• Durante el encuentro la intendenta regional, Lucía Pinto, mandató a las entidades relacionadas con el área a adelantar los planes de contingencia y evitar problemas como los ocurridos en años anteriores.
    Durante el encuentro la intendenta regional, Lucía Pinto, mandató a las entidades relacionadas con el área a adelantar los planes de contingencia y evitar problemas como los ocurridos en años anteriores.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Especialistas no descartan que se presenten precipitaciones tempranas, lo cual marca un llamado de atención a estar preparados para eventuales aluviones. Desde el gobierno regional se comenzarán a preparar planes de contingencia.

Este martes en la intendencia regional se realizó una reunión en la que participaron representantes del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA), Cazalac, INIA Intihuasi, la Dirección de Obras Hidráulicas, la Onemi, el Gobierno Regional y otras entidades relacionadas con el área, ocasión en la cual los expertos informaron respecto de los pronósticos en materia de precipitaciones para los próximos meses.

En la oportunidad, gerente corporativo de CEAZA, Claudio Vásquez, detalló que lo que indican los especialistas es que en la región se presenta un fenómeno de El Niño débil, por lo cual existe probabilidad de que se presenten lluvias en la zona. “Al menos los índices marcan que debiesen esperar precipitaciones”, especificó.

De hecho, Vásquez sostiene que, de acuerdo a los modelos, no se descarta que se puedan generar precipitaciones tempranas en la temporada “lo cual marca un llamado de atención a estar preparados para eventuales aluviones”.

Según indicó, la idea de dar conocer esta información no es generar alarma “sino un llamado a la prevención, a la preocupación y a estar con las acciones de planificación adecuadas”.

En este sentido, agregó que precisamente el objetivo de la reunión es empezar la coordinación entre las distintas instituciones del área “tanto en materia de prevención como en algunas medidas de emergencia que puedan ocurrir”.

Se trata, especificó Vásquez, de un pronóstico estacional, pero indicó que habrá que estar atentos a los pronósticos que vaya emitiendo el Ceaza en el corto plazo, que se entregan entre 3 y 5 días antes de la ocurrencia de algún evento climático. “Vamos a estar informando lo que vaya pasando, pero la idea es estar atentos”, puntualiza.

73% de su capacidad en promedio registran a la fecha los 8 embalses de la región.

Ante esto, la intendenta regional, Lucía Pinto, quien encabezó el encuentro, valoró los antecedentes que fueron proporcionados, pues permiten, indicó, adelantar los planes de prevención.

“La importancia de esta reunión es estar preparados, conocer cuáles son los posibles escenarios a los cuales nos vamos a enfrentar durante este año debido a las posibles lluvias y poder tomar las medidas y resguardos necesarios”, precisó.

En este sentido, recalcó que se van a tomar todas las medidas y que ésta se constituirá en la primera de varias reuniones que se van a desarrollar para generar planes de contingencia. “Vamos a adelantarnos a las medidas preventivas que podemos tomar en la agricultura y, por otra parte, respecto a los riesgos que pudiese tener la población al vivir en lugares que puedan presentar algún riesgo por lluvias intensas y temporales, de manera de poder evitar situaciones como las ocurridas años anteriores”.

El pronóstico se constituye en una buena noticia para la agricultura, pues es positiva en materia de disponibilidad hídrica. Sin embargo, el seremi (s) de Agricultura, Eduardo Rodríguez, hizo un llamado al sector a comenzar a prepararse por los efectos adversos que podrían generar eventuales inundaciones.

“Vamos a adelantarnos a las medidas preventivas que podemos tomar de manera de poder evitar situaciones como las ocurridas años anteriores”, Lucía Pinto, intendenta regional

“En un cambio climático como el que estamos viviendo es muy difícil pronosticar exactamente cómo van a ocurrir las precipitaciones, por eso el llamado a los agricultores es siempre la prevención, mantener la infraestructura en buenas condiciones, tratar en lo posible de mantener y tomar seguros agrícolas que nos permitan poder pasar esta temporada invernal de la mejor manera posible”, recalcó.

Cabe destacar que, en líneas generales, la Región de Coquimbo hoy está en mejor situación que los últimos años respecto de acumulación de agua en sus embalses. Sin embargo, las precipitaciones han estado bajas hasta  fines  de enero de 2019, situación que genera cauces bajo lo normal en los ríos de los tres valles de la región, con los niveles más bajos en la provincia del Choapa.

Según el último informe de embalses emitido por la Dirección General de Aguas, los ocho embalses de la región hoy están al 73% de su capacidad total en promedio, con un embalse Puclaro al 90% y La Laguna al 100% en Elqui; La Paloma al 67%, Recoleta al 84%, Cogotí al 66% y Culimo al 64% en Limarí; mientras que los embalses Corrales y El Bato, en Choapa, se mantienen al 79% y 75% respectivamente. 3701i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X