completo la localidad, hecho que no ocurría hace años, según comentaban.

Tras el desborde del río, personal de emergencias, encabezado por Carabineros, Ejército y Bomberos, iniciaron de manera oportuna la evacuación de cerca de un centenar de vecinos que vivían en las localidades cercanas a la ribera del río y que fueron afectadas por la bajada de las quebradas de Marquesa, El Arrayán, Quebrada de Talca, entre otras.

En Marquesa el panorama era totalmente similar al vivido en Pelicana. El importante flujo de agua que baja desde la quebrada de la localidad no sólo impide el acceso hacia el interior del pueblo, sino también mantiene aisladas a otras localidades como Condoriaco, Talcuna, Viñita, Almirante Latorre, entre otras.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X