• Especialistas advierten que la zona comenzará a recibir eventos extremos de lluvia y sequía más marcados
    Especialistas advierten que la zona comenzará a recibir eventos extremos de lluvia y sequía más marcados
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Expertos en meteorología explican los alcances de este núcleo frío que llegaría con características de temporal. Sería uno de los efectos que provocaría en la zona el cambio climático

Expectante se mantiene toda la región a la espera del inicio de estas lluvias con características de temporal que arribarían a la zona con mayor intensidad entre jueves y viernes y que dejarían un total de agua caída que podría superar los 100 milímetros en algunos sectores, más de lo que precipita en la zona en todo un año.

Marco Hernández, meteorólogo de la Dirección Meteorológica de Chile en conversación con El Día ratificó la mañana de este miércoles el pronóstico e indicó que el evento “estaría empezando esta noche con algunos chubascos de forma aislada y débiles. Las precipitaciones de tipo lluvia, en tanto, estarían empezando este jueves durante la mañana en forma débil y lo más intenso sería la durante la tarde y hasta la madrugada del día viernes, declinando durante la tarde del mismo día”.

En cuanto a los montos de precipitación, el profesional especificó que el día jueves estaría lloviendo en la costa de la región alrededor de 30 a 40 milímetros y el día viernes entre 15 y 20 milímetros. Por su parte en los valles, entre 40 y 50 milímetros el jueves y entre 10 a 15 el día viernes.

“Esto irá acompañado también con viento, con rachas de hasta 60 kilómetros por hora en la costa. No se descartan tormentas eléctricas, pero podrían afectar a algunos sectores de la cordillera o precordillera”, agregó Hernández.

Pero ¿En qué consiste este inusual fenómeno y que características tendría para traer tantas precipitaciones solo en 2 días para una zona que no acostumbra a recibir este nivel de lluvias?

Según explica el meteorólogo, se le denomina como una baja presión activa, que es diferente a un sistema frontal como los que se acostumbran presentar en verano.

“La diferencia con el sistema frontal es que este último es el contraste de dos masas de aire, no es tan activo como esto que viene, con un gran monto de precipitaciones, lluvia fuerte, viento asociado”.

Es un núcleo frío, añade y la característica principal que tiene “es que se presenta con precipitaciones intensas en un periodo corto de tiempo, entonces va a ser continuo por dos días. Entonces va a ser moderado a fuerte a partir del jueves en la tarde y hasta el viernes en la madrugada.

“Se caracteriza principalmente por la cantidad de precipitación que va a llegar a la zona, porque estamos esperando montos que son generalmente lo que llueve en un año en la región de Coquimbo, que son 78 milímetros, lo que podría caer en 2 días y eso no se había dado desde el año 2014 y 2011, según los registros que tenemos”, especificó.

Por su parte, el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA) detallaron en su informe que se trata efectivamente de un núcleo frío en superficie (también conocido como Baja Segregada). Este fenómeno, según indican, está asociado a un río atmosférico con abundante agua precipitable, razón por la cual las precipitaciones serán intensas.

“Un río atmosférico es una región larga y angosta en la atmósfera, como un curso de agua en la atmósfera, que transporta grandes cantidades de vapor de agua desde las zonas tropicales hacia las zonas de latitudes medias. En nuestro país la zona de latitudes medias corresponde aproximadamente entre la Región de Atacama y de Magallanes”, precisan.

Asimismo, agregan que normalmente las situaciones descritas anteriormente, de abundantes precipitaciones, están asociadas al Fenómeno de El Niño “pero en esta ocasión no será así, ya que éste se encuentra en estado Neutro. “Se ha observado que este fenómeno está influenciado por la Oscilación de Madden-Julian, que actualmente se encuentra en fase 8 y se espera que permanezca en fase 8 o fase 1 en los próximos días”.

“La Oscilación de Madden-Julian es una oscilación tropical, que implica una oscilación en las temperaturas, nubosidad, precipitación, presión al nivel del mar, entre otras variables, que tiene distintas efectos alrededor del mundo. Cuando esta oscilación tiene una gran amplitud y se encuentra en las fases 7, 8, 1 ó 2 en Chile central se observan más precipitaciones de lo normal”, puntualizan.

El meteorólogo regional, Cristobal Juliá, detalla que se trata de un fenómeno que viene desplazándose como un núcleo frío en altura “y después cuando se empieza a aproximar a tierra firme pasa a ser sistema frontal, por lo tanto, son las dos situaciones sinópticas que se dan”.

Respecto de lo que lo diferencia de un sistema frontal normal, señala que en general éste último no tiene tanta energía como la que tienen los núcleos fríos “en especial este que viene con mucha energía, entonces, estamos hablando de un sistema frontal con características de núcleo frío y temporal, por lo tanto es todo mezclado y por eso la lluvia va a ser mucho más fuerte”.

Según detalló, habría dos fenómenos que estarían influyendo en esto. Uno es el denominado índice de bloqueo, que es una alta de bloqueo que se ubica en el extremo Austral de Chile que está despejado “y eso propicia que los sistemas frontales incursionen a ciertas latitudes”.

Y por otro lado, dice, tenemos la oscilación de Madden-Julian “que es más compleja pero que explicaría la energía que trae esta onda. Esto no responde al fenómeno de El Niño, que es lo habitual”, precisa.

 

CAMBIO CLIMÁTICO

Cristóbal Juliá advierte que efectivamente este tipo de eventos son causa del denominado cambio climático que se estaría generando en el planeta. “Hay datos duros al respecto, no es una teoría, no es una hipótesis. Del origen podríamos estar en discusión, pero de que está ocurriendo está ocurriendo”, enfatiza.

Este cambio climático, afirma, está comenzando a modificar toda la climatología de distintas zonas del mundo “y la región de Coquimbo es especialmente susceptible a este cambio climático, por lo tanto los eventos extremos van a ser mucho más notorios y por eso tampoco no es ninguna novedad que estemos experimentando una mega sequía de más de 15 años”.

En este escenario, indica, lo que se va a comenzar a dar es que en la zona se den los dos polos de estos eventos extremos “por un lado estas lluvias que llegan a ser súper inusuales, tanto por la configuración sinóptica que tiene el sistema que viene como de la cantidad de agua que va a caer en este corto periodo de tiempo”, puntualiza Juliá.

 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X