Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Especialistas señalan que el 2017 ya puede ser considerado como un año lluvioso. Respecto de las proyecciones para los próximos meses, no se descartan nuevos eventos de precipitaciones.

Pese a que se registraron en mucho menor medida que la semana pasada, nuevamente las lluvias producidas el día de ayer provocaron anegamientos en algunas calles y cortes de caminos tras la bajada de las quebradas. En la comuna de Vicuña se vieron interrumpidas las vías por el aumento de caudal en las quebradas Leiva y El Arenal. Sin embargo, el problema mayor se repitió en Marquesa, donde el agua volvió a resurgir provocando serios problemas a la población (ver nota aparte).

Pese a ello, el panorama es mucho más alentador. Absolutamente blancos amanecieron los paisajes de diversos poblados del interior. La nieve cayó incluso entre los 1.000 y 1.200 metros de altura dejando ver este fenómeno en localidades de las tres provincias como Pisco Elqui, Paihuano, Tulahuén, Rapel y Santa Virginia en Illapel.

Esto, por supuesto, abre las esperanzas para los agricultores de la región, aunque  se mantienen cautos y señalan que pese a que la acumulación que se registra hasta ahora es muy positiva, hay que esperar a que avance el invierno para saber a ciencia cierta el aporte que tendrá.

La presidenta de la Junta de Vigilancia del Río Elqui, Mariela Arqueros, indica que ya con el evento registrado la semana pasada en el sector de La Laguna, en la cordillera del Elqui, se registraba una acumulación de 1,18 metros de nieve, a los que se sumaban 10 centímetros más hasta las 8 de la mañana de ayer. 

“Esto es muy positivo, pero es prematuro aventurarse con un pronóstico. Es muy bueno, una excelente noticia empezar el invierno con este registro, mejora la condición, pero no es algo que te permita dar por resueltos los problemas de la agricultura”. 

Eso, agrega, se sabrá en agosto, cuando se emita el informe que determine lo que serán los deshielos. “Esta nieve va  a sufrir viento, radiación, puede seguir acumulándose más, eso no se sabe, va a depender de diversos factores, pero por ahora se ve un escenario muy esperanzador”, precisa.

Similar opinión tiene Luis Lohse, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Choapa, quien señala que tras el evento pasado en el sector El Soldado se alcanzaron a acumular entre 3 y 3 metros y medio de nieve, que se sumarían al registro de ayer. “Si van a venir lluvias en julio y agosto sería excelente, porque ahí tendríamos más acumulación de nieve, pero muchas veces con las lluvias tempranas, aunque sean abundantes, igual en el verano se nos puede generar una crisis. Si vienen lluvias, aunque sean cortas, pero con harta nieve, mucho mejor”, puntualiza.

INCERTIDUMBRE PARA EL INVIERNO

El meteorólogo regional Cristóbal Juliá sostiene que con lo que ha caído hasta la fecha en la región ya se podría hablar de que el 2017 sería un año lluvioso. “El superávit de agua caída en La Serena y Coquimbo alcanzaría un 300% y todas las comunas de la región ya registran un superávit en cierta medida”, recalcó.

Eso sí, indica, debido a la inestabilidad que ha presentado el clima, es muy complicado establecer lo que se vendría para los próximos meses. “Todo apuntaba a un año seco, tirando para normal o normal a seco y ahora el panorama ha cambiado radicalmente. Lamentablemente, cuando se está en fase neutra del fenómeno de El Niño al parecer todo puede pasar, si a eso le agregamos además el cambio climático, es difícil decir que los eventos como el que tuvimos la semana pasada se vayan a repetir o que vayamos a tener un año lluvioso”, plantea.

En todo caso, añade Juliá, con los dos eventos de lluvias que se han registrado en la zona ya se puede tener mayor tranquilidad respecto a la disponibilidad del recurso. “La verdad es que en estos momentos la respuesta de lo que vendrá es súper difícil de dar, hay un poco de incertidumbre, creo yo. Los efectos del cambio climático están siendo cada vez más evidentes y por supuesto que podríamos tener más eventos de precipitaciones, porque todavía ni siquiera comienza el invierno”. 

¿SE ESPERAN NUEVAS LLUVIAS?

Respecto a si se esperan nuevos registros de precipitaciones en los próximos días, el meteorólogo regional señaló que por lo menos para los próximos 5 días no se avizora la presencia de nuevos sistemas frontales, pero sí los termómetros descenderían en los valles interiores.

“Se esperan bajas temperaturas y heladas matinales en los sectores bajos de la precordillera, en los valles principalmente, en lugares como Salamanca, Huintil, Vicuña, Paihuano, Monte Patria, Rapel, El Palqui durante el sábado, domingo y lunes, pero con buenas condiciones de tiempo”.

Ya hacia el día miércoles de la próxima semana, advierte, comienza a salir de nuevo nubosidad “pero por ahora no se esperan más precipitaciones”.

Así también lo advierte el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA), que alerta que “tras el término de las precipitaciones se espera que gran parte de la Región de Coquimbo registre heladas durante las mañana de los días viernes 19 y sábado 20 de mayo”.

Para la provincia de Elqui, en el sector costero se esperan mínimas de entre -1° y 1° ambos días, mientras que en los valles variarían entre -2° y 0° el viernes y -1° y 1° el sábado. En la precordillera, en tanto, los termómetros podrían descender hasta los -4°.

Por su parte, en Limarí, en los valles se esperan entre -2° y 0° en el valle y la precordillera y en Choapa -2° a 0° en los valles y -4° a -2° en la precordillera.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X